Juan Abarca Cidón: "El sistema sanitario se encuentra en una situación muy mejorable"

El presidente de HM Hospitales presenta 'El sistema sanitario. De sus orígenes a nuestros días'

Guardar

juan_abarca
juan_abarca
Este lunes, 27 de mayo, el presidente del grupo sanitario HM Hospitales, el doctor Juan Abarca Cidón, presenta su libro 'El sistema sanitario español. De sus orígenes hasta nuestros días', una obra que analiza el pasado, presente y futuro del Sistema Nacional de Salud (SNS), el cual, según asegura en esta entrevista con Acta Sanitaria, "se encuentra en una situación muy mejorable" en la actualidad.

Juan Abarca Cidón

Acta Sanitaria (AS).- ¿Qué le ha llevado a realizar este análisis del sistema sanitario? ¿Cuál es el estado actual del SNS?

Juan Abarca Cidón (JAC).- Me puse a trabajar hace cinco años en la tesis doctoral y, como me dedico a la gestión, pues la hice sobre el análisis de la Ley General de Sanidad del año 86. Y, a raíz de ahí, generé un documento que, básicamente, constituye, de alguna forma, el libro que se presenta el próximo lunes. He intentado hacer un documento divulgativo para que cualquiera que entre en el sector sanitario sepa, más o menos, de donde vienen las cosas, de donde viene el sistema, cual es el origen, la explicación de donde estamos y de qué somos desde el punto de vista sanitario. Una parte, de alguna manera, intenta explicar cual es la situación real de los recursos del sistema sanitario a dia de hoy y, luego, bueno, me he permitido el lujo de hacer unas propuestas o unas reflexiones basadas simplemente en los más de 20 años de gestión sanitaria que llevo ejerciendo. Es una cuestión de inquietud que tiene cada uno de intentar aportar su granito para que las cosas funcionen mejor. El sistema sanitario se encuentra en una situación muy mejorable. Yo creo que el modelo autonómico se ha pasado un poco de vueltas, creo que está totalmente mediatizado por la demagogia y la politización y que eso ha hecho que, durante muchos años, vamos, desde que se generó la Ley General de Sanidad del 86, pues no se hayan hecho modificaciones o reajustes que vayan adaptando la legislación a las necesidades reales de la población. Habría que hacer muchas cosas y podríamos tener un sistema mucho mejor y mucho más justo, mucho más equitativo y mucho más igualitario.

AS.- ¿Sigue siendo el sistema sanitario nacional uno de los mejores del mundo? ¿Cree que vive de las rentas?

JAC.- Pues, posiblemente sí, pero no por una cuestión de vivir de las rentas, no creo que sea un tema de vivir de las rentas. Desde el punto de vista de inversión, y sobre todo en la parte de financiación pública a raíz de la crisis económica de 2007, hace tiempo que ha sufrido un enlentecimiento en todo lo que es la carrera de la innovación y de la tecnología. Creo que España tiene una voluntad, la sociedad española en concreto, por intentar tener el mayor estado de bienestar posible, el mejor sistema sanitario posible, y eso hace que, con más voluntad que con medios rales, tengamos un sistema de amplísimo alcance, de amplísimas coberturas, lo cual es un hecho que nos diferencia claramente de otros sistemas sanitarios. Es una cuestión más de querer serlo que de serlo realmente, pero eso te empuja, de alguna forma, a que sobre el papel tengas un sistema sanitario de los mejores del mundo.

AS.- ¿Considera que la infrafinanciación es la debilidad más notoria y que el trabajo de los profesionales es la mayor fortaleza??

