cgcof-antibulos
cgcof-antibulos

La profesión farmacéutica combate las informaciones falsas que proliferan en las redes sociales

Con una campaña y un decálogo que advierten sobre el peligro de los bulos

Guardar

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) y el Instituto #SaludsinBulos han lanzado conjuntamente una campaña de concienciación social destinada a contrarrestar la desinformación sobre medicamentos que corre por Internet y las redes sociales.

Como parte de esta iniciativa se difundió el Decálogo de Información sobre Medicamentos en Redes Sociales, con el objetivo de evitar que los consejos de influencers sin formación sanitaria se salten la legislación vigente sobre promoción de fármacos y puedan difundir consejos erróneos o dañinos para la salud.

Jesús Aguilar
Evitar las malas influencias
El presidente del CGCOF, Jesús Aguilar, alertó del riesgo que supone para los ciudadanos, especialmente jóvenes, seguir consejos de influencers de las redes sociales que, sin acreditación sanitaria alguna, recomiendan medicamentos que incluso llegan a ser éticos con exigencia de receta, en ocasiones.

En ese sentido, Jesús Aguilar recordó que todo medicamento requiere diagnóstico de un profesional sanitario acreditado y su consecuente prescripción.
Reacción necesaria
Sin embargo, Aguilar afirmó que, gracias a iniciativas como #SaludsinBulos y otras fuentes, se llegaron a conocer infundios, bulos, errores e informaciones potencialmente peligrosas que despertaron un gran preocupación en la organización farmacéutica colegial, como resorte para la acción en una entidad de derecho público.

Esta es una reacción que, si bien en esta ocasión se tradujo en una campaña de divulgación y concienciación social, también va paralela a la comunicación a las autoridades correspondientes cuando el CGCOF tiene conocimiento, o es informado, de cualquier circunstancia que pueda atañer a la salud de los ciudadanos.

Virtudes Roig, Cristina Carrillo, Guillermo Martín Melgar y Pablo García

Estas son personas que, no en vano, entran cada día en número de 2,3 millones, buscando la confianza que inspiran los profesionales de las más de 22.000 oficinas de Farmacia que hay en España, como recordó el presidente del CGCOF.
La ley como norma
Como reiteró Aguilar, la legislación vigente fija de manera explícita la prescripción de los medicamentos como norma de Salud Pública, a la vez que está prohibida la publicidad de fármacos dirigida al público, al estar igualmente regulada.

Por ejemplo, explicó el máximo representante del CGCOF, aquellos medicamentos que no precisan receta son convenientemente anunciados en medios como la televisión, mediante un mensaje final que remite siempre a consultar con el farmacéutico ante cualquier duda.

Abián Mesa Domínguez, Gema Herrería y Paula Fernández
Un decálogo necesario
Sobre la campaña presentada, centrada en los bulos contra la salud que se difunden desde las redes sociales, Aguilar declaró que su objetivo es dirigirse a los más jóvenes porque suelen ser los más conectados, para animarles a que tengan presente que los medicamentos no son ni ropa, ni libros, ni música porque afectan a la salud y porque es justo que estén muy regulados para que se haga un uso necesario y racional de ellos.

En este sentido, elogió el presidente del CGCOF la oportunidad del Decálogo presentado, destinado, igualmente, tanto a concienciar a la población como a orientar a la hora de discernir entre las fuentes fiables y serias y aquellas que, por la razón que sea, no tienen fundamento científico.

De esta forma, apela Aguilar al rigor informativo en Sanidad, que también protagonizan los medios de comunicación, especialmente, advirtió, cuando se producen alertas sanitarias. Detrás de estas razones, dejó claro que, en temas de medicamentos, el influencer a seguir siempre es el farmacéutico.
Calma con el coronavirus
Precisamente sobre alertas sanitarias, Aguilar hizo algunos comentarios sobre el problema actual del coronavirus que se inició recientemente en China y ya se difundió por parte del mundo sin que cunda la alarma, afortunadamente.

