La facturación de las clínicas privadas aumentó un 3,7% en 2017

Según el Observatorio Sectorial DBK de Informa

Guardar

dbk
dbk
El Observatorio Sectorial DBK de Informa ha elaborado un estudio que revela que las clínicas privadas no benéficas alcanzaron en 2017 un volumen de negocio de 6.405 millones de euros, cifra que es un 3,7 por ciento superior a la del ejercicio anterior, en el que se registró una tasa de variación similar.

La favorable coyuntura económica y el positivo comportamiento de la demanda de seguros de salud privados se encuentran entre las principales razones que explican el positivo comportamiento de la actividad en el sector. El 63 por ciento de la facturación total se derivó del segmento de convenios con aseguradoras, que en 2017 registró un incremento del 4,4 por ciento, superando ya los 4.000 millones de euros. Los ingresos atribuibles a conciertos públicos experimentaron un crecimiento del 2,3 por ciento, en tanto que los asociados a la demanda privada pura aumentaron un 3,3 por ciento.

El positivo comportamiento de la demanda hace prever que se mantendrá la solidez en la evolución del negocio a corto y medio plazo. Incidirá en el mismo sentido la ejecución de los proyectos de ampliación y mejora de la oferta hospitalaria que se encuentran en marcha. En el bienio 2018-2019, se estima que la facturación sectorial alcanzará un crecimiento de alrededor del 3 por ciento anual, hasta los 6.800 millones de euros en el último año.
Cuota de mercado conjunta
Las cinco primeras empresas gestoras de clínicas privadas no benéficas reunieron en 2017 una cuota de mercado conjunta del 57,5 por ciento, que se elevó hasta el 69 por ciento al considerar a los 10 primeros operadores. Así, la estructura del sector muestra una creciente concentración de la oferta en los principales grupos, que continúan realizando operaciones de compra de clínicas e inaugurando centros de nueva construcción, en paralelo al cierre de hospitales independientes.

En enero de 2017, DBK señala que se contabilizaban 303 clínicas privadas no benéficas, habiéndose cerrado una veintena de centros en los últimos ocho años. El número de camas se situó en 29.803. En este contexto, Cataluña es la comunidad autónoma con una mayor oferta sanitaria privada, con algo más de la cuarta parte del total nacional de clínicas y casi la tercera parte de las camas. A continuación se sitúan la Comunidad de Madrid y Andalucía, reuniendo estas tres zonas el 60 por ciento de la capacidad total.