El PSOE quiere hacer de la Atención Primaria una prioridad política

Reivindicación expuesta en la 'Jornada Atención Primaria 2025' de la OMC

Guardar

marlasca-rico-garrote-aguilera-sosa (2)
marlasca-rico-garrote-aguilera-sosa (2)
El PSOE, por mediación de su portavoz sanitario en la Asamblea de Madrid, José Manuel Freire, ha pedido a la sociedad en general, empezando por los miembros de su propio partido que todavía no lo tengan claro, que la Atención Primaria (AP) se convierta, de una vez por todas, en prioridad política.

Este posicionamiento político fue planteado durante la doble jornada que la Organización Médica Colegial (OMC) dedicó al horizonte de la Atención Primaria hacia 2025. En el encuentro se presentó el documento 'AP25', donde se propone la búsqueda de otro modelo diferente e innovador que potencie las capacidades de microgestión de los profesionales sanitarios, a través de unas peticiones de la OMC para AP básicas.

Equipo responsable del documento "AP25" de la OMC
Antibióticos y políticos
La primera de estas jornadas coincidió con la toma de posesión del presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), el doctor Serafín Romero, quien inauguró el encuentro desde su condición de médico generalista. Le acompañaron otros médicos y dos políticos para hablar de profesionalismo, autonomía y liderazgo clínico, en una mesa moderada por el representante nacional de la Vocalía de Médicos de Administraciones Públicas de la corporación, el doctor Antonio Fernández-Pro.

Participaron en el debate el secretario del Colegio Oficial de Médicos de Valladolid (Comvalladolid), el doctor José Luis Almudí Alegre; el vocal de AP Rural del Colegio Oficial de Médicos de Badajoz (ICOMBA), el doctor Juan José Torres Vázquez; el ex presidente del CGCOM, el doctor Juan José Rodríguez Sendín; y la representante de Podemos, la doctora Antonia Botejara, junto a un político de Ciudadanos. Como resumen de la sesión, Juan José Rodríguez Sendín destacó la importancia de contribuir a un buen uso de los antibióticos desde Atención Primaria. Por otro lado, Amparo Botejara disertó, con planteamientos de género, sobre la Medicina entendida como una profesión hecha mayoritariamente por mujeres.

Juan Manuel Rodríguez Garrote Juan Manuel Rodríguez Garrote
Protección social
La segunda jornada se estrenó con la mesa relativa a las estructuras solventes en AP. Así, se analizaron la financiación, las plantillas, las condiciones laborales, la feminización y la gestión clínica. Todo desde un enfoque complementario al de la víspera.

Actuaron como moderadores, el secretario general del CGCOM, el doctor Juan Manuel Garrote, y el vocal rural del Colegio Oficial de Médicos de Salamanca (Comsalamanca), el doctor José Luis Garavis González.

Juan Manuel Garrote repartió chapas-pin conmemorativas de los 100 años la Fundación para la Protección Social de la OMC (FPSOMC). Aprovechando ese momento, recordó que, antes de su sistema social, las viudas y huérfanos de los médicos quedaban prácticamente en la indigencia, tras la muerte de sus cabezas de familia.

Manuel Ortega Marlasca Manuel Ortega Marlasca
Causa general contra subastas y gestión clínica
El vocal de AP del Colegio Oficial de Médicos de Cádiz (Comcádiz), el doctor Manuel Ortega Marlasca, se presentó a sí mismo como "enfermera" y médico de Familia, dos profesiones muy feminizadas.

En la búsqueda de la "paridad", que este ponente atribuyó a la capacidad de parir, el ponente recordó que los 17 años de gestión clínica en Andalucía (desde el año 2000) sólo han permitido contratos gerenciales con fines economicistas, que priorizan los gastos de farmacia y la asistencia sanitaria a toda costa. Criticó Manuel Ortega Marlasca el concepto de "diferido", que ha hecho fortuna en el Servicio Andaluz de Salud (SAS), dentro de una Sanidad autonómica donde el sustituto es tan raro como el lince ibérico, según ironizó.

De igual forma, el representante de la corporación gaditana encontró inaceptable que los especialistas devuelvan derivados los pacientes a AP, donde los médicos no pueden pedir resonancias magnéticas, aunque sí interpretarlas, ni tener opinión en los reingresos hospitalarios. Además, y sobre la cronicidad, el enfermero y médico andaluz encontró delirante el portal web habilitado por la Sanidad andaluza.

Entonces, Ortega Marlasca distinguió los cometidos establecidos por el SAS, entre objetivos comunes (37,5%), específicos (37,5%) y críticos (20%). Entre los primeros, puso de ejemplo del control de los antibióticos y, de los últimos, el gasto de folios o un transporte sanitario inexistente en su centro de salud, sin ir más lejos.

