El Foro de la Profesión Médica pide regular la responsabilidad de los estudiantes en la práctica clínica

Se suma al reclamo del CEEM

Guardar

foro_junio
foro_junio
El Foro de la Profesión Médica de España (FPME) ha acordado, en su última reunión celebrada en la sede de la Organización Médica Colegial (OMC), sumarse a la petición del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) de una regulación de la responsabilidad "en la práctica clínica" de los alumnos del Grado.

Este encuentro contó con la participación de, entre otros, el portavoz del Foro, el doctor Francisco Miralles; el presidente de la OMC, el doctor Serafín Romero; su homólogo en la Conferencia Nacional de Decanos de Medicina (CNDM), el doctor José Luis Álvarez-Sala Walther; y el presidente de Honor de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), el doctor Patricio Martínez.

Además, también intervinieron en esta nueva cita del FPME el presidente de la Federación de Asociaciones Científico-Médicas Españolas (FACME), el doctor Fernando Carballo; su homóloga en el Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud (CNECS), la doctora Pilar Garrido; el presidente electo de CEEM, Alejandro Iñarra; y su vicepresidenta de organización territorial, Andrea García.

"Se han mantenido conversaciones con los Ministerios de Educación y de Sanidad y han mostrado su predisposición al abordaje de este tema", explicó Francisco Miralles, en relación con la regulación de la responsabilidad en la práctica clínica de los estudiantes, tras lo que subrayó que lo que el Foro pide es "una reunión formal con las Administraciones para que den una solución inmediata al respecto".
Es "imprescindible"
En este sentido, el también secretario general de CESM expuso que la referida regulación "es imprescindible" debido a que las actividades de los alumnos, "en muchos casos, son controladas a través de convenios establecidos entre Universidades y centros sanitarios". "Los estudiantes tienen su responsabilidad pero ésta tiene que estar avalada por la Administración", aseguró.

"Hay alguna regla en cuanto a protección de datos, pero, a estas alturas, no se dispone de norma alguna que regule dicha responsabilidad de los futuros médicos, ni tampoco sobre sus funciones, cometidos, acceso a la documentación, pese a la Orden que emitió el Ministerio de Sanidad, que para el FPME no es suficiente", continuó Miralles, que añadió que se necesita "más homogeneidad en el conjunto del territorio español".

A juicio del portavoz del Foro, la pretensión es la "de dotar de mayor seguridad al estudiante a través de este tipo de medidas y, al mismo tiempo, diseñar cómo han de ser las prácticas que realiza en esta etapa formativa, tanto en los hospitales, como en los centros de salud". No obstante, también se refirió a otros asuntos, como un documento presentado por la OMC y la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS).
Documento sobre iatrogenia
Este informe, que ya fue mostrado a la Asamblea de presidentes en su última reunión, y que está protagonizado por la iatrogenia y los procesos de medicalización de la asistencia sanitaria, así como "su importancia para el conjunto del Sistema Nacional de Salud (SNS) y para la seguridad del paciente", fue expuesto en esta ocasión por el vicepresidente segundo de la OMC, el doctor Javier Font.

Según se indicó en la reunión, el documento en cuestión "aborda conceptualmente el problema, sus causas latentes de sobrediagnóstico y sobretatamiento, los ámbitos generales y específicos, consideraciones sobre las estimaciones de su impacto potencial y costes sociales". Tras ello, los miembros de CESM presentaron un texto sobre puestos específicos dentro del SNS, aprobado por su Comité Ejecutivo y elaborado por un Grupo de Trabajo.
Propuesta de CESM sobre puestos específicos en el SNS
"Se trata de una propuesta concreta sobre lo que se debe considerar un puesto específico, con el objetivo de que se puedan implantar de forma homogénea, en todos los Servicios de Salud del SNS", prosiguió Miralles, que agregó que, de esta manera, se plantean las bases que se considera "necesarias para desarrollar estos puestos específicos".

Por último, el Foro aprobó el texto definitivo que elaboró el Grupo de Expertos de la Comisión constituida para elevar la propuesta de que la relación médico-paciente sea reconocida como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).