Tecnología y genética revolucionan la Dermatología del siglo XXI

Según especialistas reunidos por la Clínica Dermatológica Internacional

Guardar

presentacion-cdi
presentacion-cdi
Un año después de la inauguración de su nueva sede, la Clínica Dermatológica Internacional (CDI) ha reunido a miembros de esta especialidad, y otras afines, que acreditaron que la tecnología y la genética están llamadas a revolucionar la Dermatología en el siglo XXI, en un acto que contó con la introducción del presidente de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), Emilio de Benito.

Ricardo Ruiz
Toda la Dermatología
El titular de la CDI, el doctor Ricardo Ruiz, afirmó que este centro es el primero de España que se dedica a la Dermatología en todo su espectro asistencial. Para evocar los orígenes de este proyecto integral, se remontó a sus orígenes personales como vecino del Hospital Universitario 12 de octubre de Madrid, cuando de niño vivía en el mismo barrio y nació en él su vocación por la Medicina y la Dermatología.

Este fue un reto que, posteriormente, acrisoló Ricardo Ruiz durante su etapa formativa fuera de España, según informó, hasta el momento actual, en el que la clínica dispone de tres quirófanos de cirugía mayor de cáncer de piel, además de laboratorio propio de Anatomía Patológica y espacio para la actividad docente.
Ejemplos vivos
Como clave de su éxito, citó Ruiz haber sabido rodearse de los mejores colaboradores, capaces de abordar todos los problemas clínicos de la Dermatología. Para ilustrarlo, señaló a pacientes como Inés, Beatriz, Lucía, Mateo y Julián, quienes encontraron diagnósticos rápidos y tratamientos adecuados a una dermatomiositis visible en párpado enrojecido, que fue aviso de un cáncer de mama atajado de manera inmediata; una neurofibromatosis detectada desde la piel, que fue advertencia de un posible cáncer cerebral; un melanoma visto a tiempo en microscopio; un caso severo de acné; y otro también de psoriasis que cursó con éxito para el paciente.

Ejemplos todos ellos, en palabras de este ponente, de que la Dermatología es la cara externa de la Medicina Interna, con la importancia que supone, expresó, de que uno de cada cuatro personas de los asistentes al encuentro desarrollará un cáncer de piel en el curso de su vida; con datos a tener en cuenta, como que las células del cerebro y de la piel comparten un mismo origen, que la psoriasis avanzó más en 15 años que en los últimos tres siglos y que las quemaduras solares infantiles pueden derivar en melanoma con el tiempo, un problema que genera un diagnóstico cada minuto en Estados Unidos, además de un fallecimiento cada hora.
La Dermatología en sus fases
Por eso, Ruiz habló de tres fases en la historia de la Dermatología. La primera, de base clásica y radicada en grandes hospitales. La segunda, como una explosión muy apoyada en centros privados, cirugía, enfoque estético y nuevos fármacos. Y, en tercer lugar, la era de la tecnología en la que entramos, en la que un algoritmo puede resultar más preciso que 52 especialistas, al tiempo que hay colgantes de adorno con sensores de rayos ultravioleta para advertir del peligro sobre la excesiva exposición que sufre el portador.

Y concluyó el titular de la CDI con aquella frase de Abraham Lincoln según la cual el que quiera controlar el futuro deberá ser capaz de crearlo, momento en que también tuvo palabras de elogio para el doctor Iglesias, eminente dermatólogo y patólogo.

José Luis Rodríguez Peralto
A la caza de mutaciones
El jefe de Anatomía Patológica del Hospital Universitario 12 de Octubre, el doctor José Luis Rodríguez Peralto, compartió sus experiencias con el melanoma, una alteración genética que debe ser distinguida del nevus benigno y para el cual hay que encontrar dianas terapéuticas.

Todo ello tras haber caído el falso mito, aclaró José Luis Rodríguez Peralto, de que el melanoma sea una patología única en sus manifestaciones concretas, al igual que, ya dentro de la era de la patología molecular, y como paso más allá de la anatómica, también vio alteraciones genéticas en NRAS y BRAF, en nevus congénitos.

En cualquier caso, Rodríguez Peralto precisó que el melanoma cutáneo presenta en un 50 por ciento mutación BRAF, que puede ser tratado con fármacos actuales, al tiempo que hay lesiones Spitzoides con mutaciones en ROS1 y BRAF, cuyo tratamiento busca eliminar metástasis.
Evolución en marcha
Como novedades asentadas, mencionó este ponente la tecnología FISH, desde 2003, que apoyó en un estudio de malignidad con maligno con una "n" de 133 pacientes, en los que se apreciaron muchas mutaciones, especialmente en los brazos cortos de los cromosomas 6 y 11, detectados mediante sonda. Igualmente, explicó aspectos de la nueva técnica de hibridación genómica comparada, capaz de encontrar muchas alteraciones cromosómicas y mutaciones de genes.

