El IDIS, en desacuerdo con los cambios de cotización a la Seguridad Social

Por su impacto negativo en la sanidad privada

Guardar

Tras la publicación del Real Decreto-ley 16/2013, que amplía los conceptos retributivos computables en la base de cotización al Régimen General de la Seguridad Social, incluyendo entre otros los seguros de salud pagados por las empresas para sus trabajadores y familiares directos, el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) ha manifestado su desacuerdo con esta medida, que considera exclusivamente recaudatoria y que, considera, impacta de forma directa en el sector sanitario privado.

Asimismo, el IDIS puntualiza en un comunicado a prensa que:

- Esta medida supone un nuevo gravamen tanto a las empresas como a las familias, ya de por sí agobiadas por las altas tasas existentes. El seguro de salud es uno de los beneficios sociales de las empresas mejor valorados por parte de los trabajadores, y esta medida podría ponerlo en riesgo para los casi 3 millones de asegurados en pólizas de empresa.

- La medida, recaudatoria y regresiva, supone un varapalo más para el sector sanitario privado y va a tener un impacto directo en la contratación de seguros por parte de las empresas, en la supervivencia de los centros de provisión asistencial ante la probable disminución de asegurados y, por tanto, en el mantenimiento e impulso del empleo cualificado existente en la sanidad privada, sector generador de empleo que hoy cuenta con 234.000 trabajadores y representa el 2,45% del PIB.

- El Gobierno no ha tenido en cuenta que la contratación de seguros sanitarios privados contribuye a la descongestión de las elevadas listas de espera del SNS, que registran demoras medias de unos 100 días en el caso de intervenciones quirúrgicas no urgentes, con lo que puede empeorar de forma considerable el nivel individual y colectivo de atención sanitaria.

- Con esta medida no se pretenden más objetivos que el recaudatorio directo, sin evaluar el incremento de gasto que supondrá no disponer en el futuro de los ahorros generados al Estado por los usuarios de la sanidad privada (que estimamos en una cantidad media de 569 € por persona y año, cantidad claramente superior a la que se puede obtener con la medida impuesta).

- Decisiones como ésta nos harán perder posiciones en el ranking internacional de los sistemas sanitarios, al estar en riesgo la viabilidad futura de los centros privados e incrementarse considerablemente con su desaparición la carga asistencial de los públicos.

Finalmente, el IDIS concluye que:

• Es una medida de carácter exclusivamente recaudatorio y poco comprensible, ya que impacta negativamente y de forma directa en un sector generador de empleo que permite a los ciudadanos tener una asistencia sanitaria de calidad, sea accediendo al dispositivo público o al privado y con ello se está poniendo en riesgo la propia sostenibilidad del SNS.

• Se trata de una decisión paradójica, ya que a medio o largo plazo la recaudación conseguida será menor que el ahorro que hoy supone para las arcas del Estado el que una parte importante de la población utilice la sanidad privada.