Una docena de países de la UE dedican más porcentaje del PIB al gasto social que España

según datos de Eurostat

Guardar

gasto social europeo
gasto social europeo
La Oficina Europea de Estadística (Eurostat) ha anunciado que, en el año 2015, un 29 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de la Unión Europea (UE) se invirtió en protección social, y que España se sitúa por debajo de esta media europea con un 24,7 por ciento de su PIB dedicado al gasto social, una cifra que superan hasta doce países de la UE, incluidos Portugal, Grecia e Italia, entre otros.

Se trata de un dato siete décimas menor que la registrada en 2014 (25,4%) y muy similar al porcentaje destinado en 2010 (24,6%). De acuerdo con Eurostat, el gasto social medio en la Unión experimentó un ligero incremento desde 2010, cuando fue de un 28,6 por ciento del PIB. Sin embargo, matiza, esta nueva media estadística "enmascara grandes disparidades" entre los Estados miembros, que reflejan diferencias en la calidad de vida y los sistemas de protección social nacionales, así como de las características demográficas, económicas y sociales de cada uno de ellos.

En concreto, los países con los ratios más elevados de inversión en este ámbito fueron Francia (34% de su PIB), Dinamarca y Finlandia (ambas con un 32%), mientras que el gasto se mantuvo por debajo del 20 por ciento en Rumanía y Letonia (15%), Lituania y Estonia (16%), Irlanda (17%), Malta, Bulgaria y Eslovaquia (18%) y la República Checa (19%).

Gasto per capita
En cuanto al gasto social per capita en relación con el nivel adquisitivo (PPS) -un dato que elimina las diferencias entre los niveles de precios nacionales-, éste mostró "grandes diferencias" entre los países europeos en 2015, según Eurostat.

El mayor nivel de gasto por habitante se registró en Luxemburgo, seguido por Dinamarca y Austria (más de 11 mil PPS), mientras que los valores más bajos se encontraron en Rumanía, Bulgaria y Letonia (menos de 3 mil PPS). En España, esta valor fue de 6,3 mil PPS per capita.

Por otra parte, de media en la UE, el capítulo que acumuló una mayor proporción del gasto social fue aquel dedicado a la tercera edad (45,2%), seguido por el sector salud (37%). En España, el gasto social se repartió de forma similar, con un 49,8 por ciento del gasto dedicado a las personas mayores, un 34,5 al ámbito sanitario, un 5,3 a la infancia y las familias, un 9 por ciento al desempleo y un 1,4 a la vivienda y exclusión social.