En ese punto, relató este facultativo con detalle el caso de un menor de pocos años con un nevus que le cubría buena parte de la espalda, cuyas dos biopsias confirmaron un diagnóstico benigno que, sin embargo, coincidieron con un tumor original adyacente a la columna vertebral que quedó enmascarado hasta que el paciente pediátrico manifestó síntomas graves.

Para evitar esos casos, Rodríguez Peralto confirmó que ya existe un panel con 123 genes muy útiles en Oncología y Dermatología, junto a la reciente liberación genética comparada y la búsqueda de diagnóstico diferencial mediante plataformas instaladas por la industria en hospitales públicos y privados.

Javier Vicente
Dermatología imposible ayer
El doctor Javier Vicente se ocupó en su intervención de los tumores más comunes que todos los otros órganos juntos, es decir, aquellos que aparecen en la piel, como carcinomas basocelulares y epidermioides, para cuya prevalencia creciente recomendó el uso de técnicas de imagen no invasivas por sonido, luz o elasticidad de la piel, además de la microscópica confocal de reflectancia para elección de biopsia. Y ventajas en diagnosis, tumor residual, tumores con extensión subclínica, bordes afectos e información prequirúrgica, además de para monitorizar aquellos tratamientos que no son quirúrgicos.

También introdujo Javier Vicente en su discurso la microscópica confocal de fluorescencia, con algunas limitaciones, junto al uso del medicamento Vismodegib en tumores de rostro o cabeza no operables, gracias a su repuesta completa del 33,6 por ciento.

En cuestión de inteligencia artificial, citó Vicente el trabajo de André Esteva y Brett Kuprel, entre otros, que en 2017 llegaron a la conclusión de que una máquina puede ofrecer la misma fiabilidad diagnóstica que los propios especialistas, junto a otros estudios que permiten hablar de la detección de hasta 2.000 enfermedades.

Además, habló este ponente de la cirugía de Mohs y el futuro que supondrá muy pronto Patidegib, actualmente en ensayo Fase III, dado que, de momento, ya se ha mostrado muy eficaz al reducir las extensiones tumorales en piel.

Marta Feito
El factor psicológico
La responsable de la Unidad de Dermatología Pediátrica de la CDI, la doctora Marta Feito, resumió su charla realizada recientemente en Washington, ante la Academia Estadounidense correspondiente. Para ello, introdujo el problema del dolor que sienten los niños y el factor psicológico que es necesario controlar. Así, habló de soplar pompas de jabón y usar tabletas, u dispositivos de vibración que resultan más eficaces que la lidocaína tópica.

Para ilustrarlo, hizo esta ponente visionar un vídeo hecho en Brasil en el que unas gafas de realidad virtual convierten la difícil experiencia de la inyección para vacunar en un videojuego interactivo en el que el niño solo tiene que disfrutar.

Además, Marta Feito también habló de realidad mixta, como mezcla de aumentada y artificial, del anticuerpo dupilumab y del paradigma CRISPR/CAS 9 que revolucionará la edición genética, junto a sensores en calcetines inteligentes.

Ángel Pizarro
Profecía no cumplida
El responsable de la Unidad de Prevención del Melanoma de la CDI, el doctor Ángel Pizarro, recordó su etapa de formación como especialista, lo que le sirvió para asegurar que el pronóstico que se hizo hace 30 años de que el uso de protectores solares iba a reducir este problema de salud, no se cumplió, ya que el melanoma se multiplicó en los últimos tiempos.

Como se apreció en los hospitales universitario madrileños La Paz e Infanta Leonor, cuyas casos se acercaron a los 700 entre 2004 y 2014. Como nido del melanoma, señaló aquellas quemaduras que las personas se hicieron de niños, quizás por no usar protectores o por usarlos mal.

Ángel Pizarro, que otorgó una notable importancia a la vitamina D, analizó especialmente la aportación de la dermatoscopia digital, especialmente para vigilar las lesiones de piel, además de como anticipo de la precisión diagnóstica que supone la inteligencia artificial.

Ignacio Sánchez-Carpintero
Láser y sonido
El jefe de la Unidad de Láser de la CDI, el doctor Ignacio Sánchez-Carpintero, basó la tecnología dermatológica en el uso de la luz con diferentes longitudes de onda, para atacar lesiones vasculares y melanoma. Además, explicó que se usa la tecnología microondas para eliminar el agua retenida en casos de mal olor corporal.

