El T. Supremo ratifica el conflicto colectivo sindical contra Previsión Sanitaria Nacional (PSN)

SE TRATÓ DE NINGUNEAR A LOS SINDICATOS

Guardar

tribunal_supremo_senLa Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha desestimado el recurso de casación interpuesto por Previsión Sanitaria Nacional (PSN) contra la sentencia de la Audiencia Nacional que falló a favor de los sindicatos representativos de la mutua de seguros frente a la pretensión de los directivos de ésta de saltarse la negociación del  convenio colectivo y, en sustitución de éste,  haber recurrido a la firma de acuerdos individuales con los trabajadores.

En la Sentencia del Tribunal Supremo, fechada el 22 de junio de 2016, la Sala de lo Social resuelve el recurso de casación ordinario interpuesto por PSN contra la dictada por la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional el 27 de febrero de 2015, en el proceso de conflicto colectivo instado por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), la Federación de Servicios de Comisiones Obreras y la Federación de Servicios de UGT.  En su fallo, el Tribunal Supremo ratifica, en contra de la actuación de la dirección de PSN, que está vigente el Convenio Colectivo de la mutua firmado en 2001, así como que los representantes sindicales de las tres formaciones señaladas tienen capacidad legal para negociar el convenio colectivo de la empresa, aunque sólo hubieran sido elegidos en la sede de Madrid en donde hay 120 trabajadores, por más que la empresa cuente con hasta 425 en el conjunto de sus oficinas en España.
Pronuncimiento de la Audiencia Nacional
Después de haber constatado la negativa de PSN a negociar un nuevo convenio colectivo, tras haber concluido un año más de la prórroga del firmado en 2001 y haber recurrido a acuerdos individuales con los trabajadores, los sindicatos de la mesa negociadora presentaron una demanda ante la Audiencia Nacional, que la estimó y declaró vigente el convenio colectivo de PSN de 2001 y de aplicación a todos los trabajadores de la empresa; asimismo, declaró contrarias a derecho, y por tanto nulas, las comunicaciones de la empresa a la Dirección General de Empleo denunciando el convenio y a la representación de los trabajadores de 24 y 28 de octubre de 2013 en todo su contenido. También declaró contrarios a derecho y nulos los acuerdos individuales suscritos por los trabajadores de la empresa en el mes de octubre de 2014  por vulnerar el derecho a la libertad sindical en su vertiente a la negociación colectiva.

Recurrida la sentencia de la Audiencia Nacional, ahora, en el fallo del Tribunal Supremo, el Ministerio Fiscal considera el recurso improcedente. Y, luego, uno a uno se rechazan los cuatro motivos expuestos por PSN para su recurso de casación, como es la legitimidad de los representantes de los tres sindicatos, elegidos únicamente en la sede de Madrid para representar a los 425 trabajadores de la empresa en las distintas delegaciones; el segundo motivo, también desestimado, se refiere a que el ámbito del conflicto colectivo afecta a la totalidad del ámbito de la empresa; en cuanto al tercer motivo, la vigencia del convenio colectivo, pone de manifiesto cómo está recogida la renovación del convenio sin que se haya firmado otro nuevo, como había venido ocurriendo en los últimos años; y, finalmente, se desacredita la decisión del empresario (PSN) de recurrir a acuerdos individuales que pueden implicar una lesión de la libertad sindical si suponen un atentado relevante para la negociación colectiva. Y, entre otras cosas, dice la sentencia del T. Supremo que "la transcendencia de la medida adoptada por la empresa tiene tal entidad como para afectar al propio sistema de actuación de la voluntad colectiva a través del correspondiente convenio..."