coiba_prescripcion
coiba_prescripcion

Los enfermeros de Baleares indican que el RD de Prescripción "es imposible de cumplir"

Piden su "inmediata suspensión"

Guardar

El Hospital Son Llatzer de Palma de Mallorca ha acogido recientemente una reunión en la que participaron unos 200 profesionales enfermeros de las Islas Baleares, los cuales reclamaron "la inmediata suspensión del Real Decreto de Prescripción Enfermera", al ser éste "imposible de cumplir".

A juicio del Colegio Oficial de Enfermería de esta comunidad autónoma insular (COIBA), este encuentro estuvo marcado "por la preocupación, tristeza y enfado ante una norma que provoca una fuerte pérdida de autonomía de los profesionales y pone en peligro a los pacientes". En este sentido, su presidenta, Rosa María Hernández, indicó que el texto es "un despropósito absoluto".

"Nos impide realizar nuestro trabajo y podría paralizar todo el sistema sanitario si se llega a aplicar", continuó la máxima representante de esta institución colegial de ámbito regional, que añadió que "el problema no es de las enfermeras, es de todos". Por ello, pidió también "la modificación de la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios".

A juicio de Rosa María Hernández, "los médicos, las enfermeras, los odontólogos y los podólogos, en el ámbito de sus competencias respectivas, son profesionales prescriptores". Además, expuso que las enfermeras "han pedido la elaboración de catálogos dinámicos de productos sujetos a prescripción para las competencias respectivas, eliminando de la norma cualquier referencia a la necesidad de una doble acreditación por parte de las profesionales para poder prescribir".
Rechazo unánime
En esta misma línea, el decano de la Facultad de Enfermería y Fisioterapia de las Islas Baleares, Joan de Pedro, manifestó que el Real Decreto en cuestión "no se puede aplicar". "Si lo intentáramos mañana mismo, pararíamos el sistema asistencial", declaró al tiempo que considera que "tanto los antiguos diplomados, como los actuales graduados de esta Universidad, tienen plenamente cubiertas las competencias".

El subdirector de Cuidados Asistenciales y Atención al Usuario del Servicio Balear de Salud (Ib-Salut), Carlos Villafáfila, indicó, por su parte, que la Consejería de Sanidad del Gobierno autonómico intentó "sin éxito" ponerse en contacto con el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, para insistirle en que la norma "es imposible de cumplir". Por ello, confirmó que el Ejecutivo balear trabaja en un recurso contra la misma.

Por último, tras el rechazo al Real Decreto de Prescripción Enfermera mostrado también por representantes de sociedades científicas y organizaciones sindicales, Hernández recomendó a las profesionales "cautela y mucha prudencia para discernir aquellas situaciones en las que es posible cumplir la ley de aquellas otras en las que resulta forzoso incumplirla, pues puede estar en peligro la vida del paciente".