Salvador Victoria
Salvador Victoria

Madrid desconoce quién debe reembolsar lo recaudado por el "céntimo sanitario"

Tras la reunión del Consejo de Gobierno madrileño

Guardar

 

Salvador Victoria

El consejero de Presidencia y portavoz del gobierno de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria en su habitual comparecencia tras el Consejo de Gobierno de los jueves, ha quitado hierro a la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo que declara ilegal el céntimo sanitario que la comunidad madrileña viene aplicando desde 2002, asegurando que habrá que estudiar la cuantía ya qué parte del mismo ha prescrito. Aunque pidió una tregua para estudiar bien la sentencia, puesto que el Tribunal de Justicia Europeo acababa de hacerla pública , sí que manifestó con mucha seguridad que el dinero se devolvería a los ciudadanos que demostraran que lo habían pagado y que además hubieran reclamado.

Con lo que entre que ha prescrito buena parte del plazo y la poca afición que tenemos los españoles a guardar los recibos, junto con la pereza a denunciar como consumidores, todo parece indicar que la sentencia del tribunal europeo puede quedar en agua de borrajas. Otra observación realizada por el portavoz del gobierno autónomo es que el impuesto madrileño es uno de los más bajos (cada autonomía puede establecer el impuesto entre 1 y 2,4 céntimos por cada litro de carburante) y que además de los ejercicios a pagar y a la cuantía a devolver estaba por dilucidar a qué organismo le toca hacer frente al desembolso; última cuestión a la que más tarde respondería apuntando al Ministerio de Sanidad y al de Hacienda.

Y es que estamos hablando de 13.000 millones de euros; los que se suponen que las comunidades autónomas que aplicaron el impuesto indirecto tendrán que pagar, según lo publicado, con lo que el regateo por quitarse las repercusiones económicas del fallo de encima, ya se ha visto hoy, pueden ser memorables. Así que lo único claro por el momento es que habrá que devolver el dinero de este impuesto a los contribuyentes que puedan demostrar que lo han pagado.