Educación Médica
Educación Médica

La Fundación Lilly cita la transformación curricular y la mejora del clima educativo, entre los retos de la Educación Médica

En su XV Encuentro Anual, organizado por la Cátedra de Educación Médica Fundación Lilly- Universidad Complutense de Madrid

Guardar

En el XV Encuentro Anual 'Educación Médica: necesaria en la enseñanza de la Medicina', organizado por la Cátedra de Educación Médica Fundación Lilly- Universidad Complutense de Madrid (UCM), en colaboración con la Sociedad Española de Educación Médica, los especialistas asistentes han citado la transformación curricular y la mejora del clima educativo, entre los principales retos de la Educación Médica actual.

Esta edición pretende servir de homenaje al papel que la Educación Médica tiene como servicio en el mundo académico, así como para identificar las áreas de mejora, reconociendo e implantando las mayores y mejores evidencias e innovaciones educativas con resultados fruto de la experiencia: y aplicarse a todos los niveles educativos en Ciencias de la Salud, desde el Grado al Posgrado y, más allá, al desarrollo profesional continuo.

Según puso en valor el director de la Fundación Lilly y codirector de este curso, el doctor José Antonio Sacristán, "parece muy procedente y necesario compartir algunas realidades, también algunos mitos y, sobre todo, algunos retos sobre lo que la Educación Médica puede aportar, como área de conocimiento, a la enseñanza de la Medicina".

Durante esta jornada, se insistió en la necesidad de una transformación curricular, es decir, la necesidad de elaborar un currículum integral, flexible, centrado en el estudiante y bajo el enfoque de competencia, que favorezca un proceso educativo capaz de responder a las necesidades integrales de salud de nuestra población.

El gran reto

En este sentido, la doctora Montserrat Esquerda, quien es pediatra y directora del Instituto Borja de Bioética-Universidad Ramón Llull de Barcelona, subrayó, en su ponencia, que "la transformación curricular debe ir ligada al objetivo final, en cierta manera a definir qué es ser médico hoy en día, una pregunta difícil de contestar".

"En la Medicina convergen múltiples áreas, como la ciencia, la técnica, la relación de ayuda, la gestión del dolor y el sufrimiento, acompañamiento, etcétera. Algunas de estas áreas han presentado un crecimiento exponencial en las últimas décadas y, por ello, no todos los médicos en la actualidad pueden conocer y manejar bien toda la farmacopea o realizar un número elevado de intervenciones", apuntó esta especialista.

Por su parte, el director de la Cátedra de Educación Médica Fundación Lilly-UCM, catedrático de Medicina, profesor Emérito de la UCM y del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) y presidente de la Sociedad Española de Educación Médica (SEDEM), el profesor Jesús Millán, resaltó que "el gran reto de los planes de estudio es mantener un currículum académico que forme los médicos que la sociedad necesita".

"El itinerario formativo curricular es determinante para obtener un perfil de egresado que garantice que está preparado en sus responsabilidades frente a la ciencia médica, a los enfermos y a la sociedad. Por ese motivo, es necesario adoptar modelos curriculares orientados a la adquisición de competencias. La gran diferencia en los distintos planes de estudio no viene determinada por los contenidos de un currículum, sino por cómo se lleva a la práctica la enseñanza", apuntó Jesús Millán.

Ser buen docente

En relación con esta cuestión, se considera que ejercer la Medicina hoy en día es más complejo que antiguamente y la educación para ser médico, también. "Tradicionalmente, se ha dado por hecho que el profesional que es un buen médico también es un buen docente, pero no es así. Hoy en día, ser médico requiere desarrollar diferentes competencias, más allá de adquirir conocimientos, y es imprescindible plantearse cómo se garantiza que estas competencias se desarrollen a través de diversas metodologías, y cómo estas se evalúan", finalizó Montserrat Esquerda.

Archivado en: