Manifestación Unidad Enfermera
Manifestación Unidad Enfermera

Más de 8.000 enfermeras se manifiestan para exigir mejoras reales en un sistema sanitario "enfermo"

Durante una concentración celebrada en Madrid y convocada por Unidad Enfermera

Guardar

Más de 8.000 profesionales de Enfermería se han manifestado en Madrid para exigir, al conjunto de Administraciones públicas y partidos políticos, mejoras reales en un sistema sanitario "enfermo" y para que acaben "con la grave situación de abandono y precariedad que sufre nuestro sistema sanitario", así como para que optimicen sus condiciones profesionales y laborales para poder prestar la atención y cuidados que necesitan más de 47 millones de personas en el país.

Convocados por Unidad Enfermera, integrada por las principales organizaciones y asociaciones que representan los intereses de las 325.000 enfermeras de España, las profesionales sanitarios mostraron su profundo malestar y gran preocupación "porque la situación de nuestro sistema sanitario, lejos de mejorar, ha empeorado tras la pandemia de la Covid-19, ya que las Administraciones públicas no están cumpliendo los compromisos adquiridos, en 2020, de destinar todos los medios y recursos necesarios para salvaguardar nuestra Sanidad".

manifestacion

En esta multitudinaria manifestación, en la que también participaron pacientes, usuarios y ciudadanos, las enfermeras portaron carteles en los que se podía leer 'Enfermeras por la Sanidad', 'Nuestra Sanidad no se vende, se defiende', 'Presupuesto deficitario castiga a los usuarios' y 'Más recursos y menos discursos', con los que plasmaron "la absoluta necesidad de poner en marcha la medidas y actuaciones que mejoren y refuercen nuestro sistema sanitario", argumentaron estas sanitarios.

Principales demandas

Las principales demandas de las manifestantes fueron aumentar la financiación pública destinada a Sanidad; garantizar la seguridad asistencial de los pacientes y ciudadanía con una dotación adecuada y suficiente de enfermeras en todos los servicios de salud; acabar con las agresiones a los profesionales; incluir a las enfermeras en el Grupo A, sin subgrupos; y terminar con la precariedad y temporalidad. 

Desde el Colegio Oficial de Enfermería de Valencia (COEV) resaltaron "la grave discriminación que sufrimos, al no permitir que estemos considerados al mismo nivel en el Grupo A de la Administración, sin subgrupos, limitando e impidiendo nuestro desarrollo y avance profesional, a pesar de que no existen diferencias en cuanto a nuestro nivel académico respecto de otras disciplinas".

b4a28848 a06b 4f68 b891 073bb2dc48d7 (1)

Medidas y actuaciones

Esta manifestación se inició en la Plaza de Jacinto Benavente de Madrid y, después de pasar por el Congreso de los Diputados, finalizó su recorrido junto a la sede del Ministerio de Sanidad, donde la enfermera Araceli Santos leyó un manifiesto en defensa de la Sanidad y los derechos de las profesionales.

En su intervención, Araceli Santos recordó que, en julio de 2020, el conjunto de partidos políticos acordaron, en el Congreso de los Diputados, la puesta en marcha de más de 200 medidas y actuaciones para mejorar nuestro sistema sanitario y las condiciones de sus profesionales, y, "casi dos años después, no se ha hecho nada". "Han sido ignoradas y olvidadas en un claro alarde de desprecio a nuestra Sanidad y sus profesionales", lamenta.

manifestacionenfermera18j

Según señaló esta enfermera, "a las Administraciones públicas y partidos políticos no les interesa hablar de las listas de espera, de la permanente sobrecarga y tensión asistencial, del crónico y estructural déficit de plantillas enfermeras o del resto de problemas y deficiencias que afectan a la atención sanitaria y cuidados que se prestan a más de 47 millones de personas".

"Tras años de continuos recortes en recursos y medios, las Administraciones públicas autonómicas no han incrementado sus respectivos presupuestos, como sería necesario, para garantizar en todos los servicios de salud una atención optima, rápida y de calidad", indicó Santos.

Protesta "sin precedentes"

También tomó la palabra el presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, para manifestar que "España cuenta con unas de las mejores enfermeras del mundo. Unos profesionales que siempre lo han dado todo por los pacientes, antes, ahora y, muy especialmente, durante la pandemia, cuando se jugaron la vida para prestar su asistencia, muchas veces, sin material de seguridad".

Por su parte, el presidente del Sindicato de Enfermería (SATSE), Manuel Cascos, señaló que "la manifestación, sin precedentes en la historia reciente, ha mostrado la unidad, fuerza y compromiso del colectivo profesional sanitario más numeroso de nuestro país y con una indiscutible cualificación, que hace que sea muy demandado por los países de nuestro entorno".

"Miles de enfermeras y enfermeros, procedentes de todas las autonomías, hemos salido a la calle y hemos dejado muy claro que nos sobran razones para exigir las mejoras que nosotros, y las más de 47 millones de personas de nuestro país, necesitamos", agregó Manuel Cascos.

caff7968 2da4 4927 8daf f6316de1d37c

"No vamos a aceptar ni una sola afrenta más a una profesión que siempre da el 100 por cien y que no va a tolerar ningún retroceso ni recorte más. Las enfermeras y enfermeros no solo aportamos salud, generamos desarrollo y riqueza al conjunto de nuestro país", prosiguió Cascos, que concluyó afirmando que "las enfermeras y enfermeros se han mostrado, en la manifestación, tal y como son, comprometidos, coherentes, fuertes y, sobre todo, cargados de razones".

Derecho individual y colectivo

De otro lado, la vicepresidenta de la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE), Mercedes Ferro, resaltó que "el cuidado de la salud de las personas, llevado a cabo de forma profesionalizada y abordado con la dignidad que cada persona y la sociedad en conjunto merece, es un derecho individual y colectivo".

Por último, la secretaria general de la Unión Española de Sociedades Científicas (UESCE), Mari Lourdes de Torres, incidió ante los manifestantes en que "las enfermeras y enfermeros, una vez que han demostrado su profesionalidad, resistencia y no fallar a la sociedad, requieren ser una profesión regulada y estable con contratos dignos que favorezcan que sigan cuidando y evitar así el abandono y la emigración de los jóvenes profesionales a países que reconocen y remuneran su labor".