GeSIDA señala que las pautas de terapia de coinfección hepatitis C-VIH añaden nuevos antivirales

Todas incorporan alguno de estos fármacos de acción directa

Guardar

gesida_logo
gesida_logo
El Grupo de Estudio del SIDA (GeSIDA), de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), señala en una guía propia, de práctica clínica actualizada, que todas las pautas preferentes de tratamiento de la coinfección de hepatitis C y VIH incorporan alguno de los nuevos antivirales de acción directa.

La actualización del documento 'Manejo de las hepatitis virales en pacientes infectados por el VIH' expone a la citada como "la novedad más destacada", que se refiere a los fármacos aprobados recientemente en Europa, siendo éstos "sofosbuvir, simeprevir y daclatasvir". Por contra, manifiesta que "en ningún caso se contempla como pauta preferente la biterapia con interferón pegilado y ribavirina, ni los regímenes que incluyan telaprevir o boceprevir".

Según GeSIDA, el tratamiento del virus de la hepatitis C "está indicado en pacientes con fibrosis significativa, y de forma prioritaria en aquellos con fibrosis avanzada o con manifestaciones extrahepáticas graves, con independencia del grado de fibrosis". Por su parte, en los pacientes con fibrosis nula o leve "se debe individualizar la decisión terapéutica", explica.

Debido al hecho de que "las hepatitis virales, especialmente la hepatitis C, continúan siendo el problema de salud más frecuente en las personas infectadas por el VIH en España", y a que la importancia de estas complicaciones "no viene dada solo por su frecuencia, sino por la gran repercusión que tienen sobre la salud de las personas que están coinfectadas por el VIH y la hepatitis C", este equipo de la SEIMC subraya que la aprobación de varios fármacos antivirales de acción directa en los últimos meses "ha marcado el inicio de una auténtica revolución en el tratamiento".

Por último, GeSIDA destaca que, con la incorporación al arsenal terapéutico de estos nuevos medicamentos, las expectativas de curación de la infección "superan el 90 por ciento". "No menos relevante es que esta eficacia espectacular se logra empleando regímenes de corta duración, fáciles de tomar y con escasos efectos adversos", concluye.

 

 

 

Archivado en: