Madrid renovará 11.324 contratos de refuerzo sanitario hasta el 30 de junio de 2021

Según informa a los sindicatos de la Mesa Sectorial de Sanidad

Guardar

Atención Primaria
Atención Primaria
La Dirección General de Recursos Humanos y Relaciones Laborales del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) ha comunicado a los sindicatos con representación en la Mesa Sectorial de Sanidad de Madrid, en su sesión celebrada este miércoles, 25 de noviembre, que renovará, hasta el 30 de junio de 2021, un total de 11.324 contratos de refuerzo que ya están en vigor en la red sanitaria pública, debido a "la situación extraordinaria" de pandemia por la Covid-19.

Esta información se anunció con antelación al encuentro mencionado, hecho que produjo el malestar de las organizaciones sindicales, al considerar que "no es de recibo conocer la información por medios de comunicación previamente a la celebración de la propia reunión".

Entre los 11.324 contratos, destacan los 1.067 de facultativos de distintas especialidades, 5.063 correspondientes a profesionales de Enfermería y 3.274 a técnicos en cuidados auxiliares de Enfermería (TCAE). Asimismo, 1.247 son de profesionales de distintas categorías no sanitarias.

Sobre estos datos, el secretario general de la Federación de Empleados de Servicios Públicos de la delegación madrileña del sindicato Unión General de Trabajadores (FESP-UGT Madrid), Julián Ordónez, señala, en declaraciones a Acta Sanitaria, que "las cifras aportadas son insuficientes y enmascaran otras necesidades, como las sustituciones o planes específicos, como la gripe o reducción de lista de espera".
Una plantilla estructural
Como planteamiento para resolver esta situación, dicho portavoz sindical explica que "hay que dar carácter estructural a estas contrataciones eventuales", ya que "se ha evidenciado la carencia de trabajadores en los centros en esta pandemia". Además, apunta que "hay que tener en cuenta la paralización de la actividad ordinaria y el aumento de las listas de espera" y plantea que "hay que ir a un horizonte incluso más allá de diciembre de 2021".

"Con un plantilla estructural se corrigen muchos temas", como "el déficit previo que había, los retrasos generados en la pandemia, las innumerables jornadas que se deben a los trabajadores por exceso, situaciones de precariedad laboral, temporalidad", remarca Julián Ordóñez. También, añade que "si todo eso se convierte en interinos y se van sacando en las oposiciones de los próximos años, se estaría dando un empujón muy importante al ámbito de la Sanidad Pública".

Julián Ordóñez

Para la delegación madrileña del Sindicato de Enfermería (SATSE Madrid), "la renovación de los contratos Covid no servirá para fidelizar a las enfermeras eventuales del SERMAS, sino para todo lo contrario, ya que desde el Gobierno regional las está invitando a irse a otras regiones para conseguir lo que aquí se les niega: estabilidad en los contratos y retribuciones acordes a su responsabilidad".

Por el contrario, esta organización sindical señala que "el Gobierno regional les ofrece inseguridad y una elevada presión asistencial, que se traduce en estrés, fatiga por falta de descanso, imposibilidad de conciliar y un aumento de las agresiones (tanto verbales como físicas) motivadas por el cansancio de parte de la población en la lentitud existente a la hora de acceder a los servicios sanitarios básicos".
Adscripción al Hospital de Emergencias
El sindicato médico madrileño Amyts manifiesta, por su parte, que "todo el personal contratado como refuerzo de Covid debe ser prorrogado, pues las circunstancias no han cambiado sustancialmente y la puesta en marcha del hospital Isabel Zendal detrae recursos de los hospitales". Por este motivo, pide que "la renovación sea hasta el 31 de diciembre de 2021".

En otro orden de temas, la Dirección de Recursos Humanos del SERMAS indica que, hasta el pasado 23 de noviembre, cuando se cerró el proceso de adscripción de profesionales que quieren trabajar en el nuevo Hospital Enfermera Isabel Zendal, se presentaron un total de 111 solicitudes que cumplen los perfiles profesionales requeridos.



Por ello, esta Dirección General anuncia que completará "las plantillas requeridas para los tres turnos de trabajo con profesionales de todas las categorías necesarias procedentes de las renovaciones de contratos que la Comunidad de Madrid va a renovar atendiendo a las necesidades ocasionadas por la actual pandemia".

