jornada-parlamento-vacunas
jornada-parlamento-vacunas

Los grandes partidos carecen de un modelo claro de financiación frente a la gripe

A pesar de defender la vacunación en el Congreso de los Diputados

Guardar

Tras la intervención de representantes de los grandes partidos españoles en el Congreso de los Diputados, ha quedado la sensación de que sus responsables carecen de un modelo claro de financiación frente a la gripe y de prevención de las posibles pandemias que pudieran surgir.

Pudo extraerse esta conclusión de la jornada sobre la concienciación de la vacunación y los programas de protección antigripal, organizada conjuntamente por la Asociación Española de Vacunología (AEV) y la compañía farmacéutica Sanofi Pasteur, en cuyo nombre acudió su director general, Ignacio Saez-Torres.

Amos José García
No dejar de debatir
El presidente de la AEV, el doctor Amos José García, considera siempre oportuno celebrar foros de debate reposado cuando sean del mayor interés para la salud de los ciudadanos.

Respecto al mundo de las vacunas, y en especial a las de la gripe, Amos José García encuentra necesario aportar información fiable para quitar presión a un debate público bastante tensionado en la actualidad, según su opinión.

De igual modo, García defendió la puesta en marcha de políticas públicas de carácter preventivo en beneficio de la ciudadanía, entre las que la vacunación siempre debería jugar un papel central.

Este ponente exhibió, además, una sensibilidad especial hacia la promoción que se podría hacer de las vacunas desde las escuelas, aunque, con coberturas vacunales del 90 por ciento en las principales enfermedades, descartó medidas de imposición que, probablemente, podrían tener efectos colaterales o contrarios a las metas deseadas.

Además, este vacunólogo dio la voz de alarma sobre el difícil relevo generacional que se plantea para los preventivistas y especialistas en vacunas, con edades medias bastante adentradas en la madurez, aspecto que podría tener consecuencias graves futuras para la Salud Pública en España, según se temió.

Alfonso Rodríguez Gómez de Celis
En la Casa de la Soberanía
El vicepresidente primero de la Diputación Permanente de la Cámara Baja, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, dio la bienvenida al Parlamento a los representes del encuentro, en calidad de miembros de un sector que crea bienestar y riqueza para el país.

Estima necesario Alfonso Rodríguez Gómez de Celis haber hecho coincidir el evento con los preliminares de la campaña de vacunación contra la gripe en 2019, a la que auguró un gran éxito en virtud de la fortaleza del sistema sanitario.

El objetivo es evitar, entre otras muchas cosas, una posible epidemia, o incluso pandemia, de gripe y ahorrar miles de fallecimientos, algo que, en función de los datos de Rodríguez Gómez de Celis, ya se constata año a año.

Se alegró este diputado, por todo ello, del alto grado competencial de los profesionales sanitarios españoles, con la satisfacción que le supuso abrir a parte de ellos las puertas del Palacio de la Carrera de San Jerónimo.

José María Martín Moreno
Con razón y pasión
El catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Valencia, José María Martín Moreno, dictó una ponencia previa al debate político. Para ello, entró directamente en materia sin renunciar al grado de pasión que la salud de la gente requiere.

Todo ello desde un punto de partida que arrancó con el libro sobre los hábitos sociales diseccionados por Stephen Covey a través de una obra éxito de ventas, en el que se retrata la conquista de la independencia personal de cada uno hasta llegar al terreno de la interdependencia, un espacio especialmente abonado para las vacunas, tal como sugirió José María Martín Moreno.

Desde esa tesis, usó Martín Moreno la matriz del tiempo, que parte la tabla de las inquietudes humanas entre urgentes e importantes, a tenor de un ritmo actual de vida en el que las primeras pueden arrinconar a las segundas, a pesar de que aquellas sean esenciales para la vida.

En su calidad de consejero senior de la Oficina Europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS), este ponente aseguró que potenciar la Salud Pública es ahorrar problemas futuros en la sociedad, con su carga humana y económica, en esquema que también vio válido para el urbanismo, los sectores productivos y cualquier actividad humana colectiva.

Ignacio Saez-Torres

Señaló Martín Moreno, seguidamente, cinco aspectos esenciales en Salud Pública, como la vigilancia, la reacción a las emergencias y el cuidado de la salud ambiental y alimentaria, además de la promoción de la salud y la prevención mediante medidas, como, por ejemplo, las vacunas.

A lo anterior, este ponente sumó gobernanza para saber a dónde se quiere ir, las instraestructuras para dar soporte, la financiación suficiente y la investigación necesaria para dar respuesta a las preguntas que no la tienen todavía, en estricto seguimiento de Séneca, razonó, cuando dijo que el barco que no sabe su destino nunca llega a puerto.

Situó Martín Moreno como hitos del siglo XX la potabilización del agua, los motores de combustión, el control de las patologías infecciosas y, por supuesto, las vacunas, donde la virtud de estas últimas en enfermedades prevenibles evidencian que su aparición es señal de que las cosas no se hicieron bien en prevención.

