La semFYC reúne a 300 residentes y tutores de Medicina de Familia de toda España

preocupación ante la próxima jubilación de los primeros médicos de familia

Guardar

3 SEMFYC logoLa Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) celebra en Cáceres sus XXI Jornadas de Residentes y III de Tutores de Medicina de Familia y Comunitaria que reunirán a 300 médicos residentes y tutores de toda España para abordar las principales cuestiones relacionadas con la formación de los futuros médicos de familia.

El encuentro sirve para poner en común las inquietudes de un sector ilusionado en tener la mejor formación y comprometidos con la sociedad, ellos se convertirán en los profesionales de referencia para mejorar la salud de nuestros pacientes. Pero esta ilusión se enfrenta también a unas condiciones de “precariedad y falta de estabilidad”. “Es necesaria la incorporación al mercado laboral de nuevos médicos de familia que tomen el relevo de la primera generación de especialistas que se halla a las puertas de la jubilación”, alerta Salvador Tranche, presidente de la semFYC.

Desde la vocalía de Residentes de la semFYC, Isabel Arenas y Anna Fernández señalan que las Jornadas se han configurado para que tengan “utilidad para la práctica diaria, enfocándonos en las diferentes salidas laborales: los médicos de familia estamos en urgencias, haciendo asistencia prehospitalaria, en la comunidad o en los domicilios, y nuestra formación debe abarcar todas estas áreas”.
La realidad del MIR en Medicina de Familia
Salvador Tranche, presidente de SEMFYC Salvador Tranche, presidente de SEMFYC

En España, en 2017 se ofertaron 1.774 plazas de residencia en Medicina de Familia, 60 de las cuales corresponden a Extremadura, comunidad anfitriona de estas Jornadas. En ambos casos se trata de una cifra ligeramente superior a la ofertada en años precedentes pero, a ojos del presidente de la semFYC, Salvador Tranche, “se trata de una cifra insuficiente para cubrir la inminente ola de jubilaciones que afectará la medicina de familia, dado que muchos médicos de familia de las primeras promociones de la especialidad —hace casi 40 años— se hallan a las puertas de la jubilación”.

Significativamente, desde que en 2010 se alcanzaran las 1.919 plazas convocadas para medicina de familia, el volumen de plazas retrocedió hasta las 1.682 plazas en 2013 y a partir de entonces se han recuperado ligeramente, para alcanzar este año las 1.810 plazas.

Pese al aumento de las plazas de residentes, Salvador Tranche confirma que, según datos de la semFYC “va a haber déficit de médicos de familia y lo vamos a experimentar en los próximos 3 años, cuando el número de profesionales que se jubilen anualmente será superior al número de los que se forman”.
Incentivos para tutores
La circunstancia se agrava por el hecho de que, según estimaciones de la semFYC, muchos profesionales que se van a jubilar en los próximos 5-10 años son tutores de médicos en formación, por lo que “son necesarios incentivos de desarrollo profesional para los médicos encargados de tutorizar”. Tranche enumera, entre los incentivos para estimular el aumento de tutores, compensar la reducción de cupos por médico-tutor, el reconocimiento del rol de tutor en el baremo para traslados o el desarrollo de programas formativos específicos.

Los médicos al terminar sus cuatro años de especialización son, en palabras de las vocales de Residentes de la semFYC, Isabel Arenas y Anna Férnandez, “profesionales bien formados, con habilidades clínicas y técnicas para realizar ecografías, cirugía menor o infiltraciones, además, somos resolutivos y nos hemos formado para acompañar a nuestros pacientes a lo largo de la vida, con una visión global de estos”. Ambas MIR de la semFYC se sienten “optimistas con su futuro”, a pesar de reconocer sentirse “preocupadas por la temporalidad de los contratos”.
Una OPE nacional extraordinaria en un contexto de precariedad
Muchos residentes y jóvenes médicos de familia se sienten esperanzados con el anuncio de próximas Ofertas Públicas de Empleo (OPEs), tanto nacionales como de varias comunidades y, en este sentido, desde la semFYC, se señala que “solucionar la prestación de servicios sanitarios de calidad al ciudadano pasa por la creación de nuevos recursos de personal, pero también por reducir la precariedad, hacer una discriminación positiva a favor de la medicina de familia y pensar en nuevos modelos de organización”, señala Tranche. Para el presidente de la semFYC, además, también sería importante adaptar las organizaciones internas de los centros de trabajo para acoger a los residentes, de modo que las horas de formación que tienen los tutores no signifiquen una sobrecarga para el resto del equipo de médicos de familia.

Una preocupación añadida a la coyuntura actual de estar a las puertas de una ola de jubilaciones, es el hecho de que nos hallamos por debajo del nivel medio europeo de médicos por cada 1.000 habitantes. Para que nuestra sanidad alcance el nivel europeo, es necesario incrementar el número de plazas de residentes “así como trabajar para reducir el abandono —que podríamos cifrar en un 30% al finalizar los 4 años de MIR— y, en definitiva, hacer más atractiva la especialidad”.