Recertificación profesional
Recertificación profesional

Los sindicatos urgen a Sanidad a aplicar el Decreto de temporalidad y planificar la OPE

reunión del del ámbito de negociación

Guardar

El Ministerio de Sanidad se ha reunido, este martes, 27 de julio, con los sindicatos de la Sanidad Pública en el marco del grupo de trabajo sobre temporalidad del ámbito de negociación de Sanidad; un encuentro en el que los representantes sindicales urgieron a la cartera sanitaria del Gobierno a aplicar, en el sistema sanitario, el Real Decreto-ley de medidas urgentes para reducir la temporalidad en el empleo público.

En este sentido, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), presente en la citada reunión, que coincide con la aprobación de la Oferta Pública de Empleo (OPE) para la Administración General del Estado, instó al Ministerio de Sanidad a planificar, "de inmediato", la misma y la estabilización en el Sistema Nacional de Salud (SNS), "ante las graves necesidades de personal que se han vuelto a evidenciar en la quinta ola de la Covid-19".

Según informan desde este sindicato, la siguiente reunión del citado grupo de trabajo se celebrará en septiembre. Así, solicita a la cartera sanitaria del Ejecutivo que reclame a las Administraciones de las comunidades autónomas "que faciliten un mapa de las oposiciones realizadas a lo largo de 2017 y 2018 –en el marco de los anteriores acuerdos de estabilización— y el estado de su ejecución, con el fin de determinar las OPE adicionales para este año".

CSIF también pidió "la supresión de la tasa de reposición en la Sanidad, la homologación de baremos, procesos de movilidad vinculados a las oposiciones, así como introducir los contratos de relevo como un mecanismo para establecer la jubilación anticipada en el personal estatutario".
Estabilización del empleo
Por tanto, el Ministerio de Sanidad debe establecer la OPEo para 2021, "a la que se añadirían las plazas en fraude de Ley (ocupadas durante más de tres años antes del 31 de diciembre de 2020), con el fin de reconvertirlas en plazas estructurales", recuerda CSIF, que planteó un calendario para "transponer el mandato del Real Decreto al Estatuto Marco (artículo 9 relativo a la interinidad) y aprovechar esta modificación para introducir cambios en la normativa, que se ha quedado obsoleta, con el objetivo de favorecer concursos abiertos y permanentes en todo el territorio nacional".

Esta norma aprobada establece que, "transcurridos tres años desde el nombramiento del personal funcionario interino, se producirá el fin de la relación de interinidad, y la vacante solo podrá ser ocupada por personal funcionario de carrera", indica esta organización sindical.

Además, el Gobierno aceptó añadir, al proyecto de ley por el cual será tramitado el Real Decreto de temporalidad, una fórmula por la que se permitiría a los interinos de las Administraciones públicas que lleven, al menos, 10 años en una plaza estructural que nunca haya sido convocada, acceder a dicha plaza por concurso de méritos, sin necesidad de opositar. El presidente de CSIF, Miguel Borra, explicó que este procedimiento de acceso anunciado "genera inseguridad jurídica".
Plazo de un año
Por su parte, el Sindicato de Enfermería (SATSE), también presente en esta reunión del grupo de trabajo, reclamó "agilidad, eficacia y una óptima coordinación entre todas las Administraciones" para aplicar el Real Decreto y lograr que "cuatro de cada 10 enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas no sigan sufriendo una permanente situación de precariedad e inestabilidad laboral".

"Se han de acometer, con gran celeridad, los cambios correspondientes en la Ley del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud para cumplir el plazo de un año que establece el Real Decreto recientemente aprobado por el Gobierno", sin esperar "a que culmine la tramitación del Real Decreto como proyecto de ley", reitera esta organización sindical.

SATSE exige al Ministerio de Sanidad abordar aspectos como "medidas de control ante el uso abusivo del personal eventual; la definición de las plantillas orgánicas para detallar todas y cada una de las plazas existentes y su situación, así como las indemnizaciones al personal temporal o los concursos de traslados", además de la "urgente necesidad de que los procesos de estabilización que ya estaban convocados se resuelvan sin más retrasos y que las nuevas OPE sean aprobadas con celeridad y resueltas las convocatorias dentro de los plazos establecidos".