asedef-pacto-sanidad-medios
asedef-pacto-sanidad-medios

Escepticismo periodístico sobre el futuro de un Pacto de Estado por la Sanidad

Nueva sesión de debate promovida por asedef

Guardar

La prensa ve lejano el día en que podrá informar sobre un pacto de Estado, real, por la Sanidad; según se ha puesto de manifiesto en la jornada con profesionales de la comunicación dentro del ciclo organizado por la Asociación Española de Derecho Farmacéutico (ASEDEF) y que, en esta ocasión, se titulaba "Nuestra aportación al Pacto por la Sanidad: perspectiva desde los medios de comunicación"

Como en las ocasiones anteriores, el encuentro número siete del ciclo de ASEDEF contó con el patrocinio de las compañías farmacéuticas Pfizer y Gilead. Así mismo, volvió a actuar como moderador de las intervenciones de los ponentes  el ex presidente de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, el doctor Mario Mingo. La bienvenida a los asistentes corrió a cargo del vicepresidente de la Real Academia Nacional de Farmacia (RAFN), Benito del Castillo.

Mariano Avilés
Remar en la buena dirección
El presidente de la Asociación de Derecho Farmacéutico (ASEDEF), el jurista Mariano Avilés, compartió con los asistentes la satisfacción por haber cumplido los primeros 20 años de su entidad y animó a la máxima participación en la nueva edición del curso de derecho farmacéutico que comenzará en el próximo mes de enero.

En la séptima sesión del ciclo, y antepenúltima en su programación, Avilés aseguró que ASEDEF prosigue en su esfuerzo por dar voz a los principales actores del sector sanitario. Aun constatado que las diferencias entre las distintas sensibilidades políticas al respecto son mínimas, el jurista expresó la voluntad de su asociación por ayudar a conseguir un pacto de Estado por la Sanidad, ya que, en su opinión, esas diferencias aparentemente tan nimias son en la actualidad las más insalvables.

Por eso, para Avilés, la sesión dedicada a los medios de Comunicación dentro del ciclo fue concebida como un espacio común en el que sus profesionales pudieran expresar su apoyo a un consenso político sobre la Sanidad, como primera preocupación social de la ciudadanía.
La Salud con mayúsculas
Según expresó el presidente de ASEDEF, desde los medios de Comunicación, como desde el Derecho especializado, se busca la salud con mayúsculas. Para ellos, afirmó, la responsabilidad está en hacer comprensible la información sanitaria y médica a toda la sociedad. Desde una dimensión profesional y empresarial que les convierte en creadores de opinión pública. Un poder que, desde la objetividad y la aconsejable prudencia, debe ayudar a que los ciudadanos y sus representantes puedan tomar sus decisiones con criterio bien fundado.

Citó el presidente de ASEDEF al periodista Sergio Alonso, director del suplemento A tu salud, del diario La Razón, quien destacó en un artículo publicado la víspera del encuentro  la importancia, apremiante, de lograr un pacto por el mantenimiento de una sanidad que, aunque es modélica, se ve sometida a fuerzas que comprometen su perduración en los estándares de calidad conocidos hasta ahora.

José Luis de la Serna
Crisis superpuestas
El periodista José Luis de la Serna razonó con desazón que los medios de comunicación no pueden hacer mucho para lograr el deseado pacto. Después de 25 años en el diario El Mundo, el ponente tuvo palabras de decepción sobre el periodismo actual. Según estimó, y al margen de recoger los avances en Medicina y Tecnología sanitaria que se suceden, las cabeceras y suplementos especializados en salud empezaron a quedar diluidos por la crisis económica y la inherente a sus propias empresas.

En ese sentido, el periodista y médico De la Serna cifró sus últimas esperanzas en los medios digitales y las redes sociales, a la hora de recoger el testigo de la información sobre sanidad y salud, aparentemente condenada a la extinción.
Pacto, palabra gastada
Además de confesar su hartazgo sobre la búsqueda del pacto desde términos al uso como sostenibilidad o listas de espera, el ponente criticó que se obvie lo esencial del debate. Según su criterio, es necesario  construir un nuevo discurso de abajo arriba, en el que el punto de partida sea el ciudadano. Un actor que ya es consciente de que lo más importante de su existencia es su salud, como base de todo lo demás en su vida.

Carlos Dávila
Gira la noria
En metáfora visual, el veterano periodista consideró que hasta hace poco el eje de la noria era el sistema asistencial, con los pacientes mareados en las canastillas, en giro permanente, mientras que ahora el paciente se ha desplazado al centro de la atención.

Razón por la que De la Serna pidió a los promotores del pacto que se olviden de toda hojarasca conceptual para ir a la raíz del problema sanitario, entendido este como la ignorancia de un país que todavía no ha sabido madurar y formarse, tal como sentenció el informador.
Contra la sacralización del pacto
Seguidamente, el director del programa El Ojo Crítico, el también médico y periodista Carlos Dávila, definió salud como el lapso que transcurre entre dos estados patológicos diferenciados.

Según afirmó, el paciente debe ser el propio depositario de su salud, actualmente no atendido en todas sus necesidades crecientes por un modelo asistencial dirigido a patologías agudas.

Mario Mingo
Primero definir el Estado
Dávila afirmó que las sucesivas alusiones al pacto sanitario lo convierten en un término demasiado manido, que se queda pequeño frente al gran debate definidor del propio Estado, aún pendiente.

Tras desacralizar el término "pacto", el periodista aseveró que no es posible encontrar ninguna idea no manida cuando se habla de reforma sanitaria, tanto si se escucha a los especialistas más agudos como a las consultoras más reputadas. Por eso disparó sus argumentos contra abstracciones como "universalidad" o "equidad".
Pájaros y cocodrilos
Dávila lamentó que los medios sanitarios estén en extinción y que los periodistas sean como los pajarillos que limpian los dientes de los cocodrilos, en alusión a los poderes reales.

Como cronista político, afirmó que la izquierda gobierna de facto, mientras que a la derecha se le exige que gobierne desde el pacto, cuando tiene esa responsabildad. Aunque en el primer caso citó la excepcionalidad del ex ministro de sanidad Julián García Vargas.

Benito del Castillo

Dávila reflexionó sobre quién debe pagar la “juerga” de las políticas autonómicas en sanidad. Desde una deriva iniciada cuando la Administración central perdió las riendas de la Educación y la Sanidad. Desde ese planteamiento, consideró que el ciudadano debe decidir con quién se quiere gastar su porción presupuestaria destinada a sanidad.
Ni formadores ni intermediarios
El periodista alertó del peligro que supone que el 70 por ciento de los presupuestos de sanidad vayan destinados a pacientes crónicos, cuando la sanidad no es un gasto, sino una inversión. Dávila estimó también que los periodistas no son formadores de ciudadanos, ni mediadores entre las administraciones y ellos.

Finalmente, Dávila hizo un voto, no sin cierta ingenuidad, porque vuelvan a la vida empresarial las cabeceras perdidas por culpa de la crisis económica y el cambio en el modelo de negocio.

Alipio Gutiérrez
Pactos sin efecto
El director de Onda Madrid, el periodista Alipio Gutiérrez, describió la tarea del informador como la de aquel que habla de parches y tiritas, sin poder acceder a la raíz de la reforma sanitaria.

Según su opinión, ya se alcanzó un pacto sanitario en el Palacio de la Moncloa en el año 2013, suscrito por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los representantes de las profesiones sanitarias, sin que sus frutos hayan sido muy notorios hasta el momento, ironizó.
Imitar el pacto por las pensiones
Tomó Gutiérrez como modelo para la Sanidad el Pacto de Toledo por las pensiones, a pesar de sus actuales horas bajas, con la exigencia de que tenga una vigencia consensuada de al menos 20 años.

Celebró por otro lado el ex presidente de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) el dato positivo de que la voz de las asociaciones de pacientes sea cada vez más audible, y que estas entidades empiecen a disponer de recursos propios para salvaguardar su independencia.

Concha Serrano y Sergio Rodríguez (Pfizer)
Trasplantes como bandera
Gutiérrez estimó que los periodistas ayudan a que la sociedad reflexione sobre aquellas partidas en las que se puede ahorrar, sin que ello pueda suplir la falta de pedagogía que no ejercer los políticos españoles.

El periodista, afirmó que muchas veces se desenfoca la información, en ignorancia de una sanidad excelente, tal como pueden comprobar los ciudadanos que conocen los sistemas sanitarios de otros países, tan desarrollados o más que España, arguyó Gutiérrez. Sin sombra de duda, el director de Onda Madrid aseguró que España dispone de un excelente sistema sanitario, cuyo máximo exponente es su modelo de trasplantes. Una forma de trabajar, con el compromiso de todos los territorios, que podría aplicarse a otros campos de actividad sanitaria, tal como razonó Gutiérrez.
Servicios frente a sistemas “nacionales”
Gutiérrez afirmó también que el problema actual del país es tener 17 sistemas sanitarios "nacionales" en lugar de 17 servicios autonómicos de salud, con un Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud carente de cualquier función ejecutiva. Una aseveración que el presidente de la Fundación Bamberg, Ignacio Para, estimó excesiva, en comentario realizado a Acta Sanitaria, al final del encuentro. Ya que, según su criterio, el CISNS sí ha dado frutos de valor en sus años de funcionamiento.

El periodista Gutiérrez también observó que el 6,3 por ciento del PIB destinado en España a Sanidad, del sector público, debe apoyarse en el tres por ciento largo de la sanidad privada para atender las necesidades asistenciales de los ciudadanos.

Pilar Pérez
Páginas heroicas
En ausencia de Francisco Marhuenda y del redactor jefe del suplemento sanitario A tu salud de La Razón, la periodista Pilar Pérez explicó algunas de las paradojas de informar desde un medio especializado dentro de otro mayor generalista. Y para empezar, transmitió la duda de su director, al afirmar que quizás sus nietos puedan llegar a ver un pacto futuro por la sanidad, o quizás no.

No obstante, Pérez consideró que tecnologías emergentes, como el Big Data entre otras, conformarán una nueva forma de hacer sanidad y de informar sobre ello. Por lo que destacó la necesidad de seguir dando voz a las profesiones sanitarias y de ejercer la responsabilidad a la hora de contar los avances científicos y técnicos, sin generar falsas promesas.

Pérez deseó que se recupere una narrativa de la salud en los medios, dado el interés social por las cuestiones que le conciernen. Tras 13 años como periodista de salud, también celebró haber podido escribir durante tanto tiempo sobre sanidad, por ser la continuidad profesional en esta especialidad informativa un requisito antes exigible que recomendable.
Universalidad y turismo sanitario
A pesar del gran peso profesional de los periodistas invitados al encuentro, no dejó de deslizarse en el debate cierta confusión conceptual entre copago farmacéutico, turismo sanitario y colaboración público-privada. No obstante, el común de los participantes elogió la Sanidad española y se postuló a favor de una asistencia sanitaria universal. Con reticencias, no obstante, por parte de Dávila y De la Serna sobre las dinámicas que tuvieron lugar en el pasado dentro del citado turismo sanitario.
Pfizer y Gilead
Por parte del laboratorio patrocinador Pfizer estuvieron presentes su director general en España, Sergio Rodríguez, y su directora de Corporate Affairs, Concha Serrano. En cuanto a Gilead, estuvo representado por su directora de Government Affairs, Tania Furtado.