El Tribunal Supremo establece que no procede indemnización tras cese de interinos por sustitución

Aplica los criterios fijados por el Tribunal de Justicia de la UE

Guardar

El Pleno de la Sala Cuarta del Tribunal Supremo ha dictado una sentencia en la que resuelve la cuestión relativa a la indemnización aplicable a los contratados al servicio de organismos públicos en régimen de interinidad por sustitución de otro trabajador -entre los que se encuentran los profesionales del ámbito sanitario- con derecho a reserva de puesto, cuando son cesados por reincorporación del sustituido, y establece que no procede indemnización.

En este fallo, la Sala aplica los criterios fijados por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de 21 noviembre de 2018 (asunto de Diego Porras II, C-619/17), dictada como consecuencia de una cuestión prejudicial elevada por la propia Sala Cuarta, a fin de precisar el alcance de una sentencia anterior de la misma instancia judicial de ámbito comunitario, de 14 de septiembre de 2016.

El Tribunal Supremo señala que el de la Unión Europea (UE), en la segunda de sus sentencias respecto del mismo asunto, reconduce la cuestión y, tras haber sugerido lo contrario en la primera sentencia, más tarde. en la segunda de ellas niega que sea contraria a la Directiva Comunitaria sobre discriminación de contratados temporales la norma de derecho interno español que no aplica indemnización alguna en caso de vencimiento regular del contrato de interinidad por sustitución de otro trabajador con derecho a reserva de puesto de trabajo.
Despidos por causas objetivas
El Alto Tribunal explica que cuando el contratado interino cesa por reincorporación del trabajador sustituido, el así cesado no tiene derecho a la indemnización que se otorga a los despidos por causas objetivas, de 20 días de indemnización por año de antigüedad.

Además, el Tribunal Supremo añade que ni siquiera se aplica al contrato de interinidad por sustitución de otro trabajador la indemnización fijada en otros casos de vencimiento de contrato temporal (12 días por año). La sentencia cuenta con voto particular de dos magistrados de la Sala.