Sanidad convoca a los sindicatos del Ámbito de Negociación

Antes de cumplirse el ultimátum

Guardar

Javier Castrodeza
Javier Castrodeza
 

Javier Castrodeza

El jueves día 30 de enero, por fin, se vuelven a reunir los sindicatos que componen el Ámbito de Negociación con el director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, Javier Castrodeza. Ha costado diversas gestiones  y una carta ultimátum con advertencias de recurrir a los tribunales, en caso de que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad siguiera ralentizando unas reuniones, que  les costó a los sindicatos apremiar,  con el género epistolar y con la convocatoria de una rueda de prensa en la que se denunciaba que el Ministerio estaba menoscabando los derechos sindicales en pro de acuerdos marcos con foros como el de la Profesión Médica y de la Enfermería. Así fue como de esforzadamente los sindicatos consiguieron la creación de unas negociaciones que se desarrollan sin una continuidad periódica, dando la impresión que son convocadas por el Ministerio cuando no le queda otro remedio.
Apostando por la negociación
Por fin fueron convocados por el Ministerio en junio pasado y se constituyó lo que convinieron en llamar Ámbito de Negociación, compuesto por los sindicatos FSS-CCOO, FSP-UGT, CSI-F, CESM y Satse, más la dirección general de Ordenación de la Profesión,  liderada por Javier Castrodeza, por parte del Ministerio. Cuando parecía que las cosas marchaban y se abordaban los puntos de máxima prioridad en materia de recursos humanos, en su aspecto más amplio, surgieron fricciones entre los grandes sindicatos y la agrupación sindical de Enfermería Satse, por la inclusión por parte de estos, de FESES en la negociación, sindicato al que tanto CCOO como UGT y CSI-F, no le reconocen representación “por no haber concurrido a las elecciones sindicales en el ámbito de la sanidad”.

Se podría decir que fue un desacuerdo menor comparado con la actitud de CCOO, UGT y CSI-F, cuando comprobaron los temas abordados en el Acuerdo-Marco firmado por la ministra del ramo, Ana Mato, con  el Foro de la Profesión Médica y Enfermera (que agrupa a colegios profesionales, sociedades científicas, sindicatos, decanos de facultades de Medicina y estudiantes) y que han sido hasta ahora competencia sindical. Sintiéndose ninguneados en sus derechos de representación de los trabajadores, CCOO, UGT y CSI-F, decidieron interponer recursos (por separado) contra dichos acuerdos; recursos que han sido admitidos, por lo que hay bastantes posibilidades de que los tres sindicatos concurran unidos a juicio en su día, según palabras de Antonio Cabrera, secretario general de  FSS-CCOO,  a Acta Sanitaria.
Cambio de interlocutor
Aunque los sindicatos nieguen que el Ministerio esté ralentizando la negociación del Ámbito de Negociación, parece probable que esto sea así;  de lo que no cabe duda es que el remoloneo ministerial se debe a que las autoridades sanitarias prefieren un cambio de interlocutor, situación que aprovecharon oportunamente los foros de la profesión Médica y Enfermera para “afinar” en unos asuntos que ya han dicho por activa y por pasiva que sólo pueden abordar y que les compete a los propios médicos. Así que lo que realmente se está produciendo es un cambio de modelo en la relaciones de las autoridades sanitarias con sus interlocutores, a favor de los profesionales.

Los hechos vienen a confirmar esta realidad. El que el Ámbito de Negociación se formara tras advertencias de todo tipo por parte de los sindicatos y que responda a la próxima reunión convocándolos para el próximo día 30 (el ultimátum sindical estaba fijado para el último día de enero), habla de un Ministerio que convoca a los sindicatos a trancas y barrancas y porque no le queda más remedio, ya que de no hacerlo estarían conculcando la legalidad vigente.