Sofía Haselgruber
Sofía Haselgruber

Sofía Haselgruber (número 1 MIR): "Si en España me ofrecen buenas condiciones" laborales, "no tengo pensado irme"

Entrevista a la aspirante con la nota más alta de la promoción de Médicos Internos Residentes de 2022

Guardar

Tras darse a conocer el listado provisional de resultados del examen de Médico Interno Residente (MIR) de la convocatoria de 2022 de Formación Sanitaria Especializada (FSE), publicado por el Ministerio de Sanidad, Acta Sanitaria ha entrevistado a la doctora Sofía Haselgruber, quien obtuvo la mejor calificación final, con una puntuación total de 103,2911, y que destaca que, en el plano laboral, si en España le ofrecen "buenas condiciones", no tiene pensado irse.

Acta Sanitaria (AS).- ¿Cómo recibió la noticia de que era la número 1 del MIR?

Sofía Haselgruber (SH).- Lo primero que ocurrió el día de la publicación de los listados fue el mensaje de Whatsapp de un amigo que, con tres audios, me comentó que, sin decirme que era la número 1, me daba la enhorabuena, diciéndome cosas como 'te lo mereces', 'eres increíble'... Así, sabiendo que ya estaban publicadas las listas, y con el corazón a 100, fui a descargarlas. Tras buscarme en la lista infinita de aspirantes, ya vi que era la número uno. En eso momento, pensé: ¿y ahora qué? Realmente, esa noticia ahora es pública, pero en ese instante nadie me había dicho nada más. Se lo dije a mi madre y a mi pareja. A los 20 minutos, ya apareció una noticia con mi nombre y diciendo que era la número 1 MIR. A partir de ahí, ese día mi teléfono empezó a inundarse de llamadas... mensajes en Twitter...

AS.-¿Le agobia estar estos días en el centro de la actualidad sanitaria?

SH.- ¡Uf! Sí, la verdad que más por la televisión. Hablar en la entrevista por teléfono, para la prensa escrita, lo llevo genial. Pero la tele es algo que yo hace una semana no habría pensado que saldría. Impresiona más e impone un poco.

AS.- Conocedora de la importancia que tiene la brecha de género en Sanidad, ¿cómo se siente al ser la primera mujer, desde 2013, que alcanza esta meta?

SH.- Pienso que en estos últimos 10 años han sido chicos los números 1 MIR como podrían haber sido chicas. El número 1 no fue una mujer en los últimos años pero sí el número 2. Entiendo que el número 1  tiene un montón de visibilidad, pero, antes que yo, ha habido chicas que han sacado resultados buenísimos. Realmente no demuestro nada.

"El número 1 tiene un montón de visibilidad, pero, antes que yo, ha habido chicas que han sacado resultados buenísimos"

Lo que sí que es verdad es que en los hospitales venimos de una herencia de hace 30 o 40 años en los que esa brecha de género sí se nota más. Ahora, avanzamos y creo que estamos en el camino hacia la igualdad total. Al final, los profesores y los jefes de Servicio son profesionales que llevan 50 años de carrerra y, claro, hace 50 años, las mujeres no lo tenían tan fácil. Ahora, nos toca a nosotras mostrar que se ha conseguido todo lo que hemos luchado. Soy mujer y he conseguido ser número 1 MIR, pero mañana no voy a ser jefa de Servicio, igual sí en 20 0 30 años, con una trayectoria profesional llegue a tener un 'puestazo'.

AS.-¿Qué valoración hace de sus años de Carrera en la Facultad de Medicina de Santiago de Compostela?

SH.- Han sido seis años duros. No quiero decir con esto que Medicina es una Carrera durísima. Tengo compañeros que han estudiado un montón en otros Grados y he de reconocer que la universidad es dura y no te pudes relajar. Yo he visto a todo el mundo estudiar, sufrir y pasarlo mal al final de todas las Carreras. Incluso, he oído decir que lo querían dejar. Así que Medicina es igual. Han sido seis años duros, pero también han sido seis años que, después de los exámenes y aprender, ves que todo merece la pena.

Para mi, el peor año fue el primero, el de adaptación, donde aún no había logrado ponerme a estudiar todos los días... Antes de los exámenes finales de junio-julio, estaba tan agobiada, y todo me superaba tanto, que decidí dejarlo y hacer piano, estudios en los que me quedaba hacer el Grado Superior. Llamé a mi profesor de piano para que me ayudara a prepararme el examen de acceso al Grado Superior y dejar Medicina. Pero mi madre me aconsejó estudiar y acabar, al menos, el primer año de Medicina. Al final, los exámenes me fueron fenomenal y, al ver las buenas notas que saqué, volví a llamar a mi profesor de piano para comunicarle que seguía con mis estudios de Medicina. Fue un drama lo que monté, pero seguí con mis estudios.