Tal como refirió este facultativo, el nuevo láser vascular pulsado actúa sobre zonas de rojez y tatuajes, con efecto fotoacústico adicional, junto a láser fraccionado que genera columnas de eliminación de la epidermis dañada, al atravesar la capa córnea de la piel.

De la misma forma, se refirió Ignacio Sánchez-Carpintero a la resección fraccionada para quitar micro canales de piel, con aplicación también a la alopecia, mediante combinado de corticoides y otras sustancias en estudio.

A todo ello sumó este ponente la terapia fotodinámica, que consiste en aplicar un preparado, tapar durante tres horas, y aplicar láser y las referidas columnas de daño térmico. Todo ello sin dejar de citar el Hycoox Injector para inyección con nueve microagujas para administrar fármacos debajo de la capa córnea, junto a la combinación de calor y láser, con punta de titanio a 400 grados para ejercer surcado anti envejecimiento.

Dedicó para terminar, Sánchez-Carpintero, algunos minutos para hablar de resección fraccionar rotacional para grandes defectos y las columnas de piel con resultado de poca cicatriz y morbilidad, además de la estimulación por nano pulsos (NPS) y la terapia tópica por fotopartículas de Sebacia Medical en acné, al introducir láser de diodo en folículo, para limpieza selectiva con partículas de oro y plata.
Directo al pelo
El responsable de la Unidad de Salud Capilar (tricología) de la CDI, el doctor Alejandro Martín-Gorgojo, partió de datos comunes de alopecia androgénica para llegar a 100 tipos de pérdida de cabello, como los efluvios estacionales, alopecia areata y, más recientemente, por tracción en recogidos de pelo debido a las modas actuales.

Para referirse a la piel que ha perdido el cabello, habló Alejandro Martín-Gorgojo de dos tipos: cicatrizal y no cicatrizal, donde la primera no es reversible fuera de aplicar cirugía trasplantadora. También comentó la alopecia en diadema, que priva de la parte superior frontal del pelo, especialmente a mujeres, problema al que la genética se prepara para dar un respuesta satisfactoria.

Todo ello mientras que en alopecia areata, en clavas redondas en cualquier punto del cuero cabelludo, Martín-Gorgojo citó tratamientos biológicos inhibidores específicos, para pasar a continuación a comentar las células madre aplicadas a la vaina de la columna del folículo piloso, en fase aún de demostrar su eficacia

Mercedes Sáenz de Santamaría
Más que vótox
La alergóloga y médico estética Mercedes Sáenz de Santamaría afirmó que, en Medicina Estética, nunca es superfluo mejorar el bienestar psicológico de las personas. Sobre el tratamiento con toxina votulímica, relató su descubrimiento casual por dos oftalmólogos, al combatir un tipo de ceguera que generaba primero los pliegues que circundan los ojos, o patas de gallo.

En lo tocante a tratar las lesiones y defectos, describió esta ponente el abordaje en capas, desde la dermis y la epidermis hasta llegar al músculo, con el sistema Emsculp, basado en el principio de congelación de la grasa que se descubrió en las estadounidenses universidades de Harvard y Massachussets, gracias a un niño que comía muchos helados y, por ello, tenía mejillas sin grasa.

Además, detalló Sáenz de Santamaría aspectos de la contracción muscular inducida por ondas, que generan hiperplasia e hipertrofia de los grupos musculares y está especialmente indicada en la mujer tras los partos para recuperar la rectitud de sus músculos.
El futuro que llega
El responsable de Realidad Aumentada en la CDI, el doctor José Luis Ramírez Bellever, cifró la inversión en este campo en 60 billones de dólares para el año 2020. Dentro de su potencial, habló de hacer la cirugía más segura e incluso llegar más lejos que la ya de por sí moderna laparoscopia. Sobre esta tecnología que amplifica la realidad, razona que tiene un campo infinito en la enseñanza de los médicos, muy por encima de los maniquíes.

Además, puso este ponente ejemplos, como un Código QR en la puerta de la habitación de un paciente para que el médico pueda leer la historia con un dispositivo alojado en gafas especiales, con otros ejemplos que citó, como el uso de Accuvein para encontrar la vía o la vena en inyectables y administración parenteral o la simulación de cómo sería la lesión en el rostro de un paciente, cuando está sano.
Cirugía de Mohs
Con el mismo interés, este especialista mostró una operación realizada a un niño con labio leporino en Perú, mientras el cirujano actúa desde la ciudad británica de Londres. Concluyó con referencias a la cirugía de Mohs, que logra salvar el mayor volumen y superficie de tejido sano la abordar las lesiones de piel, sin olvidar tampoco una mención al sistema Proximie.