IMG_20180320_115501-e1521551162414
IMG_20180320_115501-e1521551162414

Los ocho consejeros socialistas tampoco acudirán a la Conferencia Médica

Denuncian el uso partidista de los foros profesionales

Guardar

Tras la no comparecencia a la Conferencia Enfermera del pasado 20 de marzo, a la que no acudieron hasta 12 consejeros de Sanidad, los ocho titulares de carteras sanitarias de Gobiernos regionales socialistas han comunicado al Ministerio su decisión de no asistir tampoco a la Conferencia Médica, convocada para este miércoles, 11 de abril.

En concreto, estos ocho representantes sanitarios de las comunidades autónomas que renuncian a acudir a la Conferencia Médica son Marina Álvarez (Andalucía), José María Vergeles (Extremadura), Jesús Fernández Sanz (Castilla-La Mancha), Carmen Montón (Comunidad Valenciana), Patricia Gómez (Islas Baleares), Francisco del Busto (Principado de Asturias), María Luisa Real (Cantabria) y Sebastián Celaya (Aragón).

Ninguno de ellos asistió a la Conferencia Enfermera, que hubo de suspenderse ante la ausencia de una docena de consejeros, los citados más Jon Darpón (País Vasco), Jesús Vázquez Almuíña (Galicia), José Manuel Baltar (Islas Canarias), Adela María Nieto (Ceuta) y María de la Paz Velázquez (Melilla) -estos últimos excusaron su ausencia-.

En su lugar, y como ya ocurriera en aquella ocasión, enviarán a representantes de las Consejerías, "más adecuados a los temas allí planteados". Con esta decisión, dan margen al Ministerio de Sanidad para tomar la misma medida que el pasado 20 de marzo: retrasar la reunión con los facultativos hasta el próximo Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), un órgano de debate al que los consejeros autonómicos sí que están obligados a asistir.
Ya existen otros cauces
Precisamente, esto es lo que sugieren los ocho consejeros firmantes de la misiva: que los problemas de los profesionales se traten en el Consejo Interterritorial del SNS. "Somos partidarios de promover el necesario diálogo con todos los profesionales, pero existen ya cauces representativos en el seno de Consejo Interterritorial y de la propia estructura del Ministerio para articular la participación", expresan los consejeros, que creen que "el Ministerio debe promover, precisamente, el funcionamiento de esos cauces ya existentes".

Ambos Foros, el de Médicos y el de Enfermería, surgen "de acuerdos con algunos (no todos) representantes de la profesión médica y enfermera, firmados exclusivamente por el Ministerio en 2013, afectando a materias de la estricta competencia del Ministerio y recalcar que la mayoría de aquellos acuerdos permanecen cinco años después incumplidos", recuerdan los socialistas.

"Nunca se ha pedido opinión a los consejeros sobre su constitución, composición o alcance de sus deliberaciones", insisten los representantes de la Sanidad autonómica, que se muestran "partidarios de promover el necesario diálogo con todos los profesionales" e inciden en que la Administración sanitaria nacional "tiene pendiente de resolver numerosas cuestiones que afectan al ámbito profesional, y haría bien en resolver antes de extender el debate sobre las mismas a instituciones que no son competentes en la materia o que ya tienen otros cauces (Consejo Interterritorial) para emitir opinión o acuerdo".

Los consejeros socialistas de Sanidad, además, hacen referencia a lo que, para ellos, es una prioridad: reformar la financiación autonómica. "Sin claridad sobre esta financiación, difícilmente se puede abrir un diálogo a futuro sobre las condiciones de empleo de los profesionales", argumentan.
Retraso en convocar el Interterritorial
"Consideramos que el Ministerio está haciendo un uso partidista de estos Foros tratando de poner a las Consejerías como parapeto de su falta de iniciativa y a las profesiones como instrumento político", apuntan, además, como justificación de su próxima ausencia de la Conferencia Médica, para después añadir que "llama la atención" que el Ministerio de Sanidad, tras cinco años sin cumplir con el mandato de convocar estas reuniones con los profesionales, ahora "se apresure" a ello, mientras dilata en el tiempo y "retrasa indefinidamente" el llamamiento a acudir al Consejo Interterritorial, que no se celebra desde hace cinco meses.

"No podemos tolerar que el Ministerio no haya convocado el pleno de enero del Consejo Interterritorial del SNS al que se comprometió la ministra y, sin embargo, nos utilice de comparsas con estos Foros para discutir temas laborales que corresponden a la Comisión de Recursos Humanos o a las Mesas Sectoriales en nuestras comunidades", expresan, en este sentido, los ocho consejeros de Sanidad del PSOE.
Malestar por el "tinte político"
En su momento, los representantes de los profesionales de Enfermería -Consejo General de Enfermería y el Sindicato de Enfermería (SATSE)- convocados a la reunión del 20 de marzo mostraron, por una parte, su malestar por el "tinte político" de la ausencia de los consejeros y el miedo a que se pudiera estar utilizando a la profesión para estrategias partidistas. No obstante, consideran buena idea que la Conferencia vaya ahora a tener lugar en el Consejo Interterritorial del SNS.

Está por ver si la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, seguirá adelante con la convocatoria de la Conferencia Médica, para evidenciar la ausencia de los consejeros socialistas y que ello contraste con la comparecencia del resto de formaciones políticas, o tomará la misma medida y médicos y enfermeros acudirán al Consejo Interterritorial a plantear sus reivindicaciones.
Reacciones del Foro de la Profesión Médica
Ante este comunicado, el Foro de la Profesión Médica de España ha informado de que sí acudirá a la Conferencia Médica, a pesar de la ausencia de estos ocho consejeros socialistas. Así, insta a los máximos responsables políticos sanitarios "a la búsqueda del consenso necesario para que la profesión médica sea escuchada".

"El Foro de la Profesión Médica confía en que la Conferencia discurra tal y como ha sido diseñada y que cuente con la participación del número suficiente de consejeros de Sanidad con el fin de que el diálogo entre todos los agentes convocados sea el más productivo posible y que el contenido de la reunión tenga los efectos que el Sistema Nacional de Salud se merece", describen.