Sobre este tema y para la tranquilidad de todos, el presidente del CGCOF hizo mención a la llamada que recibió hace unos días del ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la que esta institución aportó la serenidad compartida por los farmacéuticos en su condición de agentes de salud más próximos a los ciudadanos.

Esta es una colaboración estrecha, focalizada en este caso en las Islas Canarias, donde las 12 farmacias existentes de La Gomera informan a la población local de que no hay motivos de alarma y de que no es preciso el uso masivo de mascarillas, según precisó Aguilar.

Carlos Mateos
Más salud y menos bulos
El coordinador del Instituto #SaludsinBulos, Carlos Mateos, equiparó el tamaño del problema de las patrañas relacionadas con la salud en las redes sociales al volumen de seguidores que tienen muchas influencers, en ocasiones con cifras millonarias de personas de buena fe.

Estas son personas que no advierten que es ridículo, o mucho peor, seguir consejos tan peregrinos como machacar aspirinas para aplicarlas a la piel para corregir el acné, como se dice en más de 50 vídeos con más de 73 millones de visualizaciones.

Este es un solo ejemplo que llegó el Instituto, entre otros muchos, a revisar vídeos realmente preocupantes, por las negativas consecuencias que podrían tener para la salud, tal como refirió Carlos Mateos, vídeos como esos más de 30 que hablan de una supuesta viagra supuestamente natural, obtenida con una mezcla de alimentos y fármacos, ya reproducida más de 27 millones de veces en las tabletas y teléfonos inteligentes.
No todo consejo vale
Este coordinador se dirigió, por tanto, a los seguidores de los influencers para hacerles ver que, en materia de salud, no valen los casos particulares que pretendan convertirse en categoría válida para todos, al estilo de lo que decía antes "el vecino del quinto" o mi tía Aurelia, dado que esto no sirve ni para un maquillaje ni, por supuesto, para ningún fármaco.

Sin que dejen de existir sospechas de que pudiera haber algún interés oculto en algunos de estos bulos, Mateos defendió el papel de los divulgadores sanitarios que publican sus comentarios en las redes sociales, avalados por su trayectoria profesional y sanitaria.

Junto a ellos, este Instituto y el propio CGCOF, se propusieron poner freno a tantos disparates, especialmente como prevención y remedio a potenciales crisis sanitarias que pudieran producirse, de las que el coronovirus podría ser un ejemplo no deseado.

De ahí que Mateos remitiera a los medios de comunicación, y la ciudadanía en general, a consultar el decálogo en la página web de este Instituto y del CGCOF. Además, puso como ejemplo a denunciar socialmente el caso de Josep Pàmies y su supuesto remedio universal basado en la lejía, también en este caso, para la infección por coronavirus.

A lo anterior, Mateos añadió otras estupideces que circulan por las redes sociales, como que este virus puede ser contrarrestado con sopa de murciélago o que, en realidad, se trata de un remedio "drástico" del Gobierno chino para reducir su supuesto problema de superpoblación.

En resumen, y para mayor complicación, Mateos aportó el dato de una encuesta realizada por este Instituto y Doctoralia en la que se vio que el 65 por ciento de los facultativos temen que las ideas erróneas de la red les hagan perder a ellos mismos credibilidad ante sus pacientes.

Marián García
Acudir al Colegio y al Consejo
La autora del Blog Boticaria García, la farmacéutica y divulgadora Marián García, considera un hecho afortunado que cada profesional del sector se sienta respaldado por su colegio territorial en particular y por el CGCOF en general.

Tras esta premisa, Marián García pasó a enumerar los puntos del decálogo. En primer lugar, aseguró que es necesario conocer quién aporta cada información que se lee en las redes, además de dar crédito únicamente a las fuentes oficiales.

En segundo lugar, animó García a desconfiar de cualquier solución extraordinaria o prodigiosa que se ofrezca. Como tercera autoexigencia a difundir, señaló la necesidad de comprobar si las afirmaciones de Internet se apoyan en la evidencia científica, que siempre es el fundamento de la eficacia y la seguridad de los medicamentos.

