dav
dav

Las 20.000 enfermeras de Madrid podrán formarse en seguridad del paciente y humanización

Acuerdo entre CODEM, Consejería de Sanidad y Consejo General de Enfermería

Guardar

El convenio que han suscrito el Consejo General de Enfermería, el Colegio Oficial de Enfermería de Madrid (CODEM) y la Consejería de Sanidad del Gobierno de la Comunidad de Madrid va a permitir que las 20.000 enfermeras madrileñas puedan acceder a formarse en humanización sanitaria y en la seguridad del paciente.

Dicho acuerdo fue firmado, en un acto celebrado en la sede de la cartera sanitaria del Ejecutivo de esta comunidad autónoma, por su titular, Jesús Sánchez Martos; el viceconsejero de Sanidad de la Administración regional, Manuel Molina; el presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado; y su homónimo en el CODEM, Jorge Andrada.

Además, participaron en la rúbrica y en la elaboración de la entente varios miembros de las tres instituciones, como la vicepresidenta del Consejo General de Enfermería, Pilar Fernández; la secretaria general del CODEM, Sara Gasco; y el director general del Instituto español de Investigación Enfermera, José Luis Cobos.
Más servicios de calidad
A estos representantes de las entidades mandó Jorge Andrada "un cariñoso saludo" y su agradecimiento por el trabajo realizado para conseguir crear este programa de formación, cuyo objetivo es el desarrollo de las buenas prácticas enfermeras para la humanización de los cuidados y la seguridad del paciente, un programa desarrollado con anterioridad por el Consejo General de Enfermería y adaptado a las necesidades y requisitos de la Consejería de Sanidad del Gobierno regional.

Según explicó Andrada, al preguntar a sus colegiados por la opinión que tenían de la entidad que dirige, se mostraron "contentos", aunque requerían "más servicios y de más calidad". Por ello, a su juicio, la presentación de este convenio significa "el gran día de la profesión enfermera de Madrid", por la puesta en marcha de "un proyecto ambicioso" con una "implicación total" del CODEM, que será la institución encargada de financiar el programa. "Facilitar una formación de este tipo a 20.000 enfermeras es un hito y una oportunidad que no podíamos dejar escapar", aseguró.
Cumplir con las buenas prácticas
burst"Un colegio no es un prestador de servicios", prosiguió Máximo González Jurado, sino que sirve para "exigir que se cumple con las buenas prácticas". Para ello, expresó, es necesario ofrecer herramientas a los profesionales, puesto que "la misión es garantizar la salud de los pacientes".

Este era el objetivo del programa de formación de buenas prácticas que ya ofrecía el Consejo, y que exportó a hasta 15 países de Latinoamérica. Este proyecto se tuvo que adaptar a los requerimientos de la cartera sanitaria del Ejecutivo madrileño, en relación especialmente con la humanización, lo que según González Jurado es "una colaboración leal".

La estrategia es la de "formar formadores", que la red "se vaya extendiendo" y se consiga la implicación del formador para que sea autosuficiente, continuó el máximo representante del Consejo General de Enfermería. "Aquí tenemos una gran infraestructrura, que puede que sea una de las mejores del mundo", aseguró, tras lo que indicó que ello hace más necesaria la implantación de programas como este, que es un compendio de "actualización de conocimiento enfermero, humanización, calidad y prescripción".

Por su parte, Jesús Sánchez Martos afirmó que su objetivo "no es firmar un convenio solamente; mi objetivo es que se solidifique". "Yo me iré cuando termine la legislatura de Cristina Cifuentes, pero el convenio seguirá", aclaró. Según el representante de la Sanidad madrileña, conseguir este acuerdo "no ha sido fácil", pero se mostró satisfecho por el resultado. "Estoy seguro de que otras Consejerías te llamarán", decretó, dirigiéndose a Máximo González Jurado.