Organizaciones denuncian el impacto del actual sistema sanitario en la salud de las mujeres

Destacan la limitación en el acceso a los métodos anticonceptivos, entre otros

Guardar

Dia_Mujer
Dia_Mujer
La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) y Médicos del Mundo han denunciado, con motivo de la celebración este 8 de marzo del Día Internacional de la Mujer, el impacto que la reforma sanitaria está teniendo sobre la salud de la población femenina; las asociaciones destacan problemas como los efectos del Real Decreto Ley 16/2012, la violencia de género y los límites impuestos a la mujer en el acceso a métodos anticonceptivos.

Como ha denunciado en varias ocasiones Médicos del Mundo, el Real Decreto Ley (RDL) 16/2012, de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS), provocó que al menos, 873.000 personas perdieran el derecho a una asistencia sanitaria que financian con sus impuestos. Sin embargo, durante el tiempo transcurrido desde su aplicación, no se ha hecho público ningún análisis "sobre cómo ha afectado a la identificación de las mujeres víctimas de violencia de género", apuntan desde la organización.

"En la actualidad, todavía existe un alto porcentaje de personas que, pese a estar amparadas por el RDL, en la práctica están sufriendo la exclusión sanitaria", afirman desde Médicos del Mundo. "Así, nos encontramos con muchos casos de personas a quienes se les obliga a firmar un compromiso de pago previo a la atención de urgencias; mujeres embarazadas a quienes se les niega el acceso al seguimiento del embarazo, el postparto o al aborto; menores de edad a quienes se rechaza el acceso a la atención médica o personas con permiso de residencia por reagrupación a quienes se les niega la tramitación de la Tarjeta Sanitaria. La mayor vulnerabilidad de las mujeres en general, y ante el RDL en particular, debería ser tenida en cuenta por las autoridades", explican desde la organización.
La FADSP llama a una jornada de movilizaciones
La FADSP, por su parte, llama a que el día 8 de marzo sea una jornada de "movilizaciones" ante "el aumento de la desigualdad de género como consecuencia de las políticas de austeridad, el desmantelamiento de los sistemas de bienestar y recorte de derechos, que se ceban especialmente en las mujeres, impactando gravemente sobre su salud y calidad de vida por todos estos factores de desigualdad". Desde la asociación aseguran que el 60% de los Beneficiarios de Rentas Mínimas son mujeres, por lo que se está produciendo una "feminización de la pobreza". Además, desde la asociación juzgan el empleo femenino como "escaso y de mala calidad".

Por otra parte, destacan que la violencia de género es un problema de salud que "no se está tratando" y afirman que las reformas del sistema sanitario excluyen a la población femenina. Por último, en materia sexual, desde FADSP aseguran que existe una "falta de acceso de todas las mujeres a todos los métodos anticonceptivos" y afirman que se está produciendo "la exclusión de las mujeres sin pareja masculina de las técnicas de fertilidad y de reproducción asistida".