Sobre este punto concreto, la FESP-UGT Madrid exigió en la Mesa Sectorial de Sanidad "una contratación diferenciada para el Hospital Isabel Zendal y la renovación de refuerzos Covid hasta 31 de diciembre de 2021". Así, puntualizó que "la próxima vacunación masiva prevista contra la Covid-19 requiere, igualmente, de efectivos adicionales".
Un "guiño" a Enfermería
Por su parte, SATSE Madrid plantea que "un guiño a las enfermeras sería contratar plantillas exclusivas para el Hospital Enfermera Isabel Zendal, sería renovar contratos a 31 de diciembre de 2021, sería mejorar las condiciones laborales y retributivas de los profesionales de Enfermería, Enfermería Especialista y Fisioterapia, sería convocar Ofertas Públicas de Empleo (OPE) y finalizarlas en un plazo razonable, sería, en definitiva, escuchar a los profesionales de Enfermería, ya que solo ellos saben cuáles son los problemas que les afectan y, sobre todo, sus soluciones. Lo otro, el guiño, es propaganda, nada más".

En este contexto, la delegación madrileña de Comisiones Obreras (CCOO Sanidad Madrid) califica de "inaudito que la Consejería de Sanidad, con el beneplácito de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y su vicepresidente, Ignacio Aguado, pretenda estructurar la plantilla del nuevo hospital de pandemias Isabel Zendal tres días laborables antes de inaugurar las primeras 240 camas que albergarán a otros tantos pacientes afectados por Covid-19".

De los 669 profesionales voluntarios, fijos o interinos de 31 hospitales del SERMAS, que se habían reclamado desde la cartera sanitaria del Ejecutivo regional para trasladarlos al nuevo hospital, solo se presentaron los citados 111. Esta cifra incluye médicos, enfermeras, TCAE , celadores y técnicos de unidades administrativas.

Ante la situación generada por la escasez de profesionales voluntarios para el Hospital de Emergencias, desde la Dirección de Recursos Humanos de la cartera sanitaria del Ejecutivo regional se comunicó a los sindicatos, en Mesa Sectorial de Sanidad, que se les reunirá el viernes, 27 de noviembre, o el lunes, 30, para debatir sobre la citada plantilla. Isabel Díaz Ayuso ya anunció que este centro se inaugurará este martes, 1 de diciembre, y que estará a pleno rendimiento antes de que termine el año.
Plan Integral de Atención Primaria
Según el resumen de la sesión realizado por UGT, respecto a la OPE para 2020, la tasa de reposición del personal estatutario para este año y la ley de presupuestos generales del 2018 permiten 2.096 plazas que se repartirán en convocatorias de 104 médicos de Familia, 619 enfermeras, 66 fisioterapeutas, 683 TCAE, 397 auxiliares administrativos y 227 celadores.

En relación con la situación del Plan Integral de mejoras en Atención Primaria y las medidas retributivas, punto fijado en el orden del día para la sesión de esta Mesa Sectorial de Sanidad, Ordóñez laments que "todo sigue igual" y "sin solucionarse, ni resolverse". Por ello, exigió que "el Plan Integral de Atención Primaria sea tratado en Mesa Sectorial monográfica extraordinaria sin perjuicio de las sesiones necesarias".

Debido al extenso debate generado sobre las contrataciones de refuerzo sanitario, otras cuestiones, como la previsión del calendario para la publicación de las convocatorias de procesos selectivos correspondientes a la OPE 2018-2019 y la respuesta del SUMMA 112 sobre admisión de pacientes en el Hospital Enfermera Isabel Zendal, quedaron aplazadas a un nuevo encuentro, cita en la que está prevista celebrar un monográfico sobre el Hospital de Emergencias.

Al margen de los temas analizados en este encuentro sectorial, Amyts se hace eco de las reclamaciones de los profesionales de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de la Comunidad de Madrid, que exigen "mayor personal y mejorar la coordinación y el sistema de vigilancia epidemiológica". A través de una carta a la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, dicho colectivo trasladan su preocupación y las necesarias propuestas de mejora para potenciar "este servicio clave".