Carolina Darias, ministra de Sanidad
Carolina Darias, ministra de Sanidad

La Mesa Enfermera pide a la ministra de Sanidad que informe sobre si apoya o no la nueva FP sociosanitaria

Ante el "silencio" de Carolina Darias en relación con la nueva cualificación profesional impulsada por el ministerio de Educación

Guardar

La Mesa de la Profesión Enfermera, integrada por el Consejo General de Enfermería y el Sindicato de Enfermería (SATSE), ha pedido a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, que confirme si emitió o no un informe favorable a la nueva cualificación profesional de Formación Profesional (FP) sobre 'Supervisión de la atención sociosanitaria para la promoción de la autonomía personal' y, si ese es el caso, cuáles son sus argumentos para apoyar una iniciativa que "ha sido fuertemente rechazada por la profesión enfermera por las perjuicios que ocasionará en la atención y cuidados a las personas mayores".

En una carta dirigida a la titular de la cartera sanitaria del Gobierno, esta organización traslada que tuvo conocimiento en fechas recientes, a raíz de unas declaraciones públicas de la secretaria general de Formación Profesional del Ministerio de Educación, Clara Sanz, de que el Ministerio de Sanidad elaboró un informe favorable a la nueva cualificación profesional, algo que no pudo ser confirmado al no haberse pronunciado públicamente al respecto.

Por ello, la Mesa de la Profesión Enfermera solicita a Carolina Darias que facilite el mencionado informe de cara a conocer con mayor exactitud los argumentos esgrimidos desde la Administración sanitaria del Ejecutivo para mostrar su apoyo a una nueva cualificación profesional que "ha provocado un generalizado rechazo por parte de organizaciones profesionales y sindicales, sociedad científicas, estudiantes y otros organismos, no solo de la profesión enfermera, sino de otras que, también, desarrollan su labor y competencias en las residencias de mayores".

Crítica al Ministerio de Educación

Así, la Mesa de la Profesión Enfermera insiste en su "absoluto rechazo a la pretensión del Ministerio de Educación de implantar una nuevo perfil profesional que, además de ser innecesario y conllevar un claro conflicto dentro del sector sociosanitario, puede suponer claros riesgos en la seguridad asistencial de los cerca de 400.000 mayores que viven en residencias y que son el colectivo social más vulnerable".

Asimismo, el Consejo General de Enfermería y SATSE critican que, "desde el Ministerio de Educación, se quiera impulsar la creación de una figura no sanitaria de Formación Profesional para vigilar y tutelar a unos profesionales sanitarios que, tras cursar cuatro años de estudios universitarios de Grado o seis en el caso de tener la especialidad de Enfermería Geriátrica, están perfectamente cualificados para acometer sus funciones en las residencias de mayores sin necesidad alguna de que su labor profesional haya de ser coordinada, supervisada o tutelada por un profesional de inferior cualificación".