IMG_9607
IMG_9607

Madrid pone la primera piedra contra la "dedocracia" en los centros del SERMAS

Aprobado el proyecto de ley de buen gobierno en los centros del SERMAS

Guardar

El Pleno de la Asamblea de Madrid, convocado este jueves, 14 de diciembre, ha aprobado, con 98 votos a favor y 25 abstenciones -correspondientes estas últimas al grupo parlamentario Podemos- el Proyecto de Ley por el que se establece el reglamento marco de estructura, organización y funcionamiento de hospitales, organización de Atención Primaria y otras gestionadas por el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), la llamada ley de buen Gobierno, que puede convertirse en la primera piedra para acabar con la "dedocracia" en los centros públicos de la región.

Se trata de "un buen punto de partida", según el portavoz del grupo parlamentario Ciudadanos en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid, Enrique Veloso, quien describió las bondades de lo que será una nueva norma que creará un nuevo marco estructural y organizativo, a falta de su desarrollo por el Ejecutivo de la región.

En este sentido, desde Ciudadanos consideran que supone “un cambio importante” en el mundo sanitario, ya que propone “un sistema sanitario más moderno, más ágil”, que mejore la transparencia y la rendición de cuentas. De esta manera, se crearán Juntas de Gobierno en los propios hospitales y se les dotará de mayor autonomía de gestión.

"Esta ley pasará a la historia por la novedad en su importante reconocimiento en la profesionalización de la directiva", describió Enrique Veloso en su intervención en la Asamblea madrileña. Con esto se pretende evitar que los gerentes y directivos sean elegidos "a dedo", por medio de un procedimiento reglado de selección de los cargos directivos de los centros sanitarios. "Se acabó la dedocracia del Partido Popular en la Sanidad madrileña. A partir de ahora solo habrá gestión profesional", tanto en la contratación, como en la cesión de estos profesionales, declaró.

Además, con esta nueva ley se busca una mayor participación de los profesionales madrileños y reforzar los órganos de asesoramiento y participación de los centros sanitarios. "Sólo queda recordar al Gobierno cual es su obligación a partir de ahora”, concluyó el portavoz de Ciudadanos, en referencia a la necesidad de desarrollar la norma "en el plazo máximo de un año", sin que esperen "hasta el último momento para hacerse la foto”.
Una "abstención constructiva"
En su intervención, Veloso afirmó no entender, ni compartir la abstención de Podemos por la intención de conseguir un consenso que todos los representantes de los partidos que votaron a favor afirmaron haber tenido durante las negociaciones. A este respecto, la portavoz sanitaria de Podemos en la Asamblea de Madrid, Mónica García, explicó que se trató de una "abstención constructiva", por considerar que se trata, efectivamente, de "la primera piedra fuera de un modelo disfuncional, anacrónico y extremadamemte partidista”, pero están "en desacuerdo con que sea un gran avance".

"Tomar una parte como el todo es el caldo en el que se cuece la mediocridad", argumentó Mónica García, para quien este proyecto de Ley “no ha cumplido todas las expectativas”. "Un poco de profesionalización no es profesionalización”, prosiguió, a lo que añadió que “un poquito de independencia política no es independencia política”. “No hemos llegado a la meta, por eso nos vamos a abstener", justificó.

Según la portavoz de Podemos, las medidas que se reflejan en el proyecto ya figuran en la Constitución. "No hemos inventado nada", aseguró, poniendo de ejemplo los hospitales “en los que hay Juntas de Gobierno". "El problema es que no son Juntas de Gobierno, sino Juntas del Gobierno”, reflexionó, para volver a ejemplificar el argumento con el Premio Especial a la Sanidad de la Cámara de Comercio concedido a la presidenta del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. "El gerente de La Paz, al que se le están cayendo las paredes y tiene las Urgencias colapsadas, le da un premio a la presidenta del Gobierno de la Comunidad de Madrid por su buena gestión”, relató.
Enorme potencial de la norma
En respuesta a esta intervención tomó el turno de palabra el portavoz de Sanidad en la Asamblea de Madrid por parte del PSOE, José Manuel Freire. “No es la solución a todos los problemas, pero avanza para solucionarlos”, describió, al tiempo que contestó a García y su metáfora de la carrera hacia la meta. "No recorremos 100 metros, pero recorremos 70, que no está nada mal”, declaró.

"La Sanidad es extraordinariamente compleja, nadie le puede dar una solución”, prosiguió José Manuel Freire, para quien esta ley “no garantiza que las cosas mejoren, pero sin normas como esta, nunca jamás mejoraremos". “Es una ley de consenso, siento que no sea de unanimidad”, agregó.

Además, el socialista describió la Ley de Buen Gobierno y profesionalización de los centros del SERMAS como una transposición de "cosas que son normales en Francia, Reino Unido, en los países nórdicos", que toma como referencia el similar planteamiento, "que hoy recoge esta ley", de la Organización Médica Colegial (OMC) en 2005. “No da solución a nada, pero tiene un enorme potencial para mejorar”, aseguró.
Reglas del juego
Por último, y antes de proceder a la votación que, como adelantó Acta Sanitaria, aprobaría finalmente el proyecto a desarrollar por la Administración de la Comunidad de Madrid, la homóloga a todos los anteriores intervinientes, pero en el Partido Popular, Regina Plañiol, declaró que con este proyecto, Cifuentes busca, “una vez más”, lograr una mayor calidad de la Sanidad madrileña. Establece un “marco estructural y organizativo moderno, ágil y de calidad", detalló, al tiempo que "es una ley que regula las reglas del juego".

De igual manera, la 'popular' lamenta "que a última hora se descuelgue Podemos”, una decisión que definió como "ese mensaje tan demagogo y tan antisistema". "Va a haber un antes y un después. Será, sin duda, un modelo referente en la gestión de los centros sanitarios públicos de nuestro país", concluyó.
Reacción de la Consejería
IMG_9629El consejero de Sanidad del Gobierno regional, Enrique Ruiz Escudero, valoró también la aprobación de la nueva ley de buen Gobierno. "Es una buena noticia dar este salto de calidad a la hora de profesionalizar toda la estructura de gestión de los centros que tiene el SERMAS", afirmó, tras lo que hizo también referencia a la "abstención constructiva" de Podemos y a la "iniciativa pionera" de la Comunidad de Madrid.

Además, Enrique Ruiz Escudero admitió que se revisarán los currículum de todos los gerentes que ya están en sus puestos, aún habiendo sido nombrados con anterioridad a esta norma, para valorar que se ajustan a la nueva normativa que regirá los nombramientos de directivos.