Novo Nordisk España ha puesto en marcha 50 ensayos clínicos con más de 1.500 pacientes en los últimos cinco años

Investigaciones realizadas mediante una inversión de 29 millones de euros en I+D

Guardar

Ensayos clínicos
Ensayos clínicos

Desde 2016, la compañía farmacéutica Novo Nordisk ha puesto en marcha 50 ensayos clínicos con 1.558 pacientes, mediante una inversión de 29 millones de euros en I+D en España, un aumento de la misma que se tradujo, también, en un incremento de un 50 por ciento en el número de participantes en estudios, pasándose de 600 en 2019 a 800 en 2021.

"En los próximos años, este esfuerzo inversor se prevé que siga en aumento, al precisarse de un número más elevado de pacientes y centros que participen en los proyectos de investigación, que es, en definitiva, el gasto más importante en un ensayo clínico y el que mayor impacto representa en todo el proceso de innovación que realiza la compañía", destacan desde este laboratorio.

Ahora mismo, en España viven 5,1 millones y medio de personas con diabetes. Una cifra que aumentará a 5,6 millones en 2045. Como explica la jefa de Operaciones Clínicas de Novo Nordisk en España, Emilia Provenzano, "a pesar de las mejoras en las opciones de tratamiento de la diabetes, existe aún una clara necesidad de una mejor prevención y tratamiento".

"Gracias a la investigación clínica, desde Novo Nordisk, contribuimos activamente con el desarrollo de nuevos medicamentos y mantenemos nuestra responsabilidad de evaluar con rigor nuestros productos para documentar su eficacia y seguridad", continúa Emilia Provenzano, que, en el caso de los pacientes, considera que "su participación en ensayos clínicos hace posible que se dispongan de más y mejores tratamientos para la diabetes, hemofilia y otras áreas terapéuticas".

Beneficios de la participación

En lo que respecta a los investigadores y centros donde se realizan los ensayos, esta experta señala que "supone, también, un plus de entrenamiento en el tratamiento de las enfermedades, que, luego, se traduce en un mejor seguimiento y actuación con los pacientes. Además, nuestra actividad de investigación clínica genera un impacto positivo en el progreso de la ciencia y de la economía local".

En concreto, el 74 por ciento de los profesionales sanitarios coinciden en que los beneficios de la participación para los pacientes se extienden más allá de la duración del ensayo clínico. El 71 por ciento de los participantes declaran haber mejorado sus hábitos alimentarios como resultado de su intervención en los ensayos.

Archivado en: