La colaboración entre industria farmacéutica y Administraciones, esencial en terapias avanzadas

Según informa Farmaindustria

Guardar

iStock-922780972-4-1
iStock-922780972-4-1
Farmaindustria, la patronal de la industria farmacéutica innovadora en España, ha comunicado que la colaboración entre Administraciones sanitarias y este sector resulta "esencial para el acceso de los pacientes a las terapias avanzadas", como los tratamientos de terapia génica y terapia celular somática.

A juicio de esta organización, las mencionadas terapias ofrecen nuevas estrategias terapéuticas y oportunidades para algunas enfermedades que, hasta el momento, carecen de tratamientos eficaces. En el caso concreto de las génicas y celulares, "su incorporación al arsenal terapéutico constituye una noticia muy positiva para el sistema sanitario y, en especial, para los pacientes", destaca. Sin embargo, matiza que, "considerados de forma aislada, estos nuevos tratamientos pueden implicar un mayor coste por paciente que el de los fármacos tradicionales".

Esto responde, en gran medida, a que la inversión en I+D para su desarrollo es similar a la de otros fármacos de síntesis química dirigidos a millones de pacientes, mientras que estas terapias avanzadas están indicadas para muy pocas personas, a veces incluso unas decenas en cada país.

"Este hecho ha supuesto, en muchos casos, que las barreras administrativas para acceder a estos nuevos tratamientos se hayan multiplicado, lo que deriva en retrasos en la disponibilidad de los medicamentos, en desigualdades entre países de niveles de vida similares y, lo más importante, en pérdida de oportunidades para los pacientes", indicó Isabel Pineros, que es la directora del Departamento de Acceso de Farmaindustria, en un workshop sobre la financiación de terapias avanzadas organizado por la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (Caeme), la patronal de la industria farmacéutica en este país sudamericano.
Sostenibilidad del sistema
"Lo más importante es que este tipo de terapias abren un nuevo horizonte a la curación de los pacientes, por lo que es preciso, frente a la amenaza de peligro que representan para la sostenibilidad del sistema, conseguir que el coste de estas terapias sea asumible. Por tanto, no es suficiente con negociar un precio, sino que se exigen nuevas aproximaciones en las fórmulas de financiación, por parte de Administraciones sanitarias e industria farmacéutica, que flexibilicen el pago, las hagan asequibles y garanticen un acceso rápido", explicó Isabel Pineros.

"La inclusión en la prestación farmacéutica de los tratamientos CAR-T es un ejemplo de éxito", subraya Farmaindustria, ya que "fue posible gracias al acuerdo entre la Administración y la industria farmacéutica, mediante la utilización de un nuevo modelo de pago por resultados". "La existencia de este plan y la disponibilidad de los medicamentos mediante estos acuerdos de financiación y precio entre Administración e industria, junto con la medición de resultados en vida real, deben abrir el camino a futuras financiaciones de este tipo de medicamentos", concluyó Pineros.