Por sus resultados, el trasplante de riñón de donante vivo es el mejor tratamiento renal sustitutivo

Jornada organizada por Novartis, la Sociedad Canaria de Nefrología y el HUC

Guardar

20 NOVARTIS IM-1
20 NOVARTIS IM-1


El trasplante de riñón de donante vivo es el mejor tratamiento renal sustitutivo por sus excelentes resultados y por la mejora en la seguridad para el donante. Este extremo se desprende de las primeras jornadas sobre trasplante renal de donante vivo celebradas recientemente en las Islas Canarias, bajo la organización de Novartis, la Sociedad Canaria de Nefrología y el H.U. de Canarias, HUC. La donación renal de vivo supone el 15% del total de los trasplantes de riñón en España, tras crecer un 5% en 2013 hasta los 382 trasplantes, 12 en Canarias.

Más de sesenta profesionales sanitarios, pacientes y familiares han participado en estas  Jornadas, enmarcadas en la Campaña de Novartis “Donar es recibir”. El objetivo es concienciar sobre la importancia e idoneidad de esta opción terapéutica como el mejor tratamiento renal sustitutivo, viable para los pacientes que sean candidatos a un trasplante renal.

La donación renal de vivo se ha consolidado como una de las vías más claras de expansión del número de donaciones, afectado por la progresiva disminución de los accidentes de tráfico. En 2013, el número de donaciones de vivo creció un 5% hasta los 382 donantes -12 de ellos en Canarias- y en la actualidad ya representa el 15% del total de los trasplantes renales efectuados en España.

Sin embargo, este porcentaje aún está lejos del de los países del norte de Europa y Estados Unidos, donde ronda el 50% de los trasplantes renales totales. Según el Dr. José Manuel González-Posada, coordinador médico del Programa de trasplante renal y páncreas del H. U. C., “en España siempre hemos tenido una tasa de donación de cadáver muy alta, por lo que hasta que no comenzaron a disminuir los accidentes no se potenciaron los programas de trasplante renal de donante vivo que ya trabajaban otros países”. Los excelentes resultados conseguidos con este tipo de trasplante, la mejora sustancial de la técnica quirúrgica de extracción del riñón y seguridad para el donante, unidos al estancamiento de la donación de cadáver, justifican la necesidad de incrementar los trasplantes de vivo. “Hablar sobre ello, ampliar los conocimientos de profesionales sanitarios implicados en este tipo de trasplantes y abrir un debate ayudará a desterrar las barreras a su indicación y fomentar las donaciones de vivo”, señala el Dr. González-Posada.
El papel de la Enfermería
La jornada comenzó con una ponencia del Dr. González-Posada titulada “Trasplante renal de donante vivo. Una excelente opción para el tratamiento de la enfermedad renal crónica avanzada, ERCA”, que dio paso a la charla del Dr. Nicanor Vega sobre “La visión del trasplante renal de donante vivo en la consulta de la ERCA” y al testimonio de tres parejas donante-receptor de trasplante renal de donante vivo. La Enfermería tuvo también un papel destacado en la jornada, con dos ponencias a cargo de las enfermeras Ana Peña, sobre “La Enfermería en la consulta de ERCA y el trasplante renal de donante vivo”, y María del Carmen Abad, sobre “La Enfermería de coordinación de trasplante hospitalario en el trasplante renal de donante vivo”.

El Dr. Federico Openheimer continuó la sesión con una exposición sobre los retos y expectativas del trasplante renal de donante vivo cruzado, a la que siguió la ponencia del Dr. Ángel Alonso sobre “Trasplante renal de donante vivo ABO incompatible”.

La jornada incluyó actividades formativas para personal sanitario y materiales informativos para pacientes y familiares con el objetivo de impulsar las donaciones de vivo en España, ya que existe evidencia científica de que el trasplante renal de donante vivo ofrece mejores resultados respecto al trasplante de cadáver por presentar menos complicaciones tanto en el postoperatorio como en la evolución a largo plazo y proporcionar una mayor calidad de vida tanto al paciente como a sus familiares.