Sanidad augura una progresiva participación de los pacientes en la evaluación de medicamentos

A la espera de su entrada en los ensayos de post autorización, vía nuevo real decreto

Guardar

escobar-herranz-lacruz-blazquez-aguraron-huesa
escobar-herranz-lacruz-blazquez-aguraron-huesa
Durante la última aparición de la directora general de la Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS), Patricia Lacruz, se ha confirmado que el Ministerio de Sanidad augura una progresiva participación de los pacientes en la evaluación de medicamentos.

Esta previsión se llevó a cabo en un encuentro que llevó por título ‘El rol del paciente en las agencias de evaluación’, y que fue organizado por la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), que convocó un nuevo 'Desayuno POP' en la sede de la agencia Servimedia, y con la colaboración de la Fundación AstraZeneca.

Patricia Lacruz
Más voz
Tras una breve introducción del director general de Servimedia, José Manuel González Huesa, que abrió este cuarto gran encuentro técnico de este grupo de información en lo que va de 2019, todo el protagonismo fue para Patricia Lacruz.

Las primeras palabras de esta responsable ministerial fueron para reclamar más espacio para la voz de los pacientes en la macro y meso gestión sanitaria, aunque partió de una posición de optimismo para lograrlo entre todos.
Esperado Valtermed
En relación con el sistema de formación corporativa del SNS, Valtermed, cuya presentación oficial se desarrolló el pasado 22 de octubre, aseguró Lacruz que busca reducir incertidumbre en la toma de decisiones sobre terapias, en función de los resultados vistos en los pacientes, desde el trabajo realizado por la Comisión a Delegada del Consejo Interterritorial del SNS, que cuenta con presencia de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) y el propio Ministerio de Sanidad, además de las comunidades autónomas.

Como medición de variables del sistema, señaló esta ponente la comparación entre los valores extraídos de los ensayos clínicos para determinar su aceptación o refutación a partir de la experiencia clínica final, de cara a elaborar protocolos farmacoclínicos realizados por las sociedades científicas, que ejemplificó con el grupo de trabajo institucional, que se nutre de las conclusiones de todos los grupos de especialistas existentes, como se hace en terapias avanzadas como los tratamientos CAR-T, según ilustró.

José Manuel González Huesa
Registros clínicos
Profundizó Lacruz en este sistema de información, que busca medir dichos resultados en salud a partir de los registros cumplimentados por los médicos y los profesionales de Enfermería.

Además, esta ponente anunció que el sistema ya está en su segunda fase, de integración de la información, remitida desde las regiones, con la tarea en proceso de hacer la informes interactivos y no meros trabajos lineales, como están disponibles en la actualidad.

Lacruz añadió que los datos de mejora de la calidad de vida serán cumplimentados por registro de los propios pacientes, mediante encuestas validadas, para contrastar la opinión basal previa al inicio de los tratamientos con medicamentos y su valoración final.
El ejemplo ortoprotésico
Lacruz puso como ejemplo de participación de los pacientes en las instituciones su colaboración en la elaboración del catálogo ortoprotésico, que ya es único para todos los territorios, según celebró.

Por otro lado, para la directora general de la Cartera Básica de Servicios del SNS, no procede aumentar la inquietud de los pacientes con datos sobre la fijación de precios y condiciones de financiación de medicamentos, aunque defiende la transparencia en este terreno, como impulsó Italia en el contexto mundial, seguida, a continuación, por España, ya que publica las resoluciones de su Comisión Interministerial al efecto, como añadió.

En ese esfuerzo, Lacruz estima que la visibilidad de los precios de medicamentos debe impulsarse a escala internacional porque los países tienen menos peso si adoptan medidas unilaterales en solitario.

Finalmente, y sobre la meso gestión y su forma de racionalizar el acceso a los tratamientos, razonó esta responsable ministerial que los hospitales no pueden tener en stock las 33.000 referencias de medicamentos que existen, un aspecto con el que explicó la selección que se realiza desde las comisiones farmacoterapéuticas de los centros, con criterio de coste eficacia, tal como confirmó.

Ana Herranz
Experiencias hospitalarias
La jefa de Sección del Servicio de Farmacia del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, la doctora Ana Herranz, ve esencial que los pacientes entren en el ciclo vital del medicamento, además de formarse de manera bien fundada y progresiva. Compartió, además, la experiencia de 10 meses en este hospital con grupos de pacientes externos con patologías inmunimediadas.

Por eso, Ana Herranz ve en los pacientes una fuente de información esencial para que los clínicos aprendan muchas cosas del efecto de los medicamentos en la vida cotidiana, desde esa experiencia que situó en el terreno de la microgestión, tras el éxito logrado en Oncología.
No defraudar al paciente
Destacó Herranz una mayor capacidad para manejar las expectativas de los pacientes por confluencia de conocimiento generado por médicos, farmacéuticos, laboratorios, agencias evaluadoras, compañías farmacéuticas y asociaciones de pacientes.

También, esta ponente asume que es necesario hacerles saber a ellos y a sus familias que es raro el tratamiento que cura o mejora el estado de todos los pacientes, porque su eficacia esta sometida, muchas veces, a otras variables posibles.

Alfonso Aguarón
Optimismo cívico moderado
El patient advocate y director de proyecto de la Asociación Lung Cancer Europe, Alfonso Aguarón, estima que queda trabajo por hacer para una mayor presencia de los pacientes en las decisiones más importantes del SNS, aunque admite que también gana importancia, poco a poco, la actuación de los mismos en los procesos asistenciales, además de aprender, progresivamente, lo que son conceptos tan importantes y complejos como, por ejemplo, la farmacovigilancia.

Para Alfonso Aguarón, es buena la acogida y orientación que ofrece  la AEMPS, frente a otras estrategias que criticó como oportunistas y que consisten en llamar a un paciente a última hora para presumir de haber contado con su participación.
Ser parte de la solución
Declaró este ponente que las asociaciones de pacientes, como entidades civiles, deben dejar de ser altavoces de quejas, y parte del problema, para ser parte de la solución en Sanidad.

Reseñó, igualmente, Aguarón magnitudes como la calidad de vida obtenida con los fármacos o las tecnologías sanitarias y la adherencia a los tratamientos. Adeás, distinguió que el perfil del paciente no es único, ya que se puede dividirse según sus patologías y su nivel de conocimiento
Imitar a la EMA
Como evidencia del mayor papel de los pacientes, citó este ponente haber pasado de ocho comités con participación de los mismos en la Agencia Europea del Medicamento (EMA), hasta los 200 de 2018, aunque hubo una leve caída motivada por la salida de este organismo de la ciudad británica de Londres, al ser una de las primeras repercusiones del Brexit.

Aboga, Aguarón, además, por avanzar en el número de pacientes y técnicos especializados en la revisión crítica de la literatura científica que da soporte a los medicamentos, pero no alcanzó su optimismo, sin embargo, a entender como suficiente la participación de los pacientes en las grandes cuestiones de acceso a los recursos y tratamientos, por ser la convergencia de intereses mayor, según sus palabras.

Antonio Blázquez
Accesibilidad en la AEMPS
El jefe adjunto del departamento de Medicamentos de Uso Humano de la AEMPS, Antonio Blázquez, aconsejó que los pacientes conozcan a grandes rasgos el proceso regulatorio y que comprendan lo que esperan de ellos los otros agentes del sector salud.

Antonio Blázquez comentó que la AEMPS recibe en su oficina de innovación a los representantes de las asociaciones de pacientes con objeto de que puedan conocer y ajustarse a la normativa actual, previamente a emprender sus proyectos de investigación.

Sobre las garantías de calidad, seguridad y seguimiento de medicamentos, este ponente también aseguró que la participación de los pacientes está garantizada mediante guías y protocolos diseñados para ellos.
Real Decreto a la vista
Esto ayuda, gracias a la labor del técnico, tal como refirió Blázquez, a conocer todas las facetas inherentes al medicamento, con especial importancia del paciente en los comités de seguridad en los ensayos de post autorización, según señaló.

De todas formas, este ponente reconoció que esto último está falto de respaldo legal hasta que se publique el Real Decreto sobre Ensayos de Post Comercialización, que está en curso, aunque parado por estar el Gobierno en funciones. Para una participación idónea de los pacientes en los comités, señaló la transparencia y la incorporación activa de sus opiniones.

Carina Escobar
Participar, colaborar e instruir
La presidenta de la POP, Carina Escobar, se alegró de poder avanzar en el trabajo colaborativo entre instituciones y asociaciones para lograr un SNS más integrado y con mayor peso participativo para los pacientes.

Cree Carina Escobar necesario que los pacientes entren en el proceso consultivo de los Informes de Posicionamiento Terapéutico (IPT), desde la "voz" aludida por Lacruz que no debe implicar una súper especialización ni un súper empoderamiento. En ese sentido, considera que esa formación debe ser de fondo y educativa, sin que los ciudadanos esperen a enfermar para conocer su Sanidad.

Compartió Escobar el optimismo de Aguarón al afirmar que, si la EMA fue capaz de dar entrada a fondo a los pacientes en los comités de medicamentos, también será posible en España, de ahí que pusiera muchas esperanzas en la segunda fase de Valtermed, según fue descrito por la representante del Ministerio de Sanidad en este encuentro.

Respecto a los pacientes, apoyó esta ponente que sean más activos al conocer su propia patología y que se aseguren de lograr una perfecta adherencia a los tratamientos, sin olvidar que la vida de estos, entre los que ella misma se encuentra, y en general, siempre es muy complicada y enorme el volumen de información y dudas a gestionar.