dav
dav

Llega a España la inmunoterapia de Roche para cáncer de pulmón y de vejiga metastásicos

El Ministerio de Sanidad aprueba su financiación

Guardar

El Ministerio de Sanidad ha aprobado la financiación de Tecentriq (atezolizumab), fármaco de la compañía farmacéutica Roche para el tratamiento del cáncer de pulmón no microcítico, localmente avanzado o metastásico, en pacientes que hayan recibido un tratamiento previo, así como para el cáncer de vejiga también avanzado, con lo que llega a España la primera inmunoterapia antiPDL-1 de la mano de este laboratorio.

El citado se trata de un nuevo mecanismo de acción diseñado para bloquear la actividad de esta proteína, presente en la superficie de las células tumorales, cuya autorización en España fue valorada por la directora Médico de Roche España, la doctora Annarita Gabriele; por el presidente del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP) y jefe del Servicio de Oncología del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid, el doctor Mariano Provencio; y por su homólogo en el Grupo Español de Oncología Genitourinaria (SOGUG), el doctor José Ángel Arranz.

La aprobación de esta indicación como tratamiento en segunda línea por parte de la cartera sanitaria del Gobierno es, para Annarita Gabriele, "una gran noticia" para pacientes de un tipo de cáncer de pulmón que representan un 85 por ciento del total, así como para aquellos que padecen cáncer de vejiga, una enfermedad para la que "no ha habido avances en más de 30 años", según la directora médico de Roche España.

Es la primera inmunoterapia disponible en el país frente a la proteína PDL-1 y su aprobación es fruto de los resultados de cuatro ensayos clínicos. "Para los pacientes de cáncer de vejiga, la aprobación de Tecentriq es un hito muy importante", explicó la representante de este laboratorio, ya que es uno de los tumores más frecuentes, el cuarto más prevalente en varones. En el mundo, al año se producen 430.000 casos al año; en España, son 21.000.

Gabriele destacó, además, la importancia de la colaboración de los hospitales españoles en el desarrollo de este anticuerpo. España es, según Roche, uno de los tres países con más peso en su investigación, con un total de 34 centros en los cuatro estudios que avalan su aprobación y financiación. "España contribuye de manera significativa a la investigación de Roche", aseguró su representante, que cree que el trabajo en este tipo de fármacos es necesario para cambiar la forma en la que se piensa y se trata el cáncer.
Ventajas en ambos tumores
Mariano Provencio

Mariano Provencio se refirió a esta colaboración de Roche con los centros españoles como algo de agradecer, y recordó los beneficios de este tipo de ensayos clínicos gracias a los que muchos pacientes -en este caso, casi 1.500 españoles- pueden utilizar medicamentos innovadores antes de que sean financiados y aprobados en el país.

"En cáncer de pulmón sólo existía un fármaco de inmunoterapia", prosiguió el máximo exponente del Grupo Español de esta enfermedad, que añadió que, con este medicamento, "el beneficio era muy pobre" y producía más toxicidad que avances. Además, expresó que, aunque no hay "estadísticas ciertas" sobre cáncer de pulmón en España, se calcula que entre 22.000 y 25.000 personas padecen una patología que, "por desgracia, no es curable" en su forma avanzada y metastásica. Gracias a Tecentriq , su supervivencia y calidad de vida mejorarán, especificó.

En el caso del cáncer de vejiga, como declaró José Ángel Arranz, afecta en Europa a 150.000 personas nuevas cada año, mientras que en España, a entre 15.000 y 20.000. "Afortunadamente, la gran mayoría de ellos en estadios locales" en los que la enfermedad es curable, aclaró, aunque sigue suponiendo muchos costes para los sistemas sanitarios.

"Se están desarrollando fármacos que se ocupan de revertir el control del sistema inmunitario sobre el tumor", describió Arranz, "para que los linfocitos se pongan de nuestro lado". "La última célula tumoral no la mata la quimioterapia, la mata el sistema inmunitario", expresó.
Decidir en qué se gastan los impuestos
José Ángel Arranz

El hecho de que la Administración sanitaria del Ejecutivo nacional apruebe su financiación para el sistema sanitario público no sólo es un factor importante por sus beneficios en los pacientes, sino porque el Ministerio de Sanidad no acostumbra a incluir entre sus opciones a las inmunoterapias. "La Sanidad se financia con impuestos. Estos impuestos los pagamos nosotros. Tenemos que decidir para qué se usan esos impuestos", incidió Provencio, a lo que agregó que "el resto son historias para distraer".

"Yo no sé lo que cuesta y no me interesa", prosiguió el presidente del GECP, que solicitó que "lo gasten mejor", ya que "es algo ético, que los ciudadanos tenemos que reclamar". "No podemos retroceder ni un palmo de lo que tenemos", destacó, para después recordar la importancia de la participación de los pacientes en los ensayos clínicos, que ofrecen a los pacientes la oportunidad de acceder a un tratamiento que hasta ese momento no tienen.