Las vacunas son la intersección de las esferas personales, sociales y económicas como medida muy coste efectiva y que ahorra mucho sufrimiento, como ocurrió al erradicar la viruela o como sucede ahora al combatir el sarampión en muchos lugares del mundo.
La gripe no es inocente
Este conferenciante desmintió que la gripe sea una enfermedad banal, si se tiene en cuenta que se ceba especialmente en las personas más vulnerables, como los mayores o las embarazadas y, de manera muy especial también, en los pacientes crónicos, grupo de riesgo sobre el que la información es muy difícil de conseguir, según se quejó.

Lamenta, igualmente, Martín Moreno que, después de haber logrado coberturas vacunales del 66,8 ó el 70,1 por ciento en gripe, se produjera una caída desde 2010 y 2011, hasta un 42 por ciento en las Islas Baleares o con datos peores en Andalucía, Asturias y, sobre todo, en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Todo ello frente a otras regiones como la Comunidad Valenciana y la de Murcia, que sí alcanzan el objetivo básico de superar el 40 por ciento de cobertura en gripe, aunque el ideal buscado sea el 65 por ciento, como apostilló este ponente.

Igualmente, y según la referencia de Martín Moreno a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), existen discrepancias entre las vacunas producidas y las administradas, con un 20 por ciento de diferencia detectado en 2012 y un actual 9 por ciento de unidades desaprovechadas.
Pero vivimos más
En cualquier caso, Martín Moreno es optimista porque la esperanza de vida en España pasó de una media de 53 años, a mediados del siglo XX, a la de ahora, que es de 85 años e incluso de 87 para la mujer.

Este argumento, según opinión de este ponente, no debe ocultar el problema del desplome del presupuesto destinado a Salud Pública, en un 79 por ciento a lo largo de las últimas décadas, con un presupuesto que en España no llega al 2 por ciento del gasto sanitario, aún muy alejado del 6 por ciento de Canadá, por ejemplo, y en paralelo a una reducción del 19 por ciento en las partidas destinadas a asistencia primaria.

Concluyó este ponente con mención a Emily Stehani Smith, cuando dijo que equivocamos el sentido de nuestra vida, cosa que se comprueba al ver como los responsables sanitarios yerran al no salvaguardar la salud de la gente, que es la base de todo, como aseveró.

Y para ilustrarlo, Martín Moreno exhibió la foto de una carretera de infarto, sobre un despeñadero, y se preguntó qué sería mejor, si poner un hospital en la base del precipicio para los que se caigan o instalar unas barreras que impidan la caída de los vehículos y sus ocupantes.

José Martínez Olmos
Vacunas eficaces
A continuación, José Martínez Olmos, que actualmente es profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP), guió un debate entre portavoces sanitarios de tres grupos políticos con representación parlamentaria.

Entre sus presentaciones de los ponentes, el socialista aportó el dato de que en Reino Unido más del 70 por ciento de los profesionales sanitarios se vacunó en la campaña de 2018-2019, frente al exiguo 30 por ciento de sus colegas españoles, lo que se tradujo en un indiscutible tema de debate para los políticos debatientes reunidos en la jornada.

José Antonio Mirón Canelo
Todos con Balmis
El portavoz del grupo parlamentario Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, José Antonio Mirón Canelo, empezó con referencias a la expedición filantrópica de Francisco Javier Balmis, en 1803, en la que no solo iban botes salvavidas en el María Pita, para hipotéticos náufragos u hombres al agua, sino también se llevaba una carga de esperanza en forma de vacas y una cuarentena de niños huérfanos con los que hacer llegar la prevención de la viruela a América, con un salto también a las islas Filipinas.

Luego, José Antonio Mirón Canelo relató que él mismo, en 1993, y durante su paso por la Escuela Nacional de Sanidad (ENS), hizo una propuesta de vacunación en adultos, que en los años 2000 completó con un estudio en el que la vacunación se confirmó como método muy indicado para evitar la mortalidad prematura.

Como representante de Ciudadanos, Mirón Canelo considera necesario mejorar la asertividad de los profesionales sanitarios y convencerles, al mismo tiempo, para que se vacunen, un problema cuyas raíces vio en que la Atención Primaria es poco atractiva para los médicos del MIR.

Mientras, en relación con la vacunación de la gripe, argumentó este político que hace falta una mayor alfabetización ciudadana en materia de prevención. Por otro lado, defendió un calendario común único y vinculante, difícil de imponer, a su criterio, por el desdén con el que tratan algunos territorios al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS).

María Luisa del Moral Leal
Acierto del calendario
La portavoz del PP, María Luisa del Moral Leal, defendió el calendario vacunal, medida adoptada en 1975 y de actualización continua, con acuerdo aprobado en el Consejo Interterritorial del SNS para vacunar a los mismos colectivos, a las mismas edades y con las mismas vacunas.