Finalmente, y contra las subastas andaluzas de medicamentos, el ponente avisó de que hay muchos pacientes que se quejan de que al sacar su blíster del ibersartán es tan mala la fabricación que el comprimido sale pulverizado.

Remedios Rico Urios Remedios Rico Urios
Feminización imparable
La vocal de AP Rural del Colegio Oficial de Médicos de Tarragona (Comtarragona), la doctora Mercedes Rico Urios, encontró poco afortunado el término "feminización", aunque no propuso otro alternativo. Dado el fenómeno de la mayoría femenina entre los médicos, la ponente trajo a colación el debate recogido por una revista británica como eco de una disputa habida entre la escocesa Universidad de Edimburgo, que estimó que había demasiadas mujeres en la Medicina, y la británica Escuela de Ciencias Médicas de Londres, que  aseguró lo contrario.

Según datos de la ponente, en 2015, el 73 por ciento de los médicos de Familia y Comunitaria ya eran mujeres en España. En un área donde el recorte presupuestario es del 14,7 por ciento, equivalente a 1.500 millones de euros. Resumió que la feminización debería ser un incentivo para acabar con la precariedad laboral de los médicos. Por ello, Mercedes Rico Urios pidió mejores condiciones profesionales, estabilidad plantillas, flexibilidad de horarios y conciliación laboral.

Vicente Matas Aguilera Vicente Matas Aguilera
A por el 1,19% del PIB
El representante nacional de la vocalía de AP Urbana de la OMC, el doctor Vicente Matas, pidió una financiación adecuada, suficiente y equitativa para AP. Para ello, propuso un incremento paulatino de su dotación en el periodo 2017-2025, hasta llegar a un 17,3 por ciento del PIB, lo que equivaldría ocupar el 1,19 por ciento del PIB español y generar 2.200 nuevas plazas a cubrir. Según sus palabras, las más de 40 consultas que hay que atender al día y la falta clamorosa de sustitutos explican las "inexplicables" demoras en la atención en AP.

Gabriel del Pozo Sosa Gabriel del Pozo Sosa
Sobrecargados y mal pagados
El vicesecretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), el doctor Gabriel del Pozo Sosa, no entiende que los médicos tengan la misma categoría funcionarial que los jueces y fiscales, y cobren, desde el minuto uno, 500 euros menos que ellos en su salario base.

Por lo anterior, el representante sindical pidió una retribución específica para los médicos, con un fijo de 1.500 euros como salario base y 50 euros por trienio, productividad de entre 500 y 1.000 euros al mes, dentro de una exclusividad que debería estar en el 20 por ciento de la nómina y opción a entre 300 y 600 horas extraordinarias al año, voluntarias y con fiscalidad más suave por ser sostén de la Sanidad Pública. Una retribución que también debería acabar, en opinión del ponente, con el "carajal" del complemento de carrera profesional, que está congelado o ultracongelado, según cada territorio autonómico.
Medicalización y política
Hubo también una tercera mesa sobre temas tan diversos como los instrumentos para la práctica clínica, que son medicalización, cronicidad, prevención cuaternaria y seguridad del paciente, nuevas tecnologías, formación e investigación en AP. La condujo el representante nacional de la vocalía de AP Rural de la OMC, el doctor Josep Fumadó.

José Manuel Freire, Josep Fumadó, Santiago Tomás Vecina y Salvador Casado Buendía José Manuel Freire, Josep Fumadó, Santiago Tomás Vecina y Salvador Casado Buendía
Sociedad del malestar
El profesor de planificación y economía de la salud de la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III, el doctor José Manuel Repullo, señaló que hemos pasado del paternalismo de la palabra "paciente" a la de "cliente", lo que ha permitido la medicalización de una "sociedad de malestar".

En ese sentido, el ponente observó que los exámenes, el resfriado yel desamor son cosas de la vida que no deben desembocar en un diagnóstico de depresión. Como otro ejemplo de medicalización, expuso la lucha de los médicos comunitarios cuando tienen que convencer a mujeres de menos de 50 años de que hacerse una densitometría no tiene sentido en su caso, sobre todo si un político lo ha prometido antes. Así se dan casos, en los que hay guías clínicas, seguidas al pie de la letra, que prescriben a toda mujer de 70 años, 12 medicamentos al día en cinco tomas, sin distinguir su necesidad.

En la búsqueda de la prevención cuaternaria y seguridad, también relató el ponente la situación sufrida en el Reino Unido cuando se estimuló a los médicos generalistas con 55 libras por cada demencia senil detectada de manera precoz, lo que desbordó los recursos e infraestructuras sanitarias. Además, José Manuel Repullo atacó conceptualmente el entramado constituido por laboratorios, publicaciones médicas y asociaciones de pacientes dúctiles, a la hora de empujar las evidencias científicas, según su criterio. Un movimiento ya consolidado que explica que estén a la baja los visitadores médicos, manifestó.

Añadió este profesional sanitario la necesidad de considerar la Medicina como arte, hecho por "surfistas" de la atención clínica, y recomendó a los médicos jóvenes que se acostumbren a trabajar con la incertidumbre sin esperar que todo esté protocolarizado. Además de actualizar el juramento hipocrático.
Seguridad del paciente
El director gerente de la Fundación FIDISP, el doctor Santiago Ramón Vecina, definió seguridad del paciente como el trabajo por la calidad que evita los daños que se derivan de la asistencia sanitaria. Tras confesar que su puesto de responsabilidad no es muy popular en su entidad sanitaria, disertó sobre la dimensión del problema, cuando fallan dichas calidad y seguridad.

De España, este ponente dijo que, según estudios realizados entre 2005 y 2011 , 18 de cada 1.000 visitas a AP se saldaban en aquellos años con algún problema de seguridad para los usuarios, principalmente por fallos de medicación o procedimientos, con un 70 por ciento de evitabilidad.

Situó también Santiago Ramón Vecina al país en el quinto lugar de Europa, por los costes que suponen sus fallos de seguridad. Sin olvidar que cuando ésta falla, lo sufre el paciente, el profesional sanitario, el segundo paciente que cae en el mismo fallo, si las prácticas no se subsanan, y el Estado, que tiene que pagar las indemnizaciones, si estas se derivan de la práctica médica.

José Manuel Freire José Manuel Freire
La Ley General, a pesar de todo
Completó la jornada José Manuel Freire, quien aseguró que la región es "territorio comanche". En su deconstrucción de la Sanidad española, herencia de la Ley General de Sanidad (1986), acudió a los datos del último informe de la OCDE, por los que España tiene buenas cifras de salud poblacional, al margen de la valoración que hace entre salud y trabajo, un poco ilusoria.

Como historia, Freire habló de la reforma sanitaria que lanzó Largo Caballero, aunque se viera truncada por la Guerra Civil. Transcurrida ésta, el socialista también comentó como el Franquismo recibió de tapadillo a William Beveridge, gran teórico del Estado del Bienestar.

De la Ley General de Sanidad, el representante del PSOE afirmó que nació con las limitaciones de que ya había Estatutos de Autonomía en Cataluña y Andalucía, y se habían hecho las transferencia sanitarias. Según él, la norma fue perdiendo artículos por el camino, sin que la situación se revirtiera en 2013, con la Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud (SNS), realizada mediante consenso político por el Gobierno del Partido Popular (PP). Sin embargo, estimó que en los últimos tiempos, la legislación no ha impedido que el Ministerio de Sanidad se convierta en otra cosa que una institución testimonial, generadora de estrategias más o menos orientativas.

En su repaso de las cosas buenas y malas del SNS, Freire aseguró que tenemos una buena Sanidad, aunque está claramente infrafinanciada (5,74% del PIB en 2017).  Denunció también que no hay derecho a la cobertura a la asistencia sanitaria, por ciudadanía y residencia, salvo a los que ganan más de 100.000 euros. Igualmente afeó que el propio sistema sanitario no tenga una web unitaria y que la flor y nata del pensamiento médico español, a través del Instituto de Salud Carlos III, esté subordinado al ministerio de Luis de Guindos, el de Economía.

Sobre el empleo público de médicos, el socialista recordó que en el INSALUD no se hacían OPE, por lo que propuso sacar cada plaza a concurso con un poco de antelación a cada jubilación, en lugar de las hornadas que alimentan la precariedad. En cuanto a los retrasos en la contratación pública de sanitarios, echó la culpa de los retrasos a las estrategias privatizadoras, al menos, en la Comunidad de Madrid. Freire también trufó su intervención de cierta melancolía en relación con el peso de su influencia en su propio partido.

Salvador Casado Buendía Salvador Casado Buendía
Desde lo alto de la mesa
Finalmente, el bloguero y especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, el doctor Salvador Casado, lamentó que el SNS no aproveche el talento que tiene. Pidió que se desinstale toda la tecnología sanitaria que embrutece al médico y que la práctica asistencial no sea una especie de 'fast food'. En definitiva, que los médicos sean un poco "estibadores" para tener espíritu de colectivo para conseguir más cosas. A ser posible, con el mayor uso de las redes sociales y nuevas tecnologías.