Ministra clima
Ministra clima

La ministra de Sanidad asegura que el cambio climático es ya una emergencia de salud pública

en la inauguración de la jornada “Acceleration: driving climate action to protect health”

Guardar

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, ha asegurado que “las consecuencias del cambio climático son ya una emergencia de Salud Pública”, por lo que “la respuesta debe ser multilateral y multisectorial, enérgica y urgente, desde organismos internacionales, gobiernos, sociedad civil, la investigación, las empresas y, también, la ciudadanía”.

Carcedo, que inauguró este sábado, 7 de diciembre, la jornada “Acceleration: driving climate action to protect health”, encuadrada dentro de la #COP25, hizo hincapié en que “la evidencia científica ya ha demostrado que la contaminación del aire es responsable de una carga significativa de muertes, hospitalizaciones, la causa y empeoramiento de los síntomas de numerosas enfermedades”. Además, señaló que, en el caso concreto de los niños y niñas, “corren más riesgo de desarrollar enfermedades como el asma o patologías cardiovasculares y afecta al desarrollo neurológico y a su capacidad cognitiva”. Y, en las embarazadas “la contaminación del aire puede dar lugar a que den a luz prematuramente y que los recién nacidos sean más pequeños y de bajo peso”.
#TiempoDeActuar
La ministra recalcó que, llegado a este punto, “es tiempo de actuar ya y es tiempo de hablar del Health New Deal”. Es más, insistió en que “las conclusiones del Informe 2019 de The Lancet Countdown nos dicen que estamos siendo lentos en dar una respuesta a la altura del enorme impacto que sobre la salud tiene el cambio climático”. Y añadió que “la respuesta debe ser multilateral y multisectorial, enérgica y urgente, desde organismos internacionales, gobiernos, sociedad civil, la investigación, las empresas y, también, la ciudadanía”.

En esta línea, apuntó que todos debemos ir de la mano: “Los científicos necesitan la colaboración de los medios y la sociedad civil para reclamar el protagonismo que la salud necesita cuando hablamos y actuamos sobre el cambio climático”. Respecto a las empresas, la ministra  llamó la atención sobre un hecho, “están siendo lentas en vincular salud y cambio climático”. “Según The Lancet Countdown, explicó, de las 12.000 empresas, de más de 160 países, que han firmado el Pacto Mundial de la ONU para alcanzar las metas de la Agenda 2030, apenas el 12% relacionaba salud y cambio climático en sus informes de progreso”.