Tres de cada cuatro pacientes con polineuropatía asociada a la diabetes reconoce que el dolor afecta a su Salud Mental

Según una encuesta europea patrocinada por Grünenthal y presentada en el Congreso de la Sociedad Española de Diabetes

Dolor
Dolor

Guardar

Con motivo de la celebración, este lunes, 14 de noviembre, del Día Mundial de la Diabetes, la compañía farmacéutica Grünenthal ha puesto de relieve una encuesta europea que patrocinó y que muestra que el 75 por ciento de los pacientes con polineuropatía asociada a esta enfermedad reconoce que el dolor afecta a su Salud Mental.

En concreto, este laboratorio sostiene que el citado trabajo, que fue apoyado por la Federación Europea del Dolor (EFIC, por sus siglas en inglés), la Alianza Europea del Dolor (Pain Alliance Europe) y la Federación Española de Diabetes (FEDE), fue realizado por Ainhoa Reta Murua, quien es enfermera de la Unidad del Dolor del Hospital Universitario Son Llàtzer de Mallorca y que lo presentó en el Congreso de la Sociedad Española de Diabetes (SED).

Según expone Grünenthal, la polineuropatía diabética dolorosa (PNDD) "es una complicación frecuente que afecta, aproximadamente, a uno de cada tres pacientes diabéticos". Así, "se produce como consecuencia de la disfunción de los nervios periféricos y se caracteriza por presentarse como una neuropatía distal simétrica asociada a dolor crónico de inicio en dedos y pies", explica.

"Este dolor, que a veces progresa gradualmente a pantorrillas, rodillas y manos, se puede abordar con tratamiento", continúa esta compañía, que, en relación con la mencionada encuesta, declara que "uno de cada tres pacientes con PNDD refiere dolor intenso diario, y para el 49 por ciento de la muestra, el dolor impacta de manera directa en sus actividades cotidianas".

Datos

Además, este trabajo señala que un 37 por ciento de los pacientes presenta baja autoestima. "El 52 por ciento de los pacientes trabajadores informa haber perdido más de cinco días de trabajo en los últimos 12 meses debido a su PNDD", añade, al tiempo que destaca que "solo un 39 por ciento recibió un diagnóstico formal, mientras que un 42 por ciento obtuvo un tratamiento específico para la PNDD".

Otros datos que recoge esta encuesta son que el 71 por ciento dice estar satisfecho con el tratamiento recomendado y que un 68 por ciento fue advertido por un profesional sanitario sobre la posibilidad de desarrollar PNDD. "Sin embargo, el 64 por ciento afirmó tener poco o ningún conocimiento de la enfermedad", subraya.

"La concienciación de los profesionales sanitarios sobre la PNDD y su impacto en los pacientes es fundamental para favorecer la comunicación entre paciente y profesional respecto a esta patología y poder aumentar, así, las tasas de diagnóstico y tratamiento", manifiesta la autora de este trabajo, que cree que es necesario "mejorar la educación ofrecida a los pacientes acerca de su patología y sus posibles complicaciones".

En este contexto, la gerente de la FEDE, Mercedes Maderuelo, sostiene que la PNDD "afecta a las relaciones sociales, laborales y familiares, fundamentalmente". El principal problema es que el paciente "no puede realizar una vida normal ni desarrollar acciones cotidianas, como, por ejemplo, en muchos casos, conducir, trabajar o dar un paseo", lamenta.

Aumenta la probabilidad de amputación hasta 10 veces

Junto a ello, Mercedes Maderuelo destaca que existe evidencia científica de que la PNDD "aumenta la probabilidad de amputación hasta 10 veces". En muchas ocasiones, la progresión de la enfermedad produce la aparición de nuevas complicaciones a las que "no se les sabe dar respuesta a tiempo", agrega.

"Los pacientes necesitan, ante todo, un tratamiento personalizado; primero, para prevenir complicaciones, y, segundo, una vez desarrolladas, que se cuente con el mejor tratamiento", prosigue Maderuelo, que considera que, "de esta forma, es posible mejorar el pronóstico de la evolución de la complicación".

Por último, esta representante de la FEDE asegura que falta información sobre esta dolencia, además de que hay un alto porcentaje de personas infradiagnosticadas, tal y como evidencia esta encuesta. "Necesitamos más acciones de información y de comunicación de esta complicación de la diabetes por parte de los profesionales sanitarios", finaliza.

Archivado en: