SATSE se opone al proyecto de Unidades de Gestión Clínica del Ministerio de Sanidad

Pide que se tengan en cuenta la consideraciones planteadas por la profesión enfermera

Guardar

El Sindicato de Enfermería SATSE ha rechazado varios aspectos esenciales del Proyecto de Real Decreto por el que se fijan las bases para la implantación de las Unidades de Gestión Clínica en el ámbito de los Servicios de Salud, asegurando que la normativa no garantiza suficientemente los derechos de los profesionales de Enfermería; además, exigen que se tengan en cuenta la consideraciones planteadas por la profesión enfermera para la tramitación de dicho proyecto.

satse_plantillasEl Sindicato de Enfermería afirma "lamentar que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad no haya dado conocimiento previo de la publicación del texto normativo a las organizaciones que como SATSE acordaron en su día incluir este asunto en el Pacto por la Sostenibilidad y Calidad del SNS y trabajar de forma conjunta en su desarrollo", destacando también que desde la organización sindical se muestran contrarios a algunas cuestiones relativas al desarrollo y funciones de las Unidades de Gestión Clínica que, "de no corregirse, pueden perjudicar las condiciones laborales de los profesionales de Enfermería que formen parte de las mismas", tal y como explican desde SATSE.
Condicionamiento del acceso a los incentivos
Entre los aspectos fundamentales que SATSE rechaza se encuentra el de que sea la dirección de la Unidades de Gestión Clínica la encargada de la planificación y propuesta de los horarios, turnos y tareas a desarrollar por cada profesional que integra la misma, defendiendo el sindicato que debería someterse a la normativa general de aplicación al personal estatutario del servicio de salud correspondiente. Además, el Sindicato de Enfermería resalta que el proyecto normativo no se establece ninguna cláusula de garantía de los derechos adquiridos de cada profesional que se integre en la Unidad, permitiendo además que la dirección establezca un sistema propio de selección de personal directivo y de mandos intermedios.

Por último, SATSE se opone también a que en el Real Decreto se vincule el funcionamiento de las Unidades de Gestión Clínica a los resultados obtenidos en términos económicos en lugar de los conseguidos en resultados de salud, calidad asistencial y atención al usuario, afirmando que lo anterior "condiciona el acceso a los incentivos al grado de cumplimiento de los objetivos generales asignados a la Unidad, cuya forma de evaluación no queda clara y podría dar lugar a arbitrariedades".