UGT y CSIT Unión Profesional piden a Madrid la parte pendiente de la extra de diciembre de 2012

Para sanitarios y otros empleados públicos

Guardar

Los sindicatos Unión General de Trabajadores (UGT) y CSIT Unión Profesional han reclamado para los sanitarios y el resto de empleados públicos "la recuperación de la parte pendiente de la paga extra de diciembre de 2012", lo que demandan tras el acuerdo de devolución "de algunos derechos" que desde el Gobierno central fueron eliminados.

image__ugt_fsp_400_6946646910817613289Según expone la Federación de Empleadas y Empleados Públicos de UGT Madrid (FeSP UGT Madrid), que forma parte de las organizaciones sindicales con presencia en la Mesa General de Negociación de los Empleados Públicos, éstas alcanzaron un acuerdo en noviembre de 2015 con el Gobierno de la Comunidad de Madrid para la mencionada recuperación.

"Se acordó que el último plazo lo pagarían en octubre de 2016 o en enero de 2017, según la disponibilidad presupuestaria", manifiesta UGT en relación con el Ejecutivo regional, al que la Administración central otorgó la potestad de devolver estos derechos. "Nuestra sorpresa ha sido que la voluntad del Gobierno autonómico no ha sido la de priorizar a sus empleadas y empleados públicos", declara.
Recorte de derechos y salarios
image__csit_union_profesional_8139963013065720398CSIT Unión Profesional sostiene en esta línea que "desaprueba" el hecho de que el Gobierno de la Comunidad de Madrid "retrase hasta enero de 2017 el último tramo de la paga extra de 2012 a los empleados públicos". "Una vez más, los perjudicados de la crisis en la que nos vemos sumergidos, en esta ocasión, resultado de la situación de bloqueo político nacional, son el conjunto de empleados públicos de la Comunidad de Madrid, que ven alterados y recortados sus derechos salariales y laborales", subraya.

"La posible congelación de los salarios públicos para el próximo año, así como nuevos recortes, sin que estas posibilidades hayan sido ratificadas oficialmente por Función Pública, demuestran una nueva falta de respeto hacia los empleados públicos madrileños, que cumplen con responsabilidad, independencia y profesionalidad sus cometidos", prosigue este último sindicato.

Por último, CSIT Unión Profesional emplaza a que el Ejecutivo regional "resuelva sus obligaciones con diligencia y compromiso, ya que para solucionar los problemas financieros que pueda provocar la continuidad de un Gobierno del país en funciones, se habría de mirar, única y exclusivamente, los presupuestos aprobados por la Comunidad de Madrid".