Francisco Valencia
Francisco Valencia

El sueño causó la muerte a 800 personas en las carreteras entre 2011 y 2015

Según un estudio de la Fundación Línea Directa

Guardar

La Fundación de la compañía aseguradora de vehículos Línea Directa ha estimado, a través del estudio 'Influencia de la somnolencia en los accidentes de tráfico en España (2011-2015)', que el sueño fue la causa de muerte de 800 personas en este periodo de tiempo, una cifra que presenta coincidiendo con el comienzo de la época estival, cuando se producirán casi 90 millones de desplazamientos en las carreteras españolas según la Dirección General de Tráfico (DGT).

El director general de esta Fundación, Francisco Valencia, aseguró que para justificar este estudio se basaron en que "la somnolencia es un asunto poco investigado, ya que se suele enmascarar como distracción en los partes de atestados de tráfico". En concreto, sobre los datos registrados en el documento, el máximo representante de esta entidad aseguradora afirmó que el 60 por ciento de los accidentes son causados por infracciones, como saltarse alguna norma de circulación, y el 40 por ciento de los mismos por distracciones.

Respecto a estas últimas, Valencia destacó que "no hay forma objetiva de saber si la somnolencia es la causa del accidente, como si lo pueda ser una analítica que indique el porcentaje de alcohol o drogas en sangre". No obstante, el director general de la Fundación Línea Directa señaló que "es uno de los datos más desconocidos pero a su vez de los más generales en la conducción".

Referente a la metodología del estudio, realizado en colaboración con la Fundación Española para la Seguridad Vial (FESVIAL), Valencia indicó que "se han analizado, en profundidad, 442.000 accidentes registrados desde 2011 a 2015, de los cuales 20.600 son atribuidos a la somnolencia". Estos datos, "se corroboran con una encuesta efectuada a 1.700 conductores de toda la geografía española que perciben el sueño como un problema grave que pone en riesgo la vida de millones de personas".
Resultados del análisis
Pese a la gravedad del problema de la somnolencia en la conducción, el director de la Fundación Línea Directa aseguró que "las campañas de concienciación de las Administraciones parecen no ser muy efectivas, ya que alrededor de 13 millones de conductores no siguen las recomendaciones de la DGT sobre la necesidad del descanso, que aconsejan que sea de 20 a 30 minutos cada 200 km o cada dos horas".

Francisco Valencia Francisco Valencia

Por otro lado, como evidencia de esta investigación, 10,8 millones de las personas que se ponen al volante en nuestro país no leen los prospectos de los medicamentos para asegurarse de que sus efectos no van a poner en riesgo la seguridad durante la conducción por carretera.

Para Valencia, lo más llamativo de los comportamientos de los conductores no es la falta de información o desconocimiento de esta causa de accidente, "ya que el 77 por ciento de los automovilistas creen que la somnolencia puede ser igual o más peligrosa que el alcohol a la hora de ponerse al volante".

Desde el punto de vista científico, se define este estado como intermedio entre la vigilia y el sueño causado por la falta de descanso, bien por una razón puntual o bien por un trastorno crónico, como el insomnio, la hipersomnia, la narcolepsia o la parasomnia, entre otros. En este sentido, el estudio de la Fundación Línea Directa determina que el 25 por ciento de los españoles sufre alguno de estos trastornos y que el 5 por ciento lo padece de forma crónica.
Mapa de accidentalidad
Asimismo, esta entidad aseguradora de vehículos incluye en su análisis un mapa de la accidentalidad por somnolencia en la que se comparan los vehículos accidentados por esta causa con el parque total automovilístico de cada comunidad autónoma. De esta forma, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Baleares encabezan las regiones con más accidentes imputados a este estado.

accidentalidadEn relación con las razones en las que se basa ese incremento por encima de la media, Valencia añadió que "de las dos primeras parecen ser claras y atribuidas a la monotonía, la baja densidad de población y tener importantes autovías que conducen a los principales destinos turísticos". En el extremo opuesto a estas comunidades, se encuentran la región de Murcia, Madrid y Navarra, con tasas muy inferiores a la media nacional.

Entre las conclusiones del estudio, el director de la Fundación Línea Directa apuntó que "el 55 por ciento de los automovilistas fuerza al máximo, en sus viajes, para seguir conduciendo al sentir somnolencia y no paran para descansar; el accidente de este tipo es más frecuente durante el mes de julio, durante la madrugada por desplazamiento vacacional, al salirse de una vía y por conductores más jóvenes; y que de los 17 millones de personas que conducen, reconocen haber sufrido alguna vez  un microsueño o cabezada".

Como recomendación frente a esta causa de accidente de tráfico, Valencia incidió en apostar más por la concienciación de la población que por prohibiciones como medida para evitar la somnolencia al volante tales como, según indican los encuestados, que circulen camiones de noche o limitar la movilidad en horas nocturnas.