JAC.- Por supuesto, tenemos el sistema que tenemos por los profesionales. Es lo que digo: la sociedad española se cree que tiene el mejor sistema sanitario del mundo porque los profesionales sanitarios, todos los días, se lo creen y, por mucho que tengan problemas burocráticos, de acceso a la tecnología... Por su empuje, por su actitud y por la buena formación que tienen, pues es lo que hace que el sistema se siga manteniendo en esas cotas tan amplias de satisfacción. El problema de la infrafinanciación, por supuesto, es uno de los principales, sobre todo desde el punto de vista de que ya no se puede considerar el sistema sanitaria aislado y dejar lo que es sociosanitario y a la dependencia fuera de financiación.
"Creo que el sistema autonómico, que ha sido positivísimo para el desarrollo de la red sanitaria en todo el país, se ha pasado un poco de vuelta"
Pero no es solamente un problema, es una cuestión también de falta de coordinación entre las comunidades autónomas. Creo que el sistema autonómico, que ha sido positivísimo para el desarrollo de la red sanitaria en todo el país, se ha pasado un poco de vuelta y, de alguna manera, se ha perdido el liderazgo que se supone que debería de tener el Ministerio. Es más importante que la financiación, ya que tu financias hasta donde te lo puedes permitir. La cuestión es que el dinero que tengas te dé para darle a todo el mundo el mismo servicio y eso es una cuestión de hasta donde queremos los españoles tenerlo. Me parece más importante el que el Estado recupere, de alguna forma, la competencia vigilante que debe tener para que eso ocurra y para que todo se coordine correctamente, que el hecho en sí mismo de la financiación. Tú puedes tener mucho dinero, pero si no lo gestionas adecuadamente es como tener un agujero en el bolsillo.

AS.- ¿Qué cambios debe afrontar el SNS?

JAC.- Primero, obligatoriamente, tendría que haber un acuerdo político. Es imprescindible un acuerdo político que permitiera, sobre unas bases, desarrollar y articular el sistema sanitario, con independencia del Gobierno que esté y del partido político que esté. Creo que es una cuestión absolutamente imprescindible. Eso incluye aportar transparencia al sistema de resultados e intentar, en la medida de lo posible, que desde el Ministerio haya un sistema más competente y equilibrado. Luego, creo que es imprescindible darle más protagonismo a los pacientes. En el fondo, el sistema sanitario debería tener como eje a los pacientes, centrarse en los pacientes. Sería muy positivo que el paciente, como colectivo, tuviera un papel mucho más importante dentro de lo que es la estructura del SNS, que pudiera participar en la planificación, en el control de la lista de espera y de los servicios que se quieren cubrir o no se quieren dar cobertura. Debería tener mucho más protagonismo.
"El sistema sanitario privado ha seguido invirtiendo y creo que se debería de contar con ello de cara a la planificación de los recursos"
Existe un error originado, posiblemente, por la cuestión política, demagógica, por la politización. Un error en el enfoque del sistema sanitario privado. Hoy por hoy, el sistema sanitario privado es un agente, desde le punto de vista de la aportación de recursos al sistema, que absolutamente perfecciona el sistema sanitario público. Entre los dos, conseguimos dar la oferta sanitaria que tenemos en la actualidad. El sistema sanitario público, después de la crisis económica de 2007, ha sufrido un retroceso en la inversión en tecnología. El sistema sanitario privado ha seguido invirtiendo y creo que se debería de contar con ello de cara a la planificación de los recursos. Todo lo que sea aislar al sistema sanitario privado me parece un error y una injusticia para el que no puede elegir. Son los otros 35 millones de españoles que, como no pueden acceder al sistema sanitario privado, no van a poder acceder a cirugía robótica y a otra serie de cosas. Habría que dar un paso atrás, por eso, digo lo del pacto sanitario. Se puede hablar de política sanitaria, pero no politizar la Sanidad. Hay que ser realmente consciente de la verdad de lo que constituye nuestro sistema sanitario en la actualidad.

AS.- ¿Están en riesgo la sostenibilidad y el Estado de Bienestar?

JAC.- No creo que sea un tema de sostenibilidad. Sobre la sostenibilidad habría que haber hablado en el año 90, cuando se hizo el Informe Abril. Hoy por hoy, el sistema no es solvente, no garantiza el acceso a todo el mundo en condiciones de igualdad. En el momento en el que tienes a todos los dependientes prácticamente infrafinanciados, el sistema no es que no sea sostenible, es que no es solvente. Si no se hace nada, las cosas, desgraciadamente, van a ir a peor, cada vez habrá más desigualdad, más Sanidad de dos velocidades. Cada vez habrá mayores diferencias.

AS.- Para concluir, ¿qué más podría contar sobre su libro?

JAC.- Es un libro que lo que pretende es dar una labor divulgativa a que la gente que forma parte del sector sanitario o los que vayan a empezar en él. Es importante saber de dónde viene uno. Puede ayudar a hacer una planificación del futuro coherente y con base y que, a partir de ahí, aporte valor al sistema y a la sociedad.