GrupoMayteCoiras1
GrupoMayteCoiras1

Un estudio amplía el mapa de biomarcadores que definen la gravedad de la Covid-19

el isciii ve, en los que tienen infección grave, mayor reactivación de herpesvirus

Guardar

La revista Frontiers of Immunology ha publicado una investigación, liderada por un equipo del Centro Nacional de Microbiología (CNM) del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), que completa el mapa de la reacción inmunitaria e inflamatoria en pacientes de la Covid-19, especialmente entre quienes desarrollan las formas más graves.

Los autores de este trabajo analizaron el fenotipo de linfocitos B, los anticuerpos neutralizantes y la reactivación de herpesvirus latentes, en 61 pacientes con diferentes cuadros de la Covid-19, que fueron reclutados en hospitales y centros de Atención Primaria de Madrid durante el primer pico pandémico, entre abril y junio de 2020. Una respuesta inmunitaria mejorada, pero ineficaz, y la reactivación latente de herpesvirus son algunos de los marcadores confirmados, que facilitarán el manejo clínico de los pacientes.

Según señala el estudio, "las personas con infección grave tenían más anticuerpos neutralizantes contra el SARS-CoV-2 que quienes mostraban una enfermedad leve". Además, estos pacientes graves mostraban títulos altos de anticuerpos IgG contra herpesvirus, "lo que confirma la hipótesis ya planteada de que la reacción inmunitaria e inflamatoria en personas con Covid-19 grave se acompaña de una mayor reactivación de CMV, EBV, HSV-1 y VZV, entre otros tipos de herpesvirus", indican el ISCIII.

En las personas con enfermedad grave "también se vio una mayor reactivación viral en plasma, en comparación con formas más leves de Covid-19, y diferencias significativas en el desarrollo de subpoblaciones de células B", recoge esta investigación, que añade que "en los pacientes graves se detectó una citotoxicidad celular dependiente de anticuerpos (ADCC) defectuosa".
Niveles de células B
“Los pacientes críticos mostraron niveles significativamente mejorados de células B con fenotipos de memoria y plasmablastos, así como niveles más altos de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 con capacidad de neutralización, que aumentaron particularmente en el género masculino. A pesar de todo esto, la citotoxicidad mediada por células dependiente de anticuerpos fue defectuosa en estos individuos”, señalan las autoras principales de este trabajo, Lorena Vigón, Maite Coiras y María Teresa López Huertas.