REPORTAJE
REPORTAJE

Tomás Cobo aspira, en su Presidencia de la OMC, a "digitalizar" la labor de los médicos

el pasado 27 de febrero, ganó las elecciones de la corporación

Guardar

La Organización Médica Colegial (OMC) ha informado de los resultados de las elecciones a la Presidencia de esta corporación, celebradas el pasado 27 de febrero, según los cuales el doctor Tomás Cobo obtuvo la mayoría de votos, por lo que pasa a ser su nuevo presidente, con un "objetivo crucial: la digitalización de todos los procesos administrativos a los que el médico se enfrenta cada día".

Tomás Cobo, que hasta ahora ocupaba el cargo de vicepresidente primero, presidirá esta organización durante los próximos cuatro años, tras haber logrado 23 votos, frente a los 21 que obtuvo el presidente saliente, el doctor Serafín Romero; y los tres de la actual vicepresidenta del Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM), la doctora Luisa María González; con cuatro votos en blanco y uno nulo.

Enrique Guilabert, Rosa Arroyo y Tomás Cobo

En estos comicios también fueron elegidos la doctora Rosa Arroyo, para continuar en la Vicesecretaria General de la OMC, y el doctor Enrique Guilabert, que sustituye al doctor Jerónimo Fernández Torrente al frente de su Tesorería. Después de los resultados de las votaciones, el cargo de vicepresidente primero queda vacante por el momento.
Carrera profesional
El nuevo presidente de esta institución médica es especialista en Anestesiología y Reanimación y, actualmente, desarrolla su labor asistencial en el cántabro Hospital de Sierrallana, en Torrelavega, y en la Clínica Mompía, también en Cantabria, provincia en la que ostentó el cargo de presidente del Colegio Oficial de Médicos, desde 2011 y hasta 2017.

Además, Cobo también ocupaba la Vicepresidencia de la Fundación para la Cooperación Internacional de la Organización Médica Colegial (FCOMCI) y, actualmente, continúa como vicepresidente de la Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS).
Principales objetivos
Antes de ser elegido presidente de esta corporación, Cobo aseguró que presentaba su candidatura a las elecciones con el objetivo de "conseguir que el Consejo General sea lo más útil, lo más ágil, lo más dinámico y lo más eficiente posible a la hora de ayudar a los 52 Colegios de Médicos de España y que esto repercuta, directamente, en beneficio de nuestros colegiados y colegiadas".

Además, "debemos estar en vanguardia en esa revolución digital", expresó, sobre lo cual defiende "la firma electrónica, los certificados médicos electrónicos, el registro médico digital en el que el profesional pueda guardar su carrera sin necesidad de acumular títulos y documentos en papel".

Tomás Cobo

"La organización necesita modernizarse, en su generalidad, evolucionar de forma paralela a cómo lo hace nuestra profesión y la sociedad y adaptarnos a las nuevas realidades de nuestra profesión. Debemos impulsar la igualdad de género en todos los ámbitos de la profesión. Nos corresponde trabajar para conseguir que sea una institución a la vanguardia del siglo XXI", señaló el, entonces, candidato a la Presidencia.

Asimismo, para Cobo, "hay tres ejes principales de acción en los que la OMC debe jugar un papel esencial: la formación médica continuada y su acreditación internacional; la cohesión de todos los colegios para la protección social de nuestros profesionales y la cobertura de seguridad para los médicos cooperantes y voluntarios".
Una revisión ante la Covid-19
En cuanto al trabajo realizado por esta organización durante la pandemia de la Covid-19, el presidente electo destacó que es necesaria "una revisión total con perspectiva, repasar las lecciones aprendidas y trabajar para que seamos rápidos, que no lleguemos tarde y que las propuestas se materialicen en acciones reales que ayuden a médicos y médicas".

"Nuestra línea de trabajo más importante es la de estar al lado de nuestros compañeros que han resultado infectados y al tanto de cualquier necesidad que puedan generar ellos y sus familias. También en el caso de las familias de los compañeros que han fallecido. Para ello, nuestra Fundación para la Protección Social debe permanecer alerta", insistió Cobo.

Asimismo, aunque valoró la declaración de la Covid-19 como enfermedad profesional para sanitarios como "un gran paso", Cobo manifestó que el reto ahora es "conseguir que la Medicina sea considerada una profesión de riesgo porque, sin lugar a dudas, lo somos". Sobre la actualización del Código de Deontología Médica, en la cual se encuentra inmersa la OMC, apuntó que "las nuevas tecnologías y la revolución del big data son áreas que requieren una visión deontológica".
Apoyo de la Sanidad Privada
El Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS) felicita al nuevo presidente de la institución y a su Junta Directiva y se pone a su disposición para "apoyar, desde la perspectiva del sector privado, el desarrollo de la profesión médica y poner en valor su actividad", ya que "el sector sanitario de titularidad privada emplea a 61.988 médicos, tanto en el ámbito hospitalario como extrahospitalario".