Levantada la suspensión de la Ley navarra de sanidad gratuita a 'sinpapeles'

Durante la suspensión, se entregaron prefacturas ahora anuladas

Guardar

El Tribunal Constitucional ha levantado la suspensión impuesta sobre la norma Navarra de asistir gratuitamente a las personas residentes en situación irregular, después de que el Gobierno estatal hubiera recurrido la Ley Foral 8/2013 de 25 de febrero por la que se reconoce a las personas residentes en la comunidad foral el derecho de acceso a la asistencia sanitaria gratuita del sistema público sanitario de Navarra.

Al informar de la decisión del Tribunal Constitucional, la consejería de sanidad ha recordado que el propio Gobierno de Navarra se personó en el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno de España, “al considerar que la Comunidad Foral de Navarra tiene competencia propia para regular la asistencia sanitaria de los excluidos en el Sistema Nacional de Salud”. Además, el Departamento de Salud destaca que, a pesar de no estar de acuerdo con la Ley Foral, “siempre” ha defendido que la Comunidad Foral “ejercía la competencia en esta materia desde el año 1991 con un sistema propio mediante el cual se extendía la cobertura sanitaria pública a aquellas personas que no tenían la posibilidad de acceder a la misma: el Decreto Foral 640/1996, de 18 de noviembre”. “De hecho se consideró suficiente modificar dicho Decreto Foral para poder incluir en el Servicio Navarro de Salud a los inmigrantes irregulares estableciendo un sistema de subvención, con cargo a Políticas Sociales, que cubriera las cuotas de aquellas personas que no tuvieran recursos”.
Asistencia sanitaria gratuita a 1.160 personas
El Departamento de Salud señala que durante el tiempo que estuvo en vigor la Ley foral 8/2013 se reconoció el derecho a asistencia sanitaria gratuita a 1.160 personas en Navarra. Y en los cuatro meses que ha estado suspendida se han recibido otras 200 peticiones, que serán tramitadas en breve. Además, durante estos meses y mientras se resolvía el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno de España, se dieron instrucciones desde el Departamento de Salud del Gobierno de Navarra al Servicio Navarro de Salud para que no se entregaran las facturas de asistencia a los inmigrantes en situación irregular, sino que se elaboraran una especie de prefacturas que ahora se van a anular.
Evolución del proceso
Para el Ejecutivo foral, la competencia en materia  asistencial se ejerce de hecho desde el año 1991. Además, con la modificación que supuso el Real Decreto Ley 16/2012 en la condición de asegurado, el Gobierno de Navarra ya ejerció esta competencia con la extensión de la prestación sanitaria a todos aquellos que quedaban fuera del Sistema Nacional de Salud mediante la modificación del Decreto Foral 640/1996. Esta actuación ya generó un conflicto con el Estado, quien recurrió la norma del Ejecutivo foral ante el Tribunal Constitucional, quien decretó la suspensión temporal de dicho Decreto Foral.

Ante el nuevo recurso de insconstitucionalidad, el Gobierno de Navarra consideró que debía defenderse la competencia Foral personándose en la causa y solicitando el levantamiento de la suspensión. La personación tenía por objeto defender la competencia navarra en este ámbito, y no la propia ley foral en sí, aprobada por el Parlamento, cuya aplicación en la práctica había tenido consecuencias no deseadas pues, según se contó entonces, la norma, que se suponía que tenía como objetivo la inclusión en el sistema sanitario público y gratuito a las personas que habían sido excluidas y que carecían de recursos económicos o estaban en una situación irregular, había supuesto de hecho la entrada en el sistema público a personas de elevados ingresos puesto que podían solicitar la asistencia con la acreditación de un solo día de estancia en Navarra. De hecho, en los meses en que esta Ley Foral estuvo en vigor, se había tenido que conceder un documento sanitario navarro, además de a inmigrantes irregulares, a ciudadanos procedentes de Estados Unidos, Gran Bretaña, Australia, Italia o Portugal.