Micof p
Micof p

La desregulación farmacéutica no comporta beneficios para los ciudadanos

Jornada del micof sobre el modelo de farmacia español

Guardar

En su estrategia de defensa y promoción del modelo mediterráneo de farmacia (el modelo regulado existente en España), el Colegio de Farmacéuticos de Valencia (MICOF) ha hecho público un estudio en el que, como conclusión general, se pone de manifiesto que las desregulaciones no suelen comportar mejoras para los ciudadanos e, incluso, en contra de las insinuaciones de Competencia (CNMC), la salida de las farmacias de los productos de libre dispensación (OTC) no se traduce en una rebaja de sus precios.

Este martes, 21 de febrero, el Colegio de Farmacéuticos de Valencia (MICOF) organizó en el Ateneo de Madrid una jornada en la que, bajo el título 'Aportaciones económico-jurídicas al modelo de farmacia español', puso de manifiesto los argumentos jurídicos, económicos y sociales que respaldan el actual modelo regulado de farmacia que, como se insistió a lo largo del acto, no es exclusivo de España.

La presentación de la jornada corrió a cargo del presidente del MICOF, Jaime Giner, a quien acompañaban en la mesa Carlos González Bosch, presidente de la gran distribuidora farmacéutica Cofares, y Enrique Granda, uno de los grandes conocedores de la farmacia española. La parte técnica de la reunión corrió a cargo de Edurne Navarro, del Despacho Uría y Menéndez, en los aspectos jurídicos, y de Manuel de la Mano, vicepresidente ejecutivo de la oficina de Bruselas de Compass Lexecon, en los aspectos económicos y sociales.
Justificación de la convocatoria
Desde la presidencia de la mesa se apuntó que, aunque el trabajo debía considerarse como una nueva aportación del MICOF a labor que, desde los años 90, viene realizando en defensa del modelo mediterráneo de farmacia, no debía obviarse que, asimismo, se trataba de una respuesta, al informe que, en octubre de 2015, había difundido la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y en el que se abogaba por la supresión de las limitaciones a que está sometido el establecimiento de farmacias en España. De ahí que la parte fundamental del encuentro girase en torno al análisis económico del estudio de la CNMC. 

Antes de entrar en el estudio, Enrique Granda se refirió a un reciente comunicado de la Comisión Europea, del 10 de enero, que afecta al modo de afrontar el futuro de las profesiones reguladas en la Unión Europea y que, por primera vez, indica que las restricciones están justificadas. De las cuatro iniciativas adoptada por la Comisión, la última afecta a los farmacéuticos por cuanto se refiere a la obligación de los gobiernos europeos de evaluar la proporcionalidad antes de aprobar cualquier norma o modificación de los servicios profesionales.
Dar solidez al modelo
Por su parte, Carlos González Bosch, llamó la atención sobre el momento de debilidad por el que atraviesa el modelo farmacéutico como consecuencia de las restricciones económicas a que se le ha sometido. De ahí que terminara reclamando un Pacto por la Sanidad que dé solución a los problemas económicos de la farmacia.

En su intervención, el presidente del MICOF, Jaime Giner, recordó la implicación histórica del colegio en la defensa del modelo, por considerar (y haber demostrado) que beneficia al paciente y a la sociedad. Y advirtió que la decisión de encargar el estudio que se presentaba respondía tanto al interés por conocer sus fortalezas como por saber de sus puntos débiles que debían corregirse. Giner llamó la atención sobre la imparcialidad del trabajo en el que el colegio sólo había participado aportando los datos que se le solicitaba.

En relación con los aspectos jurídicos de la regulación farmacéutica, Edurne Navarro se refirió al proceso vivida por España como consecuencia del procedimiento de infracción abierto contra ella, cuya conclusión final, y positiva para el modelo regulado, lo dictó el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Un fallo en el que, según la jurista, tuvo un papel clave un trabajo realizado por una persona del MICOF, Paco Martorell, que realizó un mapa de Europa, estado por estado, en que se señalaban las farmacias existentes en cada uno de ellos. De todos modos, y pese a tal pronunciamiento, Competencia (CNMC) volvió a realizar un nuevo estudio sobre las restricciones para el establecimiento de farmacias.

Micof 4
Imagen del modelo
A continuación, Manuel de la Mano, autor principal del nuevo estudio del MICOF, advirtió que la valoración del informe de la CNMC se había realizado desde un punto de vista empírico y teórico pues, según apuntó, la eliminación de las restricciones no tienen porqué reportar los beneficios teóricos que se apuntan. Y es que, como dijo, no sólo se tienen que ver las condiciones del mercado, sino las características de los productos (los medicamentos son bienes esenciales) y los beneficios que la regulación comportan para la sociedad. De ahí que, a lo largo de su exposición, subrayara los fallos del mercado en ausencia de la regulación, pues el objetivo de ésta es facilitar el acceso universal a los medicamentos.

De la Mano ofreció diversos datos sobre la dispersión geográfica de las farmacias, sobre el número de éstas, así como del de profesionales en ejercicio, la evolución del gasto farmacéutico público, en descenso desde 2008, y con una participación del 17% en el gasto sanitario. Según dijo, se trata de un modelo estable y a un coste asumible.

El analista no ocultó que existía un cierto margen de mejora del modelo, pero también advirtió que el planteamiento de la competencia no iba a dar los beneficios que apunta. En tal sentido puso los ejemplos de la liberalización de apertura de farmacia, con el ejemplo negativo registrado en Navarra; la supresión de que la propiedad vaya unida a la titularidad de un farmacéutico, pues afectaría negativamente a la calidad del servicio; y la reserva de actividad, para evitar que productos de libre dispensación (OTC) salgan de la farmacia, lo que facilitaría un consumo inadecuado y, como se ha visto en otros países, no comportaría una bajada de sus precios.

Para Manuel de la Mano, los pilares del sistema español son sólidos y equilibrados y deberían protegerse, por más que existan algunas oportunidades de mejora.