Se conocen los argumentos del TSJM para devolver los recursos sobre la privatización hospitalaria

Guardar

Se ha dado traslado del Auto del Pleno de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), por el que se acuerda devolver a las secciones los recursos que impugnan la resolución de convocatoria para la licitación en el proceso de "externalización" de los seis hospitales madrileños, del que se desprende que el TSJM tomó esta decisión por "no concurrir los presupuestos determinantes de la avocación" del Pleno, basado en el argumento de que no considera que este hecho "pudiera dar lugar a futuras resoluciones contradictorias entre Secciones" y considerando pertinente que "sea la misma sección que desde el principio está actuando con competencia funcional [...] la que resuelva el correspondiente recurso de reposición".

image__Tribunal_Superior_Justicia_madrid_tsjm_2_8449625307854337082Si bien el Pleno decidió que compete a las secciones decidir sobre los recursos, que tienen por objeto la impugnación de la resolución de la Viceconsejería de Asistencia Sanitaria de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid sobre la llamada "Gestión por concesión" de los servicios de los seis hospitales madrileños, igualmente señala que, la Presidencia de la Sala o la Mayoría de los Magistrados, podrían, de considerarlo pertinente, avocar al Pleno el conocimiento de dichos recursos pero "por otras razones distintas a la analizada".

Como se señala en el Auto, con fecha del 14 de enero de 2014, la decisión de llevar al Pleno la resolución de tales recursos se había justificado "única y exclusivamente" en pretender evitar "interpretaciones dispares", no obstante el Pleno, por mayoría de sus Magistrado, entiende que "no existe la contradicción a la que se refiere tal Acuerdo".
Votos particulares
La decisión tomada por el Tribunal viene acompañada de cuatro votos particulares, uno de la magistrada Amparo Guillo Sánchez-Galiano quien discrepa de la decisión del Pleno, ya que considera, entre otras razones, que éste no tiene la facultad de revisar una decisión ya adoptada por su Presidente y que el Pleno, en el caso bajo estudio, sí podía conocer de un recurso de reposición al hacer parte del Pleno los magistrado de la sección.

Otro voto particular está firmado por Miguel Ángel Vegas Valiente (actual Presidente de la Sala), Elvira Adoración Rodríguez Marti, Inés Huerta Garicano, Santiago de Andrés Fuentes y Álvaro Dominguez Calvo, quienes, entre otras consideraciones y con una argumentación similar a la de Guillo, señalan "exceso de jurisdicción por incompetencia del Pleno" para enjuiciar la decisión adoptada anteriormente por el Presidente. A este voto particular también se adhiere José Ramón Giménez Cabezón.

Finalmente, el voto particular firmado por José Daniel Sanz Heredero, Juan Francisco López, Sandra González de Lara Mingo y Fátima Blanca de la Cruz Mera, defiende, entre otros argumentos, que la "devolución de los asuntos a las Secciones de origen sólo se podría haber adoptado, en su caso, previa audiencia de las partes personadas en los procedimiento" y que el Pleno si era competente para conocer de los recursos de reposición.

En conclusión, las posiciones discrepantes de la decisión adoptada por la mayoría del Pleno se basan, principalmente, en una supuesta incapacidad de éste para enjuiciar la decisión adoptada por el anterior Presidente de la Sala.