Sanidad y comunidades autónomas
Sanidad y comunidades autónomas

Sanidad y las comunidades autónomas acuerdan crear la Red Estatal de Vigilancia en Salud Pública

En el Consejo Interterritorial del SNS, celebrado en Zaragoza de manera presencial

Guardar

El Ministerio de Sanidad y las Administraciones de las comunidades autónomas se han reunido en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), celebrado en Zaragoza de forma presencial, para tratar el nuevo sistema de vigilancia de la Covid-19, un encuentro en el que se acordó, entre otras medidas, constituir la Red Estatal de Vigilancia en Salud Pública, a través de la denominada Declaración de Zaragoza.

Según pone de manifiesto la cartera sanitaria del Gobierno, esta Red está integrada por las redes de vigilancia nacionales y de las regiones, con criterios coordinados de organización, gestión y calidad de la información, así como capacidad de adaptación suficiente para afrontar los retos emergentes y satisfacer las necesidades en constante evolución.

La citada es una Red que debe incluir la vigilancia de enfermedades transmisibles, patologías no transmisibles, violencia y lesiones, determinantes sociales de la salud e inequidades en la misma, e integrar la información procedente de otros sistemas de vigilancia, como farmacovigilancia, salud animal, seguridad alimentaria, Sanidad ambiental y otros.

Por otro lado, se acordó implementar una política de recursos humanos coordinada entre el personal dedicado a la Salud Pública, que garantice la generación y retención del talento, el relevo generacional, la dimensión adecuada de la plantilla a las funciones desempeñadas y el despliegue territorial necesario para afrontar los retos presentes y futuros con efectividad y calidad. Para ello, se constituirá un grupo de trabajo en el seno de la Comisión de Recursos Humanos del Consejo Interterritorial del SNS, que elaborará una propuesta antes de la finalización de 2022.

Vigilancia de la Covid-19

En la vigilancia de la Covid-19, durante la fase de transición hasta la implementación completa del sistema de vigilancia centinela de infecciones respiratorias agudas leves, la Administración sanitaria del Ejecutivo establece que se mantendrá un sistema de vigilancia capaz de detectar aumentos de la incidencia en la población general, que permita la detección precoz de nuevas variantes y la medición de la efectividad vacunal, que incluya, al menos, la vigilancia individualizada de los casos de la Covid-19 en ámbitos vulnerables y casos graves, entre otros parámetros.

El Ministerio de Sanidad y las Administraciones de las comunidades y ciudades autónomas, en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), determinarán el tamaño muestral necesario para la futura vigilancia epidemiológica de la población centinela de las infecciones respiratorias agudas leves.

Archivado en: