Rafael Bengoa
Rafael Bengoa

Rafael Bengoa reclama para los sanitarios mayor margen de maniobra y licencia para innovar en gestión

El exconsejero de Sanidad del País Vasco impartió la conferencia inaugural del XXVIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia

Guardar

La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) ha inaugurado su XXVIII Congreso Nacional, que se celebra en la localidad vizcaína de Bilbao, con la participación de Rafael Bengoa, quien es asesor internacional en políticas de salud y que impartió la conferencia 'Sistema Nacional de Salud (SNS). 500.000 profesionales competentes en un modelo incompetente', en la que afirmó que, "para avanzar es necesario, no solo reinvertir en Atención Primaria, sino permitir a los profesionales que la componen mayor margen de maniobra para innovar localmente en cuestiones de organización y gestión".

Inauguración

Este acto inaugural contó, además de con el citado exconsejero de Sanidad del Gobierno del País Vasco, con la actual titular de este cargo,​​ Gotzone Sagardui. Por su parte, el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, fue el encargado de declarar inaugurado este Congreso. 

Tras el discurso de apertura, pronunciado por el presidente de la SEMG, el doctor Antonio Fernández-Pro, Rafael Bengoa explicó como la pandemia redefinió el papel de la Atención Primaria, legitimando "su papel crucial en el sistema de salud. Sin embargo, el modelo asistencial sigue empantanado en un ciclo vicioso incompatible con las necesidades demográficas y de cronicidad de la sociedad española".

Este problema no es estructural, se puede cambiar. "Sabemos hacia qué modelo asistencial se debe migrar y qué herramientas usar", puso de manifiesto este asesor internacional en políticas de salud, quien considera que la Atención Primaria y sus profesionales "son una enorme fuerza institucional".

Alianzas con los profesionales

En ese contexto, el también codirector del Instituto de Salud y Estrategias (SI-Health) declaró que es necesario "que el ámbito decisional y político en España reconozca que se puede conseguir mucho más a través de alianzas con los profesionales de la salud que por medio de dictados".  

Del mismo modo, Bengoa señaló que no se pueden conseguir mejoras "desde afuera", por ejemplo, en materia de calidad y seguridad clínica y que, "para avanzar, es necesario no solo reinvertir en Atención Primaria, sino permitir a los profesionales que la componen mayor margen de maniobra para innovar localmente en cuestiones de organización y gestión".

Cifras de la cronicidad en España

Bengoa también moderó una mesa sobre la gestión del paciente crónico tras la pandemia. La evaluación de la Estrategia del Abordaje de la Cronicidad, realizada en 2019, estima que el 34 por ciento de la población española presenta, al menos, un problema crónico, porcentaje que alcanza el 77,6 por ciento en las personas de 65 y más años.

Según los últimos datos que se disponen de la Base de Datos Clínicos de Atención Primaria (BDCAP), del Ministerio de Sanidad, correspondientes a 2019, en España había un total de 18.002.401 personas con problemas de salud crónicos. Estas cifras, previsiblemente, empeoraron a día de hoy por los efectos de la crisis sanitaria creada por el coronavirus en nuestro país, según el responsable del Grupo de Trabajo de Cronicidad de la SEMG, el doctor Francisco José Sáez.

Del mismo modo, según Francisco José Sáez, hay que tener en cuenta otros aspectos que, en épocas normales, incrementan la cronicidad, como son el aumento de la esperanza de vida, las mejoras en la calidad y equidad de la atención sanitaria, los mejores estilos de vida y el envejecimiento poblacional.

Reconocimiento estructural propio a la cronicidad

Desde el Grupo de Trabajo de Cronicidad de la SEMG consideran que "debe darse a la atención a la cronicidad un reconocimiento estructural propio, más allá del modelo de Atención Primaria y Atención Hospitalaria, abordando todas las enfermedades crónicas, con independencia de la edad del paciente".

Para conseguirlo, "se debe realizar una financiación por encima del concepto actual de dependencia de los indicadores de actividad, ajustándose a las necesidades de las personas, de acuerdo con sistemas predictivos de estratificación de la población, y no al gasto histórico de los centros", subrayó Sáez.

Del mismo modo, la SEMG apuesta porque los pacientes crónicos "participen en las decisiones que les atañen y su empoderamiento se incorpore a las actuaciones organizativas y asistenciales, como una actividad de forma estructurada y regulada, con especial esfuerzo en la prevención y el autocuidado".

Archivado en: