Estudio Pediatría
Estudio Pediatría

El retrato robot de la Pediatría corresponde a una mujer con una excelente formación y trabajo en el sector público

Guardar

A grandes trazos, el retrato robot de los pediatras españoles corresponde a una mujer con una excelente formación que trabaja en el sector público sanitario, concretamente en centros de atención primaria. Así lo indica el estudio 'La salud, los estilos de vida y las condiciones de trabajo de los pediatras en España', un trabajo realizado por la Fundación Galatea con el apoyo de Laboratorios Ordesa (España), presentado este jueves en la sede de la Organización Médica Colegial (OMC).
La interferencia del doctor Google
Aproximándonos más al retrato, se advierte que el 25 por ciento de la especialidad tiene estudios de doctorado, disfruta de su trabajo, aunque considera que las condiciones laborales son mejorables y que la crisis lo ha empeorado (un 58 por ciento). Otro factor que dificulta el ejercicio profesional es la irrupción de internet. Las continuas consultas por parte de los progenitores de los niños al 'doctor Google' es considerada por el 84, 5 por ciento de los más de 1.000 pediatras consultados - de todas las edades- como un factor que interfiere negativamente en el desarrollo de la consulta y que Isabel Montoya señaló como causante de “someter a los médicos a un examen sobre su capacidad”.
Un estudio triplemente pionero
Como principales virtudes y novedades aportadas por el estudio se apunta a que se trata del primero que se hace a nivel de toda España y que se centra en una especialidad, así como que es la primera vez que se ahonda en la salud de los médico y cómo la entiende el propio colectivo. Así lo indicaron tanto Antoni Arteman, gerente de la Fundación Galatea, como Isabel Montoya, pediatra y presidenta del Colegio Oficial de Médicos de Murcia, quién anotó que se da la paradoja de que “los profesionales de la medicina suelen cuidar su salud de una forma deficiente”.

Juan José Rodríguez Sendín, en su calidad de presidente de la Fundación Para la Protección Social de la OMC, presentó la Fundación Galatea, creada en 2001 por el Colegios de Médicos de Cataluña, como una institución cuya finalidad es promover la salud, el bienestar físico y mental así como la calidad de vida del colectivo médico y de la población atendida por estos.

Miquel Vilardell, presidente de la Fundación Galatea, se refirió a la fragilidad del médico en cada una de las etapas de su vida profesional y a como la presión de las políticas profesionales crean problemas de salud, psicológicos y de adicción en ellos. Y precisamente en atender esos problemas, sensibilizar a los gestores y políticos, fijó la actuación del organismo que preside.

El director de Laboratorios Ordesa España, José J. Alonso, habló de colaboración con el médico con el objetivo de mejorar la salud infantil.
Acotando el perfil profesional
Lucía Baranda, directora del estudio

La directora del estudio, la socióloga Lucía Baranda, dio algunos datos que nos aproximan más al retrato de una profesión “muy feminizada”, con una media de edad de 47,9 años  en el caso de las mujeres, frente a una media de 54,8 años de los hombres. Los asalariados también corresponden en su mayoría a las mujeres, sobrecargadas por el trabajo casero que supone el doble de horas de los que le dedica su pareja masculina. A lo que hay que añadir que los pediatras masculinos tienen una mayor diversidad de situaciones profesionales y una mayor presencia en centros privados y hospitales.

La inseguridad laboral afecta a un 20 por ciento del colectivo pediátrico y en un 44 por ciento a los menores de 40 años. Un dato importante es que el 70 por ciento del conjunto considera escasas las perspectivas de promoción y cargo de mando, especialmente en el sector público y especialmente en centros de salud.

Aunque los pediatras poseen unos hábitos de vida saludables, ya que suelen practicar ejercicio físico, son por lo general poco fumadores y bebedores comparados con la población en general, duermen una hora menos y buena parte de ellos no siguen las recomendaciones de la OMS.
Un 20 por ciento de trastornos mentales
Un 20 por ciento de los mismos presenta alguna posibilidad de trastorno mental no grave frente al 10 por ciento que se da en la población. Otro dato indica que la mitad de ellos no tiene médico de cabecera ni historia clínica y que comenta sus problemas de salud con algún colega; por otra parte una situación común a los médicos en general.

El consumo de fármacos por parte de estos especialistas es elevado: el estudio eleva al 80 por ciento los pediatras que han ingerido fármacos en los últimos quince días (sobre todo analgésicos y antinflamatorios); por otra parte es habitual entre los médicos en general que tienden a automedicarse.

El estudio indica que los pediatras son más dados que otros médicos a vacunarse (dos tercios), si bien se desconoce en qué proporción pues los datos, muy variables, impiden una certera comparación.

Pese a todo ello los pediatras españoles (80-90 por ciento) perciben su propio estado de salud como buena, excelente o muy buena

El impacto de la crisis económica en las familias españolas ha tenido sus consecuencias en el trabajo de estos profesionales. Queda reflejado en que 1 de cada 4 niños atendidos pertenecen a familias dañadas por la crisis; situación que redunda en el abandono de buenos hábitos alimenticios y en una disminución en la afluencia a las clínicas privadas.