Sobre la vacunación de la gripe, enfermedad inmuno prevenible más prevalente en los países desarrollados, estima María Luisa del Moral Leal que se instauró en los años 80 del siglo pasado en España, y que pronto tuvo incidencia directa en el descenso de la mortalidad en personas mayores y también en sus hospitalizaciones.

De ahí, adelantó Del Moral Leal que el PP aplicará o apoyará, según su responsabilidad en cada momento, las medidas dictadas desde la OMS, desde postulados, además, sostenidos por la evidencia científica disponible.

Entre esas acciones aconsejadas, citó esta ponente las campañas de concienciación con soporte en las nuevas tecnologías, mediante sinergias entre todos los agentes del sector salud, entre los que incluyó a la industria farmacéutica.

Del Moral Leal instó también a tener presente que el artículo 43 de la Constitución Española hace preceptiva la protección de la salud de las personas que viven en el paí, protección que, sin género de dudas y en honor a sus palabras, pasa por un uso suficiente y adecuado de las vacunas.

Esta diputada 'popular' detectó, por otro lado, falta de concienciación en la ciudadanía sobre el carácter prioritario de la prevención, algo que podría corregirse, apuntó, con pedagogía y programas sostenidos y medidos en su eficacia por los responsables políticos y gestores sanitarios.

Laura Berja
Compromiso continuo
La portavoz del PSOE, Laura Berja, reiteró el mandato constitucional y ético de velar por la protección de la salud de los ciudadanos, además de alabar la figura histórica en Sanidad de José Martínez Olmos.

Destacó Laura Berja como una prioridad cumplir el calendario vacunal a lo largo de la vida, en línea con los postulados que defiende también la actual ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo.

No obstante, Berja matizó que ese cumplimiento vacunal debe seguir al ciudadano en sus desplazamientos por las distintas comunidades autónomas, extremo que no siempre ocurre.

Elogió esta ponente, además a un tiempo, tanto el papel que juega el Consejo Asesor de Vacunas del Ministerio de Sanidad, como el sentido común de la población, que mantiene muy altas las coberturas en España.

Este mérito colectivo no alcanza todavía a la protección para la gripe de las personas de edad y los profesionales sanitarios, como meta deseable por Berja. Aportó datos, de igual modo, sobre la disminución de frecuentación, ingresos hospitalarios y mortalidad relacionados con la vacunación de la gripe.

A continuación, esta ponente parafraseo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al asegurar con él que las vacunas también precisan un enfoque de género que supere la brecha sanitaria, habida cuenta de que más de la mitad de la población es femenina.

Esta diputada socialista echa en falta, en otro aspecto, en coincidencia con los otros dos políticos participantes en el debate, una mayor cultura de la prevención en la población, además de evitar el descuido que a veces se produce respecto a los colectivos más vulnerables y susceptibles de vacunarse contra la gripe.

Pilar Aparicio
Razón de ser
La directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio, encontró esperanzador el consenso mostrado por los políticos participantes en el debate, al coincidir en su defensa de la vacunación, en general, y de la gripe, además del acierto de contar con un calendario útil para todos los territorios.

Todo ello desde la premisa de que la prevención debe alcanzar a todos los residentes en el país y sin que haya ninguna madre que no pueda vacunar a su hijo o hija. Pidió Pilar Aparicio en el foro de los debates de la política nacional que esta haga posible que la retribución del personal sanitario sea digna y no tan precaria como es en muchos casos.

En ese sentido, estima Aparicio que la resilencia del SNS es mucha, hasta el punto de seguir ofreciendo una altísima calidad, pero que también se resiente del desánimo que a veces cunde en parte de los hombres y mujeres que lo hacen posible.

Esta representante ministerial remitió a todos los presentes también a acudir al calendario vacunal alojado en la web de la cartera sanitaria del Ejecutivo, por ser un documento muy bien construido, a partir de la experiencia de los que más saben sobre el tema, y muy necesario como instrumento imprescindible de equidad.

Amos José García, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis y José María Martín Moreno
Discreción y lealtad
En su batería de argumentos, Aparicio continuó con una apuesta por la discreción en los debates y controversias técnicas sobre la vacunación, para evitar dar munición al movimiento contrario a las mismas, por lo que recordó que la Administración sanitaria siempre tiene las puertas abiertas al debate científico y sensato.

Desde su experiencia de, aproximadamente, un año en el Ministerio de Sanidad, afirmó esta ponente tener suficiente información para dar fe de una colaboración leal de todas las comunidades autónomas en materia de Salud Pública.

Además, adelantó Aparicio que habrá, a medio plazo, una nueva ley de vigilancia epidemiologica, para perfeccionar el excelente sistema de alertas que posee el país. Finalmente, y respecto a las mejorables tasas de vacunación contra la gripe en España, admitió que aún estamos pagando los efectos derivados de la crisis de la gripe A.