SATSE Madrid exige que se cumplan los criterios establecidos en la renovación de contratos

No se respeta la Bolsa Única de Contratación

Guardar

El Sindicato de Enfermería SATSE Madrid ha presentado un escrito en la Dirección General de Recursos Humanos de la Consejería de Sanidad de Madrid, en el que exige “que los nombramientos de personal estatutario, con categoría de ATS/DUE, se realicen cumpliendo estrictamente los criterios de selección contenidos en la Bolsa Única para la Contratación de personal temporal aprobada por Resolución de 9 de marzo de 2006”.

El Plan de Ordenación de Recursos Humanos del Servicio Madrileño de Salud especifica que la selección de personal estatutario temporal se basará “en los principios de igualdad, mérito y capacidad, competencia y publicidad”, que se establecerán previamente en las mesas de negociación.
Criterios de valoración
Asimismo, en la Resolución de 9 de marzo de 2006, por la que se constituye la bolsa única para la contratación del personal temporal, se recoge que los criterios de valoración se basen en la experiencia profesional debidamente acreditada (teniendo en cuenta los servicios prestados en Instituciones Sanitarias Públicas del Sistema Nacional de Salud dependientes de la Comunidad de Madrid, otras comunidades autónomas y de la Unión europea, así como servicios prestados en otras Administraciones Públicas y en la Red Hospitalaria Privada o Socio-sanitaria) y en la formación académica (cursos de especialización relacionados con la categoría correspondiente y méritos relacionados con la investigación).
Un acto arbitrario
La Administración, sin embargo, -prosigue la agrupación sindical-, está teniendo en cuenta otros criterios, como la evaluación del desempeño por parte de los gerentes, jefes de servicio y supervisores, criterios que no se ajustan a los establecidos y a los que se han opuesto las organizaciones sindicales de la Mesa Sectorial.

Por todo ello, el sindicato denuncia el incumplimiento del Plan de Ordenación de Recursos Humanos y de la Bolsa Única de Contratación, que se traduce en un acto arbitrario de la Administración y supone un trato discriminatorio para los trabajadores y exige a la Consejería de Sanidad que cumpla con los procedimientos establecidos.