Además, y dado que muchas de las noticias que fluyen por las redes son de salud, es necesario estar muy atentos a las Fake News. También es preceptivo, según esta ponente, saber que la publicidad siempre debe ser distinguible de la información y las opiniones.

Hay que tener muy presente, también, que comprar medicamentos a través de Internet conlleva un riesgo alto, porque la mayoría son falsificados. Ante cualquier motivo de alerta o riesgo para la salud, es necesario hacer como el CGCOF y comunicarlo inmediatamente a las autoridades sanitarias, sin olvidar que las escasas alertas que se producen vienen siempre dadas por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS)

También insistió esta farmacéutica en que, aunque pudieran parecerlo, muchas cosas no son banales, por lo que se mostró partidaria de que más farmacéuticos acepten el reto de convertirse en influencer, con la vista puesta, antes que nada, en la población más joven y vulnerable.

María José Cachafeiro

García ilustró su planteamiento con algunos casos de fármacos que son recomendados para su uso con fines de belleza, generalmente corticoides y antibióticos tópicos que también se pueden usar en tatuajes.

No obstante, García se escandalizó aún más al hacerse eco, también, de casos como el uso de antibióticos sistémicos, más grave, o el de crema antihemorroidal para reducir las antiestéticas ojeras.

Todo ello sin olvidar la confusión que puede haber al usar las toallitas antibióticas, cuyo uso no puede caber fuera de indicación. De esta manera, esta ponente aconsejó mirar el círculo que aparece en los envases de medicamentos.

Además, y para contribuir a la calma que esgrimió Aguilar, García aseguró que nadie debe temer recibir un paquete desde China, dado que la ventana del virus para sobrevivir fuera de su huésped es muy limitada, a lo que añadió que si bien es cierto que las farmacias no tienen actualmente las mascarillas en la cantidad que se solicitan por parte de algunos ciudadanos, también lo es que no hacen falta.
Más farmacéuticos que opinan
Esta campaña habría nacido limitada si no contara desde su arranque con la participación de farmacéuticos muy activos en las redes. Esto explica que estuviera presente en el lanzamiento de la campaña Guillermo Martín, que tuiteó que "Que hayas tomado un medicamento no significa que puedas recomendarlo. Igual que haber tenido una operación no te convierte en cirujano". @farmaenfurecida

Recientemente, Virtudes Roig, @elblogdepills, también presente, y participando en la campaña, encontró "Difícil tarea transmitir tranquilidad cuando los medios de comunicación practican la desinformación del miedo", en clara referencia al coronavirus y otras crisis pretéritas.

Por su parte, Maria José Cachafeiro (@laboticadetete) observó que la mayoría de los bulos propalados por las influencers se centran en temas de belleza, al igual que la parte de la Medicina que encuentra más eco en las redes es la Dermatología.

También presente, Gema Herrerias (@gemaherrerias) difundió que, "ante las noticias aparecidas sobre posibles casos del coronavirus en nuestro país, hacemos un llamamiento a seguir siempre informaciones de fuentes oficiales". Paula Fernández, @Farmaadicta, por su lado, utilizó últimamente la red más dicharachera para explicar cosas esenciales sobre la gripe.

Por alusiones a su tierra afortunada, también estuvo en la sede del CGCOF, Abián Mesa, @farmacanario, para replicar la convocatoria de la campaña. En una línea parecida, Cristina Carrillo, @cris_carrillo, expuso en Twitter que ya hay el "primer caso de coronavirus en España, pero (que) no hay que alarmarse e ir corriendo a la farmacia a arrasar con las mascarillas".

Finalmente, Pablo García, @medicadoo, también acudió, con su mensaje reciente en la memoria sobre "La resistencia a antibióticos (que) causa 30.000 muertes en Europa y 3.000 muertes solo en España... 3.000 muertes ¿te imaginas? ¿Has visto alguna campaña en tv sobre este problema? Verdad que no...⁣ Vamos a hablar de esto...". Comentario sobre bacterias, y no sobre virus, pero también del mayor interés.