Sanidad pone en marcha la interoperabilidad de la receta electrónica entre autonomías

Arranca en Extremadura e Islas Canarias

Guardar

El Ministerio de Sanidad ha anunciado la puesta en marcha del proyecto de interoperabilidad de la receta electrónica en el Sistema Nacional de Salud (SNS), iniciativa en la que participan inicialmente las Islas Canarias y Extremadura, comunidades autónomas que levan "casi dos años" trabajando con la cartera sanitaria del Gobierno en el arranque de la misma.

ministerio de sanidad"Los pacientes de Extremadura podrán obtener sus medicamentos prescritos en cualquier farmacia de Canarias", continúa la Administración sanitaria a modo de ejemplo y al tiempo que informa de que considera "verificado" que todo está a punto y, por lo tanto, el servicio "puede iniciarse cuando los responsables de estas comunidades autónomas lo consideren oportuno".

Según expone Sanidad, tras ello, el proyecto "se extenderá a todo el SNS respetando el modelo de receta electrónica que haya implantado cada comunidad autónoma", por lo que el cronograma "prevé la implantación de este servicio a lo largo de 2015 y principios de 2016". De esta forma se producirá "conforme las comunidades vayan preparando sus sistemas para adherirse al mismo, de manera que en un año a partir de su arranque funcione en toda España", explica.

"Todas las comunidades autónomas se están involucrando de forma progresiva en el proyecto, tomando como referencia los trabajos realizados por las dos piloto, tanto por los respectivos Servicios de Salud, como por las oficinas de Farmacia de su territorio", prosigue la cartera sanitaria gubernamental, que añade que, "en la actualidad, Cantabria, Galicia, Baleares, Andalucía, La Rioja, Asturias y Castilla-La Mancha ya están trabajando para su incorporación".

Por último, Sanidad, que destaca "el buen trabajo" de las Consejerías de Sanidad canaria y extremeña, así como de los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de ambas regiones, señala que la receta electrónica "está ampliamente implantada en el SNS, pues supone ya cerca del 80 por ciento del total de prescripciones". Este sistema "permite al facultativo emitir y transmitir recetas por medios electrónicos; y al paciente, obtener los medicamentos en cualquier farmacia de su ámbito territorial, sin necesidad de portar el documento en papel", concluye.