AS.- ¿Tiene claro qué especialidad escogerá para hacer su Residencia?

SH.- Dermatología, lo tengo claro. Me gustaban muchas especialidades, ya que la Medicina es muy bonita. Es muy difícil decir que no al resto de especialidades y renunciar al resto de conocimientos y aprender más de otros campos. Es un drama... tienes que renunciar a muchas cosas que te gustan de otras ramas y elegir solo una. Al final, me decanté por Dermatología.

"Al final, me decanté por Dermatología"

AS.- ¿Y tiene ya decidido el hospital que va a seleccionar?

SH.- Todavía no. Tengo aún que ir a distintos hospitales y, allí, hablar con la gente y ver que me ofrecen. Lo que sí te puedo decir es que yo soy gallega y Galicia tiene infinitas ventajas con hospitales donde podría quedarme, pero tengo puesto el ojo en Madrid. Parece que también tiene hospitales que son pioneros y me atrae un montón. Por otro lado, hay hospitales de Andalucía que me gustan mucho: dos de Granada y dos de Sevilla. Me llaman mucho, pero en el balance para tomar mi decisión son ciudades que están a mucha distancia de Galicia. 

Tengo la suerte de contar con el AVE Madrid-Ourense en dos horas y podré seguir viniendo a ver a mi familia si, al final, escojo ir a hacer la Residencia a Madrid. Por eso, ya no me planteo seleccionar hospitales de Valencia, Barcelona o Andalucía, no porque no sean los mejores, sino por la distancia. Yo tengo mi vida en Galicia y quiero seguir viniendo.

AS.- ¿Cómo ha sido la experiencia de preparación y de realización del MIR? ¿Se preparó en una academía?

SH.- Fui a una academia. No conozco, hoy en día, a nadie que no haya ido a una academia para prepararse, aunque habrá de todo. En mi academia, MIR Asturias, de lunes a viernes teníamos que estudiar. Nos daban los temas y dedicaba entre siete y ocho horas al estudio. Luego, al final del día, teníamos tres horas de clase de repaso con un profesor online. También, hacíamos pruebas tipo test que se llevaban bastante bien. Los sábados los dedicábamos a hacer un simulacro de examen MIR, con 210 preguntas y las de reserva, que duraba cuatro horas. Por la tarde, teníamos un vídeo con la corrección de ese examen. El domingo era 100 por cien libre.

AS.- ¿Con qué sensaciones salió del examen?

SH.- Salí con una sensación muy buena. El miedo que tenía era que, a pesar de haber hecho muchos test en la academia y simulacros, que el examen MIR fuera completamente diferente y encontrarme con preguntas que no supiera. Pero, sorprendentemente, fue un examen tal cual a los que hice en los simulacros. Había preguntas que no tenía ni idea, como en los simulacros, y otras en las que me sabía la respuesta sin ningún tipo de dudas. Salí de la prueba muy contenta. Mi MIR fue como los exámenes de los últimos simulacros que hice en mi academia.

"Mi MIR fue como los exámenes de los últimos simulacros que hice en mi academia"

AS.- ¿Qué espera de su periodo de Residencia?

SH.- Tengo muy buenas expectativas con todo lo que me han contado otros compañeros residentes. Una queja muy frecuente que escucho es que no se libran de las guardias, pero la experiencia, en general, que me han contado es buena y es una etapa en la que, al fin, voy a tener tiempo libre. En la Carrera, eso del tiempo libre se pierde. Voy a estar trabajando y teniendo sentido todo lo que hago, aplicando todo lo aprendido.

AS.- ¿Siempre ha querido ser médico?

SH.- Siempre me gustaron las ciencias y el cuerpo humano. De pequeña, tenía libros explicativos del cuerpo humano y cómo funciona. En Bachillerato, me tocó decidir y elegí Medicina porque sabía que me iban a interesar los contenidos de la Carrera. Durante las prácticas, viendo lo que es ser médico, me di cuenta de que quería ser médico y ser como mis profesores.

AS.- ¿Se plantea irse fuera de España a ejercer la Medicina?

SH.- No, de momento no. Si en España me ofrencen buenas condiciones, que parece que sí, al menos en Dermatología, no tengo pensado irme. No me compesa el dejar mi vida con mi familia, mis amigos y mi pareja e irme a un país sola y empezar de cero.

AS.- ¿Qué le recomendaría a una persona que el año que viene se presente al MIR?

SH.- Como sé que la parte más importante es la psicológica, le diría que, cuando piense que no merece la pena, que cuando piense que no lo está haciendo bien o que sus días no están siendo suficientes o que se sienta superado por la situación, que sepa que yo me sentí igual y aquí estoy. Esos sentimientos son normales y va a poder con ello, va a tener plaza. 

Archivado en: