El TSJ de Madrid no acepta convertir en fijo a un médico con 14 contratos eventuales

Ya había sido nombrado interino

Guardar

Enrique Ruiz EscuderoEl Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha desestimado el recurso de apelación de un trabajador del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) contra una sentencia que denegaba su conversión en personal fijo, a pesar de contar con 14 contratos eventuales consecutivos, por considerar que ya había sido nombrado como interino.

En su recurso, el demandante solicitaba que la Administración madrileña procediera a su nombramiento como empleado estatutario fijo con destino en el SERMAS o, subsidiariamente, como empleado estatutario equiparable a los fijos al servicio de la propia Administración, bajo los principios de permanencia e inmovilidad, con todos los derechos y obligaciones inherentes, en régimen de igualdad con los facultativos estatutarios fijos comparables con destino en el servicio sanitario.

También que acordara aplicarle las mismas causas, requisitos y procedimientos para su cese en sus puestos de trabajo que la ley establece para los homónimos facultativos estatutarios fijos, y a permanecer en el puesto de trabajo que actualmente desempeñan, con los mismos derechos y con sujeción al mismo régimen de estabilidad e inamovilidad que rigen para sus homónimos estatutarios fijos comparables y, todo ello, como sanción al abuso en la relación temporal sucesiva y para eliminar las consecuencias de la infracción de la Directiva Europea 1999/70/CE.

Igualmente, pedía que le reconociera el derecho a la retribución complementaria de la Carrera Profesional, en idénticas condiciones y cuantías que sus homónimos empleados estatutarios fijos con destino en el SERMAS, condenando a la Administración demandada a abonarle este complemento, con las mensualidades atrasadas, en cuanto no estén prescritas. Además, sugería que se obligara a "las reformas y modificaciones normativas" necesarias para acabar con esta práctica abusiva.
En fraude de ley
En la sentencia primera, según recoge ahora el TSJM, se admitía "sin ambages" que la Administración madrileña "ha hecho una práctica abusiva de la hilvanación de contratos temporales en contra del espíritu de la Directiva 1999/70/CE, pudiendo considerarse que la culminación de estos contratos ha sido llevada a cabo en fraude de ley, lo que debe tener su correspondiente repercusión en el ámbito de regulación de los derechos que asisten a los trabajadores que se han visto afectados por esta práctica".

"Con todo, se considera en la sentencia que tal situación solo puede resolverse por vía de regulación normativa para la que solo la Administración está facultada haciendo uso de la iniciativa legislativa. Por otro lado, se niega en la sentencia que la Directiva 1999/70/CE establezca el derecho de los trabajadores a obtener ciertas prebendas o beneficios en el ámbito de su relación laboral, sino que la propia jurisprudencia europea remite a los Estados miembro para que acometan la labor de regular la situación", expresa la sentencia.

Además, hace referencia a que el proceso recurrido ponía de relieve que la jurisprudencia española no admite la conversión del personal temporal en funcionario de carrera o estatutarios fijos por la existencia de irregularidades en los nombramientos temporales. Y, agrega, a modo de conclusión, que el demandante había tenido la oportunidad de participar en el concurso para cubrir plazas en el colectivo de personal estatutario fijo.
Sobrecarga de información jurídica
A juicio del TSJM, existe en el recurso "una sobrecarga de información jurídica relativa a la utilización sucesiva de la contratación temporal con la que no es necesario operar y que puede generar dificultades para comprenderlo y, en cambio, se soslaya un dato que la Sala considera que constituye la primera premisa de nuestro examen y que, como enseguida veremos, nos obliga a disentir de la tesis actora".

"Ese dato silenciado que, no obstante, queda reflejado es que el médico internista don Doroteo desde el 24 de mayo de 2015 - antes de presentar el escrito que dio lugar en definitiva a las respuestas de la Administración - tiene la condición de personal estatutario interino, desde entonces no cabe hablar de nombramientos consecutivos, bien es verdad que hasta ese nombramiento fue nombrado sucesivamente personal eventual para prestar servicios en el Hospital Virgen de la Torre", prosigue en su explicación.

"Son hasta 14 los nombramientos realizados con ese carácter de personal eventual. Pero a partir del nombramiento como interino, por el régimen jurídico aplicable ( art. 9.2 del Estatuto Marco del Personal Estatutario, Ley 55/2003 ), no cabe hablar de sucesión de contratos", a juicio de este tribunal madrileño, que añade que "en el año 2015 ha sido realizada convocatoria para cubrir plazas de especialista de Medicina Interna primaria, pero el recurrente no superó el proceso selectivo".

"Era innecesario, por tanto, poner tanto énfasis en las consecuencias de la sucesión de nombramientos como personal estatutario eventual y en la observación de que las funciones desempeñadas eran las correspondientes al personal fijo para cubrir necesidades de carácter permanente, habitual y continuado por déficit estructural, pues su nombramiento desde 24 de mayo de 2015 no es ya fue para los supuestos del art. 9.3 del Estatuto Marco del Personal Estatutario", razona el mismo organismo judicial.
No puede considerarse abusiva
Además, añade que "ni siquiera" para el personal eventual en el que se concatenan nombramientos sucesivos en forma abusiva son predicables las consecuencias que propugna el demandante, esto es, un nombramiento como personal estatutario fijo y aplicación de las mismas causas, requisitos y procedimientos para su cese en sus puestos de trabajo establecidos para los homónimos estatutarios fijos.

En consecuencia, el tribunal considera en su pronunciamiento que "en el caso de los interinos no se produce sucesión de nombramientos que pueda considerarse abusiva" y, por tanto, decide desestimar el recurso de apelación interpuesto por el médico del SERMAS.