Investigadores concluyen que es necesario mejorar la investigación sobre multimorbilidad

Estudio realizado por el Instituto de Investigación en Atención Primaria Jordi Gol

Guardar

IDIAP Jordi Gol
IDIAP Jordi Gol
Un estudio realizado por el Instituto Universitario de Investigación en Atención Primaria (IDIAP) Jordi Gol, y basado en la revisión bibliográfica sistemática de 44 proyectos de investigación sobre multimorbilidad publicados en doce países, pone de manifiesto que hay que mejorar la calidad de la investigación sobre multimorbilidad de forma eficiente, para poder tomar decisiones acertadas y reorientar el sistema de salud actual.

El estudio, publicado en la revista Plos One, llega a las siguientes conclusiones: en primer lugar, se pudo observar que las estimaciones de la prevalencia sobre multimorbilidad varían bastante entre los estudios, del 15% al 95%. En segundo lugar, también hay una gran variación en los criterios de selección de las muestras. Sin embargo, se vio que en todos los estudios la presencia de multimorbilidad se ha asociado siempre a factores como: la edad (cuanto mayor es la persona, más patologías presenta), el sexo femenino, el nivel económico bajo y la presencia de problemas de salud mental.

A partir de esta revisión, el doctor Valderas, investigador del IDIAP, considera que "ahora conocemos que la prevalencia de más de una condición de salud es habitual en las personas mayores de 65 años, pero también que es un problema cada vez más frecuente en las más jóvenes. Ante esto, hay que pedir a los políticos que pongan en marcha programas enfocados a orientar la atención médica a la persona de manera integral, como individuo dentro de una comunidad, y no en programas focalizados en enfermedades concretas".

Asimismo, la doctora Concepción Violan, gerente del IDIAP y autora de la revisión, explica que "en esta revisión bibliográfica, a pesar de las variaciones en los estudios observados, hemos constatado una carga superior de la multimorbilidad en las mujeres, así como otros factores determinantes como el nivel económico bajo o la presencia de enfermedad mental. Esto nos da información para mejorar la práctica actual, que hay que centrar en la prevención de riesgos comunes y en la orientación del tratamiento hacia la mejora de las limitaciones funcionales". Y añade "vemos que los pacientes con multimorbilidad necesitan una atención coordinada y continua".

A partir de la revisión bibliográfica, los autores también consideran que "es necesaria más investigación sobre la asociación entre multimorbilidad y factores de riesgo que están relacionados, como son el tabaquismo o la dieta".