DZ7b41UW0AA9zKA
DZ7b41UW0AA9zKA

La ONT quiere alcanzar los 50 donantes por millón de personas en los próximos cinco años

Presentado el nuevo Plan Estratégico 2018-2022

Guardar

La Organización Nacional de trasplantes (ONT) ha presentado a debate el Plan Estratégico Nacional en Donación y Trasplante de órganos, que pretende establecer la hoja de ruta para los años 2018-2022 y que busca reforzar el liderazgo mundial de España, alcanzando, para ello, los 50 donantes por millón de personas en este próximo lustro.

"Alcanzar los 50 donantes por millón de población y superar los 5.500 trasplantes es el objetivo que se ha propuesto la ONT para los próximos cinco años. Es un objetivo difícil, porque partimos ya de una situación de excelencia con cifras de donación y trasplante impensables en otros países, pero no parece imposible para el sistema español de trasplantes”, aseguró el secretario general de Sanidad, José Javier Castrodeza, durante la inauguración de las Jornadas sobre 'El Futuro del Trasplante en España: ¿Podemos hacerlo mejor?'.

José Javier Castrodeza, que estuvo acompañado por la directora general de la ONT, Beatriz Domínguez-Gil, explicó que, en opinión de la ONT, “existe espacio para la mejora". "Con esfuerzo e innovación, estoy convencido de que nuestro país lo conseguirá”, agregó.
Generalizar los cuidados intensivos
Como describió, posteriormente, Beatriz Domínguez-Gil, la Estrategia propone un amplio abanico de medidas para incrementar las posibilidades de trasplante y mejorar sus resultados. Así, establece la necesidad de generalizar los Cuidados Intensivos Orientados a la Donación en las Unidades de Críticos, lo que permitiría aumentar la donación de órganos en un 10 por ciento, y establecer criterios de notificación de posibles donantes y desarrollar actividades de formación continuada a profesionales que atienden a pacientes que pueden ser posibles donantes. Esto último sobre el concepto de la donación en los cuidados al final de la vida.

Por otro lado, el plan estipula el potenciar la colaboración público privada para posibilitar el desarrollo del proceso de donación en hospitales privados, en colaboración con los equipos de Coordinación de Trasplantes de centros autorizados para la obtención de órganos; incrementar el número de centros con programas de donación en asistolia y transformarla en una donación multiorgánica; y adaptar al conocimiento científico actual los criterios de utilización de órganos de determinados tipos de donantes.

Además, con la nueva estrategia se pretende disminuir la tasa de negativas a la donación, cifradas a finales del año pasado en un 12,9 por ciento; fomentar la donación renal de vivo, para recuperar la actividad de nueve trasplantes por millón de población; y reforzar la internacionalización del programa de trasplante renal cruzado.
Acciones para pacientes hiperinmunizados y pediátricos
La Estrategia también fija su atención en los grupos de pacientes con mayores dificultades para acceder a la terapia del trasplante, en particular los pacientes hiperinmunizados, que constituyen el 20 por ciento del total de la lista de espera para trasplante renal, y los pacientes pediátricos.

Para los pacientes hiperinmunizados, el plan propone mejoras en el Programa de Acceso al Trasplante para Pacientes Hiperinmunizados (PATHI) para aumentar el número de pacientes renales que hasta ahora se han beneficiado de esta iniciativa. Desde junio de 2015, cuando se puso en marcha el PATHI, hasta el 31 de diciembre de 2017, un total de 258 pacientes renales hiperinmunizados, con una media de siete años en lista de espera, fueron trasplantados.

En los pacientes infantiles, especialmente los de menor tamaño, el acceso al trasplante se ve condicionado por la escasa mortalidad pediátrica que afortunadamente se registra en nuestro país. Para incrementar las posibilidades de trasplante de este grupo de población, la ONT propone establecer recomendaciones, en colaboración con las sociedades científicas de Pediatría y Neonatología, sobre donación pediátrica en general, y la donación pediátrica en asistolia en particular, donde existen opciones de mejora.
Nueva vigilancia y recursos humanos
Esta organización propone también desarrollar un Sistema Nacional de Biovigilancia ampliado, que integre órganos, tejidos y células de origen humano; actualizar las recomendaciones existentes para la utilización segura de los órganos para trasplante; y crear una plataforma de información para la notificación y gestión de eventos y reacciones adversas.

Por último, en el caso de los recursos humanos, la Estrategia sugiere analizar la composición actual de los equipos de Coordinación Hospitalaria de Trasplantes y equipos extractores y de trasplante, identificando modelos de referencia en su adecuación a la actividad y a su crecimiento y realizar recomendaciones sobre su composición idónea.